2 ene. 2013

De rouille et d’os

Desde que vi el trailer, moría de ganas por ver De rouille et d’os. Suponía que iba a ser durísima, pero nada como una película que haga sentir algo y me recuerde que estoy viva. Así que cuando me senté a ver De rouille et d’os reconozco que esperaba ver una película inolvidable, de esas que me tienen reflexionando acerca de lo que vi por días. No fue tan así.

Rouilleetdos

Lo primero que no esperaba es que todo sucediera tan pronto. Me tomó por sorpresa. Aún estaba disfrutando de la fotografía, el montaje de sonido, empezando a conocer a los personajes. Supongo que tampoco era secreto lo que iba a ocurrir, y claramente era parte de conocer a los personajes; pero me gustó que el conflicto fuera una forma de presentarlos. Como  me gustó –muchísimo- cómo el director se detenía siempre a retratar las manos de los personajes (que forman parte importante de sus personalidades).

Marion Cotillard tardó menos de media hora en conquistarme. Pedazo de actriz, nunca defrauda. Realmente hace que uno entienda lo que es pasar por un cambio tan grande. A la vez interpreta a un personaje muy fuerte, que logra superar la situación pidiendo ayuda y marcando límites cuando hace falta. Matthias Schoenaerts está muy bien en su papel, también, aunque no noté que le exigiera demasiado. De hecho, en el momento en que debería mostrar más debilidad lo noté aún frío, como su personaje. Y no, no le creí cuando se supone que se abre emocionalmente. De hecho, mi comentario fue algo como: “qué feo lo que hacemos cuando nos sentimos solos”.

Porque, si bien entendí la relación entre los personajes, no terminé de entender los sentimientos de ninguno de los dos. Lo normal es pensar que los une el amor, y sin embargo para mí los une la dependencia, la soledad y quizás una amistad. No vi nada más. Quizás es que estoy demasiado acostumbrada a un tipo de cine más “expresivo”, quizás vi lo que tenía que ver. No lo sé.

Trailer en VOS

Vi De rouille et d’os con expectativas de encontrarme una historia bastante diferente. Me sorprendió. Y eso me gustó. Como dije antes, también me gustó mucho la fotografía, me gustó Marion Cotillard, y me gustaron varios detalles narrativos. En resumen, me gustó mucho la película. La recomiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!