9 mar. 2010

¿¡Por qué!?

¡Qué aburrido que fue este año! Si bien los presentadores y los guionistas se salieron del molde recurriendo a bromas bastante fuertes para la ceremonia (aunque sí censuraron a Sacha Baron Cohen), nadie –y de esto estoy segura- recordará esta noche por la gala. Y por los premios creo que tampoco. Kathryn Bigelow hará historia como la primera mujer en llevarse un premio de la Academia a  su trabajo como directora, pero poco más.

Me alegra que ganara Kathryn. Me alegró que ganara Precious el de guión adaptado; que ganase Christoph Waltz, que presentasen Almodóvar y Tarantino, y que The Cove se llevara el de documental. Poco más. El resto era obvio. Aunque, estaba segura de que la Academia iba a premiar a la taquilla, y no a la película independiente. En cierto modo, eso también me alegra: Avatar podrá tener grandes efectos especiales, pero no es una película merecedora de premios importantes. Los aspectos técnicos merecen el reconocimiento, claro, pero el reconocimiento adecuado.

NO ENTIENDO, NI VOY A ENTENDER JAMÁS QUE PRESENTEN PERSONAS QUE NO SE LO MEREZCAN. Alguien, por favor, que diga a la Academia que los adolescentes verán la ceremonia por los chicos de Twilight, por Miley Cyrus; pero eso no hará que amen el cine o que vayan a ver más películas. Para ellos ya hay premios, tienen los Teen Choice Awards, los de Mtv. Dejen a la Academia dar premios al talento, no a las ventas. Entiendo que el cine sea el más afectado por la piratería, pero por favor, no quiero ver que se entreguen premios a películas o actuaciones que no lo merecen. Si nunca se dieron premios a ese tipo de películas fue por algo. No caigan en llevar a sus “estrellas”, porque esas mismas estrellas no han hecho nada aún. No digo que esos chicos sean malos actores, cuidado. Digo que aún están muy verdes, y que ¡no se merecen un honor tan grande! No puedes poner a presentar al ganador del año pasado, o a los nominados de éste, y a luego meterme a un crío que sólo ha hecho un bombazo de taquilla y es bonito. NO ES JUSTO. ¿Para qué matarse preparándose? ¿Para qué? ¿Para que venga un crío atractivo y te robe lo que te mataste por conseguir? Sobre todo cuando veo que los pones para darle más atractivo a una ceremonia que ha sido muchísimo mejor en años anteriores y sin ellos.

Señores de la Academia, el año que viene a esforzarse más, por favor, que los amantes del cine estamos sufriendo al ver la decadencia de nuestros premios favoritos. Gracias.

4 comentarios:

  1. Acotaría algo, pero tengo que decir que pienso exactamente lo mismo. Quedé descolocada con los presentadores.

    ResponderEliminar
  2. Sí, a mí también me desilusionaron. Uno piensa que la dupla Martin - Baldwin es rompedora, y sin embargo no sé... Extrañé a Hugh Jackman, que el año pasado me sorprendió tan gratamente.
    Esperemos que el próximo año las cosas sean mejores.

    ResponderEliminar
  3. Se trata de conseguir audiencia y esta gente, nos guste o no dan dinero a la industria

    ResponderEliminar
  4. No, si se nota, con el aumento del 20% de audiencia demostraron que no se equivocaban... Simplemente es que me gustaría que algunas cosas se respetaran, y que se le diera el lugar que se merece a cada uno. Obviamente, me olvido que la Academia normalmente comete errores, y premia a la taquilla, no al talento.

    ResponderEliminar

¡Habla! ¡Te leo!