Ir al contenido principal

Nymphomaniac: Vol.II

Nymphomaniac-Volume-II-Poster

La continuación de Nymphomaniac empieza sin rodeos, directamente llevándonos a donde nos había dejado. Y no sólo eso: en tres escenas, Lars von Trier nos lleva de paseo por su propio cine con imágenes que ya hemos visto en otras de sus películas, nos da una clase de iconografía, y nos mete de nuevo en la conversación con la pregunta que me hacía en la primera parte: ¿es un diálogo, o Seligman es simplemente un personaje que sirve para explicarnos los conceptos a los que asociar la historia?

Sin embargo, von Trier nos guarda una sorpresa: el dialogo de la ninfómana es con una persona asexual. Antagonismo y equilibrio que ya estaban presentes, pero que no habían sido explicados hasta ahora. Y despierta nuestra curiosidad por saber más acerca de Seligman.

Como en la primera parte, me quedaría con varias frases del guión. Pero lo que más me gustó fue la escena en la que se habla de la hipocresía del ser humano. Soy de las que defienden que von Trier escandaliza por no seguir las reglas, por echarnos en cara todo aquello que ocultamos y negamos como sociedad. Y en esa escena pone en boca de los personajes palabras que lo confirman.

Charlotte Gainsbourg se entrega por completo a von Trier, no hay nada que no haga por él. La entrega de esta actriz es increíble, se presta para los papeles más duros sin dudar. Estoy acostumbrada a la incomodidad y a la violencia del cine de von Trier, y en la segunda parte de Nymphomaniac no faltan escenas en las que lo he pasado mal.

Me maravilla como despierta en mí esa necesidad de continuar viendo a pesar de todo, cómo espero con ansias su próxima película a pesar de saber que me hará sufrir. Y me maravilla como sólo con la música ha logrado despertar mi memoria y el pánico en la escena del bebé en el balcón. Lo pasé fatal. Y, por supuesto, me encantó que se auto-homenajeara (y descubrir que tengo más frescas sus películas de lo que pensaba).

Me gustó que el cambio de actores (Charlotte y LaBoeuf) no fue al mismo tiempo. Cada personaje tuvo una evolución diferente, y eso esta reflejado en el momento en que cambian los actores que los interpretan. Por cierto, Gia LaBouef me ha gustado. No esperaba que me gustara su trabajo.

Y, por supuesto, me encanta la reflexión final, la comparación entre el hombre y la mujer. Me ha gustado que durante la película nos muestra otra perspectiva y nos hace reflexionar sobre la forma en que vemos el mundo. No es novedad, el cine de von Trier siempre lo hace.

Excelente final. Me ha parecido perfecto. Nymphomaniac no decepciona. Todo lo contrario. Son 4 horas que merecen completamente la pena. Y que no os engañen, hay mucho más que un par de escenas de sexo "explicito" en Nymphomaniac.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lugares de cine: las localizaciones de Pulp Fiction

Cuando era pequeña era muy fan de John Travolta (aún lo soy), y veía todo lo que él hacía. Eso me llevó a ver Pulp Fiction, una película que consiguió sorprenderme y me convirtió automáticamente en admiradora de Quentin Tarantino. En homenaje al 20º aniversario de esa película que me voló la cabeza, he recopilado algunas de sus localizaciones. La gran mayoría de los edificios donde se rodó la película ya no existen, pero pasarán a la historia como escenarios de un clásico. Hawthorne GrillEl comedor donde se rodó una de las escenas más famosas del cine de Tarantino ya no está en pie. Se encontraba en Hawthorne, Los Angeles, en el 13763 Hawthorne Boulevard.  Fue construido en 1956 (entonces llevaba el nombre Holly’s), y demolido poco después del rodaje de Pulp Fiction (1994). El piso de BrettEl edificio que visitan Vincent (John Travolta) y Jules (Samuel L Jackson) para vengar a Marsellus Wallace (Ving Rhames) tampoco sigue en pie. Se encontraba en la esquina de la Avenida Van Ness y H…

Historia del Cine: la Edad de Oro de Hollywood

Continuemos con la Historia del Cine norteamericano o, mejor dicho, la historia de la industria cinematográfica norteamericana. La semana pasada os conté cómo se establecieron los primeros estudios y por qué. Hoy cubriremos la época dorada de la industria, que oficialmente va desde finales de los años veinte hasta principios de los sesenta. La Edad de Oro de Hollywood nace oficialmente con el estreno de The Jazz Singer en 1927. El final de la era “silenciosa” del cine significó el aumento de las ganancias en taquilla. Las películas eran producidas con una fórmula efectiva: westerns, comedias, musicales, animadas, biográficas… Se solían utilizar los mismos equipos creativos para cada producción de los estudios. Se podía saber qué estudio producía cada película porque cada uno tenía un estilo particular y características únicas (hoy podemos adivinar quién dirige la peli, o quién hizo la fotografía o el sonido; pero os reto a adivinar qué estudio la produce). Los estudios también eran …

La familia Fonda: La tercera generación

Hemos llegado a la tercera generación de la familia Fonda que se ha dedicado al cine. Hoy toca hablar de Bridget (la hija de Peter Fonda), Vanessa Vadim y Troy Garity (hijos de Jane Fonda).
Bridget FondaBridget Jane Fonda nació el 27 de enero de 1964 en Los Angeles, California. Es hija de Peter Fonda y la artista Susan Jane Brewer. Su debut en cine fue con 5 años, interpretando a uno de los niños de la comuna en Easy Rider (1969). Su segundo papel, en el que tampoco hablaba, fue en Partners (1982).
Como su tía Jane, Bridget es una actriz de método: estudió en la universidad de New York y en el Instituto de Teatro de Lee Strasberg (mentor de su tía). En 1988 obtuvo su primer papel importante en Scandal (por el que ganó un Golden Globe), y ese mismo año rodó You Can't Hurry Love y Shag.
El papel que la puso en el radar fue el de una periodista en The Godfather Part III (1990). En 1992 obtuvo el protagónico en Single White Female, y participó en Singles (Cameron Crowe). En 1993 se g…