22 jun. 2015

Woman in Gold


El "modelo Weinstein" empieza a resultarme bastante predecible. Ya sé qué esperar cuando veo una película que lleva su sello y, lamentablemente, eso se traduce en que no me sorprenderé. El resultado siempre está bien empaquetado, algunas veces más entretenido que otras; pero no es nada nuevo. Y eso me ocurrió con Woman in Gold.

Hay cosas positivas: Helen Mirren (¿cuándo no es un placer verla?), Ryan Reynolds está bastante bien, Daniel Brühl (otro al que es un placer ver, aunque su papel sea poco interesante). Como buena fan de Orphan Black, también me gustó mucho ver a Tatiana Maslany. Aún así, creo que ninguno de los actores se exigió demasiado, pero porque la forma en que se contó la historia no pedía mucho más que lo que han dado.

Los flashbacks cumplen su función -y siguen una estética que parece ser la única que se aplica cuando se habla de la Segunda Guerra Mundial-, y la estructura resulta bastante predecible. Una cosa que me sorprendió fue ver a Katie Holmes haciendo un papel que podría haber hecho cualquier actriz con menos caché. Apenas tiene diálogos, y no se requiere mucho de ella. ¿Será que no da para nada más después de haber sido abducida por Tom Cruise? Y... me habría ahorrado completamente la secuencia final.

Woman in Gold sirve para conocer la historia de Maria Altmann y la famosa pintura de Klimt que retrata a su tía Adele Bloch-Bauer, para que nos recuerden que los nazis se repartieron un buen botín cuya mayoría no ha retornado a sus dueños. Pero, por momentos, me pregunté si en realidad lo que me estaban contando es cómo los norteamericanos son héroes y salvadores de las víctimas del mundo.

Más allá de que la historia de Maria fuera prácticamente igual a que han contado, ese mensaje que suele poblar varias películas estaba allí. Y no sé si vi Woman in Gold en un día en el que no estaba de ánimos para este tipo de cosas, pero creo que eso también ha jugado en contra de la película a mis ojos.


Creo que es hora de tomarme un descanso del cine producido por la Weinstein, de dedicar mi tiempo a otras historias. No sé si podré mantenerme alejada mucho tiempo (suelen producir películas que me interesa ver por diferentes motivos); pero estoy cansada de que siempre sean lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!