20 ene. 2016

Room

Hay dos actores por los que llevo unos cuantos años haciendo campaña para que se les reconozca el talento, y da la casualidad que este año ambos parecen ser quienes se llevarán el Oscar. Si no es la primera vez que me leéis es muy posible que sepáis a quiénes me refiero; pero por si acaso os cuento que se trata de Leonardo DiCaprio (ya considerado un eterno nominado) y Brie Larson.

Sí, la chica que de repente todos escucháis nombrar, a la que le ha salido más trabajo en un año que en toda su carrera, esa que últimamente parece estar hasta en la sopa. He perdido la cuenta de cuántos años llevo reivindicando el nombre de esta señorita (y murmurando por lo bajo que podría perfectamente haberle robado más de un papel a Jennifer Lawrence). Y ahora que ya tiene un Golden Globe en su haber por Room, me quedaba comprobar si se lo merecía.


No diré que no considere que se lo merece, pero sí que creo que lo que le ha conseguido salir a la luz ha sido una buena campaña: en Short Term12 estaba igual de fantástica; pero tanto la película como ella tuvieron mucha menos prensa y sólo se llevó a casa un Spirit Award. Y eso me da rabia. 

Me da rabia que la industria funcione de esa manera, y muchos buenos actores y buenas películas no obtengan merecidos reconocimientos si no hay grandes campañas de marketing detrás. Entiendo que es necesario hacer ruido, pero también que a veces no es posible porque algunos estudios no pueden permitírselo. Y eso también me da rabia: la imposibilidad de apoyar un producto bueno.

Más allá de eso, debo decir que Room me ha gustado mucho. Lenny Abrahamson me había generado sensaciones mezcladas cuando vi Frank, pero Room me ha dejado mejores sensaciones. La película no es perfecta. Tiene un par de detalles que no terminaron de convencerme, momentos en los que me pregunté si no había mejores recursos narrativos para resolver algunas escenas. Pero en general me ha gustado, y me ha emocionado cuando debía hacerlo. Quizás se podría haber hecho mejor, pero no creo que mucho mejor de lo que se ha hecho. 

Y, como dije antes, Brie Larson está fantástica. También lo está Jacob Tremblay. Ese niño puede llegar a tener una gran carrera por delante. Fue su trabajo el que más huella me dejó, porque de Brie no esperaba menos. 

Está claro que no va a resultar la gran ganadora el 28 de febrero, pero llegar a colarse entre las nominadas ya es una gran victoria. Puede que Brie Larson sí gane el Oscar, pero si no lo consigue al menos la puerta estará abierta y no dudo que lo consiga en el futuro: tiene un gran talento. 

Resta ver qué tal lo han hecho sus compañeras de categoría, y el Golden Globe no asegura nada (de eso Leonardo DiCaprio sabe bastante); pero lo importante es que su nombre está ya en boca de todos. Y si el 28 de febrero ella y Leonardo consiguen la estatuilla dorada, será una pequeña victoria para ellos y para esta seguidora de sus carreras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!