30 sept. 2013

Las brujas de Zugarramurdi

Yo no sé si volvió el Álex de la Iglesia de antes, como dicen algunos, o simplemente el de siempre ha hecho algo tan bueno que nos ha volado la cabeza a todos. La cosa es que Las brujas de Zugarramurdi es una genialidad. Y como dijo Álex en el preestreno, es un placer que se pueda hacer este tipo de cine en España.

las_brujas_de_zugarramurdi

Confieso que fui al preestreno de la semana pasada con una mezcla de sensaciones: por un lado moría de ganas por ver lo nuevo de Álex de la Iglesia y Carmen Maura, pero por el otro me echaba para atrás que fichara a actores guapos. Muy cerrada mi cabecita, pensando que lo había hecho para atraer público joven y fans de Hugo Silva y Mario Casas. Que, ojo, puede que también lo hiciera; pero lo interesante es que los dos me han gustado (y no por lo guapos). Sobre todo el segundo.

De entrada, cuando vi la alfombra roja y los gritos, la verdad es que me desanimé un poco. Tenía miedo al “mucho ruido y pocas nueces”. Pero luego vi a Carmen Maura, una de las actrices que más admiro, y recuperé la fe. Y cuando se apagaron las luces, comenzaron las risas.

Supongo que ya llego tarde para deciros la de risas que provoca Las brujas de Zugarramurdi: hoy me he enterado que ha sido número uno en taquilla este fin de semana. Y me alegra llegar tarde, me alegra que muchos hayáis ido a las salas a verla. Y los que aún quedáis, ¿a qué esperáis? De verdad, que la risa es el mejor remedio y esto son risas sin parar.

Las brujas de Zugarramudi entretienen, no se cortan y logran que hasta den ganas de visitar ese pueblo y esa cueva en las próximas vacaciones. Ya no veré mi querido Sol con los mismos ojos y, por sobre todo, a los personajes que suelo ver por allí. Álex abre su película –y la continúa- con una serie de escenas tan surrealistas que creo que ya no veré nada con los mismos ojos.

Y los actores… La mayoría están a la altura de lo que esperaba, pero aún me sorprende que Mario Casas fuera el que más carcajadas me arrancó. Ese chico, que para mí no hacía nada más que quitarse la camiseta, me dejó de boca abierta… y sin quitársela. Me ha gustado muchísimo su trabajo. Me alegra saber que estaba equivocada y que Mario da para más.

Como he dicho más arriba, los que no habéis ido aún a los cines a conocer estas brujas tenéis que ir ya. Excelente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!