7 may. 2014

Orson Welles: 5 datos curiosos

Esto de celebrar a los grandes del cine se está volviendo una costumbre, lo sé. Pero no podía evitar dedicar el post de hoy a un hombre que ayer habría cumplido 99 años: Orson Welles.

Orson Welles

Lo normal habría sido preparar un post sobre alguna de sus películas (os prometo que en mi lista de posts pendientes está Touch of Evil, entre otras), pero se me ocurrió que esto de contaros algún dato curioso era más interesante. Sobre todo cuando se trata del señor Welles. Así que, esta vez, os dejo cinco datos interesantes:

  1. Orson Welles era mago. Y no me refiero a la magia de su cine (como actor y director), sino a que era un mago de los que sacan conejos de las chisteras: era miembro de la Hermandad Internacional de Magos y la Sociedad de Magos Americanos. Su truco por excelencia era el de cortar a una chica por la mitad. Y no cualquier chica: durante la Segunda Guerra Mundial su asistente era Marlene Dietrich, después de la guerra Rita Hayworth. ¿Era bueno? Podéis juzgarlo vosotros mismos.

  2. Creía que el blanco y negro era la mejor opción para destacar a los actores, porque el espectador se concentraba en las expresiones de los actores en lugar de en el pelo, los ojos, o el vestuario.

  3. Uno de los proyectos que dejó incompletos era una versión del Quijote de Cervantes. Comenzó a trabajar en ella en 1955. Los protagonistas eran Francisco Reiguera y Akim Tamiroff. Una copia de la película (incompleta) se estrenó en España, en el año 1992.

  4. Tiene dos estrellas en el Paseo de la Fama de Hollywood: una por su cine en 1600 Vine Street, y una por su trabajo en la radio en 6652 Hollywood Boulevard.

  5. Sus cenizas están enterradas dentro de un pozo de agua, cubierto por flores, en la propiedad que perteneció al torero Antonio Ordóñez (Ronda, Málaga). Eligió ser enterrado en ese sitio porque lo consideraba el sitio donde fue más feliz.

Si os interesa saber más acerca del cine de Orson Welles, os invito a leer sobre el detrás de cámaras de Citizen Kane (primera y segunda parte).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!