30 oct. 2013

Spooky Halloween 2013: detrás de Scream

Desde pequeña adoro Halloween, y mi afición por el cine de terror me llevó a ver muchísimas películas del género. Los que habéis consumido este tipo de cine sabéis que hay cinco reglas que se cumplen siempre en las slasher:

1. Morirás si te acuestas con alguien
2. Morirás  si bebes o te drogas
3. Morirás si dices “Enseguida regreso”
4. Cualquiera puede ser el asesino

Wes Craven, mítico en el género, se animó a incluir dos más:

5. Morirás si preguntas “¿Quién anda ahí?”
6. Morirás si vas a investigar ese extraño sonido afuera

La película en que lo hizo es la que espero que todos estéis pensando: Scream. Y de ella voy a hablaros hoy. 


Originalmente titulada Scary Movie, Scream está inspirada en un asesino del estado de Florida conocido como Gainesville Ripper (su nombre real: Danny Rolling). 

Wes Craven eligió para el asesino una máscara que encontró en una casa californiana donde planificaba rodar. La máscara estaba inspirada en el “Grito” de Edvard Munch. Le hizo una foto y solicitó que se creara una similar para no pagar derechos de autor. La túnica del asesino iba a ser blanca para que pareciera un fantasma, pero la producción decidió cambiarla para evitar que se asociara con el Ku Klux Klan. 

Bob Weinstein pensó que la máscara era “idiota” cuando vio las primeras tomas rodadas, y solicitó que se rodara una escena con siete máscaras diferentes para elegir la mejor. Los productores respondieron amenazando con cancelar el rodaje. Le dijeron que esperara a ver la primera secuencia de la película antes de hacer cambios.  Al ver la secuencia protagonizada por Drew Barrymore, Weinstein se tragó sus palabras y no solicitó más cambios durante todo el rodaje. 

El rodaje en el instituto tuvo que moverse del Santa Rosa High School (California) porque la directiva del instituto se negó a ceder el establecimiento -a pesar de haberlo aprobado antes- debido a la violencia de la película. La venganza de Wes Craven por cancelarle el rodaje a último momento fue simple: en los créditos de la película se lee "NO THANKS WHATSOEVER TO THE SANTA ROSA CITY SCHOOL DISTRICT GOVERNING BOARD" (No se agradece a los directivos del Santa Rosa).

Scream se encontró con otra traba: la MPAA revisó la película nueve veces, pensando en clasificarla para mayores de edad. Cada revisión resultó en recortes de las tomas más gore. Cuando la película estaba a punto de perder toda su esencia, Bob Weinstein intervino y obtuvo la clasificación adecuada. Pidió que vieran la película como una comedia y no como una película de terror, y eso fue suficiente.

Una de las cosas que la MPAA quería eliminar era la toma del asesino apuñalando a Casey. Wes Craven les dijo que no podía cambiarla porque no habían rodado otra toma. Y así se quedó.

Scream se estrenó a cinco días de Navidad porque pensaban que sería mejor que los espectadores de cine de terror tuvieran algo que ver en una época en la que todo lo que se estrena es cine familiar. Al principio no recaudó más de 6 millones y medio; pero el boca a boca hizo que la afluencia del público a las salas aumentara. La película recaudó 100 millones solamente en Estados Unidos.

Casting 



Drew Barrymore iba a interpretar a Sidney Presscott, pero insistió en interpretar a Casey para sorprender a los espectadores. Sólo aparece 12 minutos en pantalla. La primera opción para el papel de Sidney, sin embargo, fue ¡Molly Ringwald! Lo rechazó porque no pensaba que fuera coherente interpretar a una adolescente con 27 años. Reese Witherspoon también rechazó el papel de Sidney. Las actrices que intentaron obtenerlo sin éxito fueron Alicia Witt, Brittany Murphy, Melissa Joan Hart, Melanie Lynskey, Melinda Clark y Tori Spelling. Neve Campbell fue la elegida.


El rol de Billy iba a ser para David Arquette, que lo rechazó porque prefería interpretar a Dewey. Otro que lo rechazó fue Joaquin Phoenix. Justin Whalin llegó a hacer pruebas de cámara para el papel junto a Neve Campbell. Kevin Patrick Walls también audicionó para el rol de Billy, y como compensación por perderlo obtuvo el papel del novio de Drew Barrymore.

Matthew Lillard, que interpreta a Stu, fue considerado para el papel de Billy. David Arquette, que también fue ofrecido el papel de Billy, inicialmente probó el rol de Stu. Otro que intentó interpretar a Stu fue Freddie Prinze Jr.

Breckin Meyer, Jason Lee y Jamie Kennedy se disputaron el rol de Randy. Se lo quedó Jamie Kennedy. Brooke Shields fue considerada para el papel de Gale después de que Jeaneane Garofalo lo rechazara. Se lo quedó Courtney Cox.

Detrás de cámaras


Para lograr que Drew Barrymore estuviera toda su secuencia asustada y ahogada en llanto, Wes Craven le contaba historias sobre crueldad hacia los animales. 

La voz en el teléfono es de Roger Jackson a quien no conocieron ni Drew Barrymore ni Neve Campbell. Durante el rodaje hablaban con él por teléfono, sin verle la cara. Las llamadas se hacían en el propio set desde un teléfono móvil, y aparentemente la policía contactó al equipo para interrogarles porque pensaban que se trataba de un asesino real.


¿Quién estaba detrás de la máscara del asesino? En la mayoría de las escenas se trata de un actor desconocido, pero hay dos en las que el actor cedió su puesto. En la primera secuencia, cuando el asesino atraviesa su cabeza por una ventana y Casey le golpea con el teléfono se trata de Wes Craven. El director recibió un buen golpe en la cara. Y en la escena en la que el asesino está detrás de Randy, se trata de Skeet Ulrich. El actor pidió usar el traje al menos en una escena. 

Hubo dos escenas en las que Wes Craven decidió quedarse con tomas que salieron “mal” por su autenticidad: cuando el teléfono se cae de la mano de Billy y golpea en la cabeza de Stu, y cuando Sidney sale del armario y apuñala a Billy con un paraguas (debía darle en un parche acolchado del pecho, pero en el segundo golpe le dio de lleno en el pecho).

La escena de la fiesta dura 42 minutos. Se rodó en 21 días, desde el anochecer hasta el amanecer. Una vez terminó el rodaje de esa escena, el equipo recibió camisetas con un mensaje: “Sobreviví a la escena 118”.



Dewey iba a morir como resultado de la puñalada en la espalda; pero Wes Craven rodó una escena en la que le llevaban al hospital por si cambiaba de opinión al respecto del personaje. Durante la proyección de prueba el público adoró a Dewey, y Craven decidió salvarle. Por lo tanto, Dewey no está inconsciente cuando Billy ataca a Gale, está muerto. Si os fijáis, se supone que no respira.

Referencias y guiños


La primera vez que vemos a Billy, suena Don’t fear the reaper (una pista que, sospecho, muy pocos habían captado).


El bedel es una referencia a Freddy Krueger: no sólo viste de verde y rojo, se llama Fred. Wes Craven se homenajea interpretando el papel de Fred. También se homenajea, y a John Carpenter, cuando Tatum dice que la situación es “como una película de Wes Carpenter”.

Halloween, de John Carpenter, tiene otro guiño en Scream. Cuando Randy le grita a Jamie Lee Curtis que se gire, y el asesino está detrás suyo, se trata de una broma interna: coincide que el actor se llama Jamie (Kennedy) y él también debería girarse.

Scream es una de mis películas favoritas, porque homenajea a películas con las que crecí y se ríe de sí misma. Wes Craven es una persona que admiro mucho, y cuando estrenó Scream me pareció una genialidad. Marcó una época, revivió el género y recuerdo que todo lo que escribía y quería hacer entonces era cine slasher. Y por eso, este Halloween lo comienzo hablando de él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!