12 mar. 2012

The Apartment

the-apartment

Recuerdo que hace poco encontré esta película de oferta. El DVD costaba tres euros. Se lo comenté a mi madre indignada, ¿cómo podía ser que “regalasen” The Apartment y cobrasen lo que cobran por los estrenos? Claro, es genial que el DVD de un clásico cueste tan poco y esté al alcance de todos; pero ¿cuántos sabrán apreciar el valor de The Apartment en la historia del cine? ¿Costaría lo mismo si la gente comprase el DVD en masa? La verdad es que jamás esperé encontrarme un DVD de Billy Wilder entre las ofertas, jamás. Y menos The Apartment.

Y es que The Apartment nunca falla, es ponerla y en cosa de diez minutos ya he soltado la carcajada. Infalible. Tanto Jack Lemmon como mi adorada Shirley McLaine son capaces de hacerme reír con sólo un gesto, pero el nivel que alcanzan bajo las órdenes de Billy Wilder es insuperable. Ambos son capaces de decir mucho con sus gestos, más que con las palabras de sus personajes. Ella, con esos ojazos maravillosos, tan bien retratados por Wilder. Él, con esa capacidad de quedarse con cara de nada en pantalla y hacernos reír. Y el contraste de los dos, cada uno dentro de su propia historia; pero compartiendo una. Perfectos.

Es verdad que uno no se pasa la toda la película a las carcajadas, pero sí que –al menos yo- tenemos la sonrisa a flor de piel durante las dos horas. Porque la química de McLaine y Lemmon es tan grande que nos engancha. Y nos enamora. También hay otras cosas a destacar, por ejemplo a mí me encanta la dirección de arte de la película. Tanto la oficina como el apartamento -los dos escenarios principales- me parecen excelentes. Y el final, ese diálogo… The Apartment es un clásico en toda regla, como todo lo que ha hecho Wilder. Ya me diréis si no es indignante que ofrezcan el DVD junto a películas que a nadie le interesa coleccionar.

 

Trailer en inglés, sin subtítulos

4 comentarios:

  1. Que gran película!!! La verdad es que es un regalo haber encontrado esa oferta. Los clásicos suelen salir caros, salvo quizá que el negocio donde lo compraste no es de clásicos, y su clientela compra solo estrenos, entonces de ahí la oferta. Igual, no se entiende. ¿será que nosotros no demandamos tanto ese cine? que locuraaa.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue en un hipermercado. Claro que estaba de oferta porque nadie la compraba, pero es justamente eso lo que me dolió: que gastemos lo que gastamos en otras cosas y que un clásico esté regalado porque no lo consumimos. Me encanta que los clásicos estén al alcance de la mano, que pelis como El viaje a la luna de Méliès sean gratuitas y todos podamos verlas, lo que me indigna es que lo sean porque les hemos restado el valor que se merecen.

      Gracias por el comentario! Saludos

      Eliminar
  2. Adoro está película, y me encantan Lemmon y Wilder. Wilder es mi director favorito, asique puede que me cueste ser objetiva en este caso. La capacidad que tenía Wilder para tratar la "tragicomedia" era increíble. La pareja Lemmon y McLaine era muy buena por eso repitieron. Es una película que todo cinéfilo debería tener en su colección de DVD's. La dirección de arte es muy buena, comparto esa idea contigo. Si te apetece puedes echar un vistazo a mi crítica sobre una de mis escenas favoritas de la película (http://bit.ly/Act1V6). "El apartamento" forma parte de mi top 5.

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya con ver el título de tu blog está claro que adoras a Wilder. La escena del espejo roto es muy buena. Lo que más me gusta es verlos a los dos conviviendo, cuando él le cocina. Me parece muy natural, sin adornos ni demasiado elaborado.

      Gracias por el comentario :)

      Eliminar

¡Habla! ¡Te leo!