27 dic. 2011

The Tree of Life: cuando el cine nos hace pensar

the-tree-of-life-poster

La cantidad de opiniones completamente opuestas acerca de The Tree of Life despertó mi curiosidad al punto en que moría por verla. Apenas empezó, me pasó que –contrario a lo que me habían dicho- me enganché muchísimo y adoré las imágenes que veía. Me gustó el contraste que se planteó entre los personajes y también la forma en que son presentados.

Brad Pitt está maravilloso en su papel de padre/guía. Siempre dije que me parecía que era un buen actor, pero cuando hace papeles como éste es cuando lo confirmo.

Jessica Chastain definitivamente me ha ganado (¡con sólo dos películas!). Luego de verla hacer un papel que poco tenía en común con este en The Help, y viendo lo que es capaz de hacer bajo las órdenes de Terrence Malick, compro. Me encanta esta mujer y quiero ver más de ella. Y creo que ha sido una elección correcta para el papel de Lady Di, lo va a bordar.

Y Sean Penn, ¿qué decir de un ACTORAZO que a mis ojos es incapaz de hacer algo mal? Puede aparecer en pantalla medio segundo y mirar fijo a la nada, que para mí ya se merece un Oscar. Bueno, no tanto, pero casi. Verlo ya es para mí un placer, y lo que hizo lo hizo muy bien.

En cuanto a la película en sí, tanto a nivel banda sonora, como fotografía y montaje, es maravilloso. Las imágenes del espacio acompañadas de música coral me dejaron sin aliento. Me costó bastante relacionarlas al principio con la historia, al igual que me costó captar en un principio qué tenían que ver los diálogos con las imágenes en algunas escenas. Realmente es de esas películas en las que hay que prestar atención (o rebobinar cada dos minutos si estamos viendo el DVD).

Entiendo a la gente que se cabreó al ver la película, básicamente porque hay momentos en los que uno piensa “¿pero qué estoy viendo?”. Pero por otro lado, me recuerda de algún modo a cuando vi Hiroshima Mon Amour por primera vez. Me costó entender la relación entre algunas imágenes y seguramente habrá gente que se aburrió al verla. The Tree of Life es una película difícil de ver, más para un público que está acostumbrado a que se le de todo masticado y no tener que pensar mucho.

Personalmente, disfruto viendo y reflexionando, así que por cada imagen que aparecía en pantalla me preguntaba qué era lo que quería decir con ella, y la relacionaba con la anterior. Me gustó mucho hacer este tipo de conexiones y de algún modo “jugar” con las imágenes que veía. Pero entiendo que el espectador que va al cine a divertirse se sienta estafado. Normal, está frente a una película diferente. Y maravillosa.

Me lo pasé genial viendo The Tree of Life. Además de parecerme una belleza a nivel visual, la película me despertó sensaciones, me hizo recordar cosas de mi propia infancia, y me hizo reflexionar acerca de la vida, los amigos, la familia, el bien y el mal, la pérdida de la inocencia. Y creo que mis sensaciones no estuvieron muy lejos de la intención de Terrence Malick con esta película.

Un dato interesante: Las imágenes del universo, esas que digo que intenté conectar… el dato es que la intención no era más que conceptual. No eran parte de la narración, simplemente conceptos relacionados. Son opciones, de esas que a mí me gustan mucho. Y me atrevo a decir que si esas personas que salieron de las salas de cine se hubiesen quedado un poco más, habrían visto una película magnífica. A veces hay que abrir un poco la mente y no reaccionar negativamente ante algo nuevo. O quizás se trataba de una treta del propio Malick, una forma de hacer pasar al espectador por una prueba visual antes de entregarles la película. Sea como sea, para mí es un trabajo excelente.

Por último, os recomiendo que visitéis la web creada para la peli, que está diseñada a partir de los dos caminos que se pueden tomar: el del padre y el de la madre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!