Ir al contenido principal

Begin Again


Me ha costado decidirme a ver Begin Again. Es lo que ocurre cuando te venden una película como “la nueva…” o “de los creadores de…”: que piensas que sabes más o menos lo que vas a encontrarte. Y, muchas veces, no es así. O al menos no del todo.

Begin Again es una película bonita, con un final que me ha parecido genial. No es una historia nueva: es la fusión de unas cuantas ideas ya usadas en cine. Y el resultado es bastante interesante. Sobre todo porque, si eres como yo y te planteas los desenlaces posibles para la película, descubrirás que es muy difícil acertar cuál será.

Tiene un par de secuencias que me han gustado mucho, y a un Mark Ruffalo que no puede resultar más adorable. Me ha gustado ver a Keira Knightley un poco menos “intensa” de lo normal, y estoy segura de que su mandíbula le ha agradecido el descanso.

La música de Begin Again, esencial para la historia, está bien pensada y seguro más de uno la encontrará pegadiza. Destaco las letras de las canciones y, particularmente, he disfrutado mucho de la música que “eligen” los personajes en determinadas escenas. No se me ha quedado pegada ninguna canción original, quizás porque no es el estilo de música que disfruto. De todas formas, me ha sorprendido que no terminara tarareando más que ciertos clásicos.

No quiero compararla con Once, pero no puedo evitarlo. Lo cierto es que no me ha dejado tan buena sensación, a pesar de que me lo pasé bien viendo Begin Again. Con ambas me enfrenté a la pregunta: “¿me saldrá miel por las orejas?”. Y con ambas me encontré con que no, que tienen el punto exacto de azúcar.

Y con ambas terminé sonriendo con el final aunque -en este caso- fue porque, de haber terminado como llegué a creer que terminaría... creo que hoy os hablaría de otro modo sobre Begin Again


Comentarios

Entradas populares de este blog

Lugares de cine: las localizaciones de Pulp Fiction

Cuando era pequeña era muy fan de John Travolta (aún lo soy), y veía todo lo que él hacía. Eso me llevó a ver Pulp Fiction, una película que consiguió sorprenderme y me convirtió automáticamente en admiradora de Quentin Tarantino. En homenaje al 20º aniversario de esa película que me voló la cabeza, he recopilado algunas de sus localizaciones. La gran mayoría de los edificios donde se rodó la película ya no existen, pero pasarán a la historia como escenarios de un clásico. Hawthorne GrillEl comedor donde se rodó una de las escenas más famosas del cine de Tarantino ya no está en pie. Se encontraba en Hawthorne, Los Angeles, en el 13763 Hawthorne Boulevard.  Fue construido en 1956 (entonces llevaba el nombre Holly’s), y demolido poco después del rodaje de Pulp Fiction (1994). El piso de BrettEl edificio que visitan Vincent (John Travolta) y Jules (Samuel L Jackson) para vengar a Marsellus Wallace (Ving Rhames) tampoco sigue en pie. Se encontraba en la esquina de la Avenida Van Ness y H…

Historia del Cine: la Edad de Oro de Hollywood

Continuemos con la Historia del Cine norteamericano o, mejor dicho, la historia de la industria cinematográfica norteamericana. La semana pasada os conté cómo se establecieron los primeros estudios y por qué. Hoy cubriremos la época dorada de la industria, que oficialmente va desde finales de los años veinte hasta principios de los sesenta. La Edad de Oro de Hollywood nace oficialmente con el estreno de The Jazz Singer en 1927. El final de la era “silenciosa” del cine significó el aumento de las ganancias en taquilla. Las películas eran producidas con una fórmula efectiva: westerns, comedias, musicales, animadas, biográficas… Se solían utilizar los mismos equipos creativos para cada producción de los estudios. Se podía saber qué estudio producía cada película porque cada uno tenía un estilo particular y características únicas (hoy podemos adivinar quién dirige la peli, o quién hizo la fotografía o el sonido; pero os reto a adivinar qué estudio la produce). Los estudios también eran …

La familia Fonda: La tercera generación

Hemos llegado a la tercera generación de la familia Fonda que se ha dedicado al cine. Hoy toca hablar de Bridget (la hija de Peter Fonda), Vanessa Vadim y Troy Garity (hijos de Jane Fonda).
Bridget FondaBridget Jane Fonda nació el 27 de enero de 1964 en Los Angeles, California. Es hija de Peter Fonda y la artista Susan Jane Brewer. Su debut en cine fue con 5 años, interpretando a uno de los niños de la comuna en Easy Rider (1969). Su segundo papel, en el que tampoco hablaba, fue en Partners (1982).
Como su tía Jane, Bridget es una actriz de método: estudió en la universidad de New York y en el Instituto de Teatro de Lee Strasberg (mentor de su tía). En 1988 obtuvo su primer papel importante en Scandal (por el que ganó un Golden Globe), y ese mismo año rodó You Can't Hurry Love y Shag.
El papel que la puso en el radar fue el de una periodista en The Godfather Part III (1990). En 1992 obtuvo el protagónico en Single White Female, y participó en Singles (Cameron Crowe). En 1993 se g…