Ir al contenido principal

Ellas y el Cine: Barbra Streisand

Hoy os quiero hablar de una mujer que se ha echado fama de “difícil” (¿perfeccionismo o sólo saber lo que quiere?), de la que me enseñó que nosotras también podemos hacer cine y lo que nos apetezca: Barbara Joan Streisand. O Barbra Streisand, como le conocemos los mortales. 

Barbra nació en Brooklyn, New York, el 24 de abril de 1942. Su padre murió al poco tiempo, y su familia vivía prácticamente en la pobreza. En el cole la pequeña Barbra destacaba por ser inteligente, pero también por su “falta de disciplina” (gritaba las respuestas a las preguntas de sus maestros aunque no le dieran la palabra, por ejemplo).

Cuando descubrió el cine y la televisión, Barbra supo que su futuro era ser famosa. Y se marcó como objetivo convertirse en actriz. Y como cantar se le daba bien, comenzó a explotarlo cantando en la calle con sus amigos y en el colegio cada vez que surgía la oportunidad. 

Su habilidad para cantar le ayudó a conseguir pequeñas actuaciones en bodas y una prueba en MGM Records, que fue su primer fracaso. Pero eso no la detuvo, y con el objetivo claro de convertirse en actriz de Broadway, se dedicó a aprenderse la biografía de otras actrices, sus obras favoritas y todas las teorías y técnicas de actuación que podía encontrar en la biblioteca local. 

En 1957 consiguió su primer papel en teatro, y decidió que aprendería el arte con la experiencia. Prefirió pasar de las clases de actuación, y a cambio enfocarse en trabajos detrás de bambalinas y en todos los pequeños trabajos como actriz que pudiera conseguir. 

Con 16 años abandonó la casa familiar y alquiló un pequeño apartamento en la ciudad de New York, justo en el distrito donde se encontraban los teatros, y continuó trabajando como lo que surgiera (siempre en el teatro, claro) y presentándose a cuanto casting hubiera. En 1960, consiguió un casting en The Sound of Music. Otro fracaso: el director no la consideraba indicada para el papel. Pero le dijo que incluyera el canto en su currículum, porque podía ayudarla. Y Barbra decidió que si era complicado conseguir trabajo como actriz, intentaría conseguirlo como cantante.

Grabó un demo, y comenzó a repartirlo en cada casting. Su novio la convenció de probar suerte en un concurso de talento en el Lion (un club gay de Greenwich Village). Barbra lo bordó, y consiguió que la invitaran a volver a cantar allí. Esto la llevó a conseguir más trabajos como cantante en bares, y comenzar a darse a conocer. Aprovechó estas oportunidades para acostumbrarse a hablar en público y hacer bromas, algo que también se le daba muy bien.

El tercer fracaso llegó con su primer papel en el teatro musical: Another Evening with Harry Stoones. La obra fue cancelada al día siguiente del estreno. Aún así, Barbra no se rindió: se hizo con un manager y continuó trabajando en bares sin parar. 

Y llegó su primer triunfo apenas unos meses después: I Can Get It for You Wholesale. Allí hacía un pequeño papel, pero su número musical era tan bueno que Broadway comenzó a considerarla como un nuevo talento. Además, el papel le consiguió una nominación al Tony y un premio de la asociación de críticos de New York.

De allí el siguiente paso: la televisión. Comenzó a aparecer en varios programas, y en 1962 llegó a Ed Sullivan. Allí conoció a Liberace, que la invitó a ser su telonera en Las Vegas. Y en 1963, llegó el primer disco. Con él, tres Grammys. Y un segundo disco sólo unos meses después. En tan solo un año, Barbra ya estaba cerca del objetivo que se había planteado.

En 1964 regresó a Broadway para al fin establecerse como actriz. Y lo hizo con Funny Girl, la que cuatro años después la llevó al cine de la mano de William Wyler. Su debut en el cine le dió su primer Oscar, que compartió con Katharine Hepburn debido a un empate. Su carrera en el cine continuó con papeles en musicales: Hello, Dolly! (Gene Kelly, 1969), On a Clear Day You Can See Forever (Vincente Minelli, 1970). De allí se pasó a la comedia. Y consiguió otra nominación al Oscar en este género por The Way We Were (Sydney Pollack,1973). La tercera llegó por la canción “Evergreen” de A Star Is Born (Frank Pierson, 1976), la cual también protagonizó. 

En 1969 había creado la companía de producción First Artists junto a Paul Newman y Sidney Poitier, la cual les permitía asegurarse derechos para desarrollar proyectos de cine propios. Con ella, rodó Up in the Sandbox (Irvin Kershner, 1972). Y, si bien lo de ser actriz no se le daba mal, a principios de los ochenta decidió que quería enfocarse en otras cosas. 

En 1972 había creado Barwood Films, su propia productora. Y en 1983 produjo Yentl, la cual escribió (aunque no esté su nombre en los créditos) dirigió y protagonizó. La película consiguió cinco nominaciones al Oscar, pero ninguna por el trabajo de Barbra... ¿fracaso? Diría que no. Barbra volvió a producir, dirigir y protagonizar dos veces más: The Prince of Tides (1991) y The Mirror Has Two Faces (1996). La primera consiguió nominaciones a Mejor Película y Guión en los Oscars del año siguiente. 

A los anteriores créditos como directora se suman los de tres de sus conciertos, y esperamos que pronto la película sobre Catalina la Grande. Su ficha de IMDB es larguísima: 78 soundtracks, 26 películas producidas, 24 como actriz, ocho veces directora y cinco guionista. Ni hablar de la cantidad de discos que ha lanzado: he perdido la cuenta.

Ha conseguido dos Oscars, diez Grammys, cinco Emmys, cuatro premios Peabody y nueve Globos de Oro, entre varios premios y nominaciones más. Barbra es una de las pocas personas en la historia en haber conseguido Grammy, Emmy, Oscar y Tony, y sólo ella y Mike Nichols han sumado el Peabody a esta lista. Nada mal para una chica que sólo quería ser famosa...


Cada semana os contaré la historia de una mujer: famosa o desconocida, contemporánea o no tanto, exitosa o no. Y quiero invitaros a que me ayudéis a darlas a conocer: podéis contactarme vía Twitter(@pantalla_adicta), Facebook o e-mail, y podéis hacerlo con nombres conocidos o contarme vuestras historias de familiares, amigas o vosotras mismas. Cualquier mujer que haya rodado un corto, medio o largo, que haya trabajado en un set, tiene espacio en este blog. ¡Espero con ansias vuestro aporte!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lugares de cine: las localizaciones de Pulp Fiction

Cuando era pequeña era muy fan de John Travolta (aún lo soy), y veía todo lo que él hacía. Eso me llevó a ver Pulp Fiction, una película que consiguió sorprenderme y me convirtió automáticamente en admiradora de Quentin Tarantino. En homenaje al 20º aniversario de esa película que me voló la cabeza, he recopilado algunas de sus localizaciones. La gran mayoría de los edificios donde se rodó la película ya no existen, pero pasarán a la historia como escenarios de un clásico. Hawthorne GrillEl comedor donde se rodó una de las escenas más famosas del cine de Tarantino ya no está en pie. Se encontraba en Hawthorne, Los Angeles, en el 13763 Hawthorne Boulevard.  Fue construido en 1956 (entonces llevaba el nombre Holly’s), y demolido poco después del rodaje de Pulp Fiction (1994). El piso de BrettEl edificio que visitan Vincent (John Travolta) y Jules (Samuel L Jackson) para vengar a Marsellus Wallace (Ving Rhames) tampoco sigue en pie. Se encontraba en la esquina de la Avenida Van Ness y H…

Historia del Cine: la Edad de Oro de Hollywood

Continuemos con la Historia del Cine norteamericano o, mejor dicho, la historia de la industria cinematográfica norteamericana. La semana pasada os conté cómo se establecieron los primeros estudios y por qué. Hoy cubriremos la época dorada de la industria, que oficialmente va desde finales de los años veinte hasta principios de los sesenta. La Edad de Oro de Hollywood nace oficialmente con el estreno de The Jazz Singer en 1927. El final de la era “silenciosa” del cine significó el aumento de las ganancias en taquilla. Las películas eran producidas con una fórmula efectiva: westerns, comedias, musicales, animadas, biográficas… Se solían utilizar los mismos equipos creativos para cada producción de los estudios. Se podía saber qué estudio producía cada película porque cada uno tenía un estilo particular y características únicas (hoy podemos adivinar quién dirige la peli, o quién hizo la fotografía o el sonido; pero os reto a adivinar qué estudio la produce). Los estudios también eran …

La familia Fonda: La tercera generación

Hemos llegado a la tercera generación de la familia Fonda que se ha dedicado al cine. Hoy toca hablar de Bridget (la hija de Peter Fonda), Vanessa Vadim y Troy Garity (hijos de Jane Fonda).
Bridget FondaBridget Jane Fonda nació el 27 de enero de 1964 en Los Angeles, California. Es hija de Peter Fonda y la artista Susan Jane Brewer. Su debut en cine fue con 5 años, interpretando a uno de los niños de la comuna en Easy Rider (1969). Su segundo papel, en el que tampoco hablaba, fue en Partners (1982).
Como su tía Jane, Bridget es una actriz de método: estudió en la universidad de New York y en el Instituto de Teatro de Lee Strasberg (mentor de su tía). En 1988 obtuvo su primer papel importante en Scandal (por el que ganó un Golden Globe), y ese mismo año rodó You Can't Hurry Love y Shag.
El papel que la puso en el radar fue el de una periodista en The Godfather Part III (1990). En 1992 obtuvo el protagónico en Single White Female, y participó en Singles (Cameron Crowe). En 1993 se g…