23 sept. 2011

Le dîner de cons (La cena de los idiotas)

diner-de-cons-1998

Adoro ver cómo se llevan al cine las obras de teatro. Adoro ver cómo cambian, cómo se resuelven las escenas que en el teatro muchas veces ni vemos, y los cambios que pueden hacerse a partir del original. Aún no he visto La cena de los idiotas en teatro, debo confesarlo; pero tenía ganas de ver esta versión en cine, dado que el director es quien escribió la obra de teatro (Francis Veber). Me interesaba descubrir la visión del director, las ideas que seguramente guardaba desde que escribió la obra.

Pasé toda la película entre risas y nerviosismo. Me enganché muchísimo. Me encantaron los giros, la forma de contar la historia, y cómo no se preocuparon por variar demasiado los escenarios. Me gustó mucho.

Una vez terminé de verla, me pregunté si valdría la pena ver la remake americana. Verla en teatro, no lo dudo, muero por verla; pero ver la versión americana… tengo miedo. Porque los americanos suelen arruinar todo aquello que se ha hecho muy bien en otros países, porque tienen la costumbre de eliminar las mejores cosas de los guiones originales con adaptaciones en las que se pierde la magia del original.

Me encanta Paul Rudd, y sí que lo veo haciendo el papel; pero tengo miedo de que la película no sea ni la cuarta parte de divertida que la francesa. Aún así, me da mucha curiosidad ver qué cambios hicieron a ciertas partes del guión, que obviamente no coinciden para nada con las costumbres americanas (por ejemplo, el tema del fútbol).

La verdad es que estoy en una encrucijada, así que os pregunto: ¿Habéis visto Dinner with schmucks? ¿Vale la pena hacer el esfuerzo e intentar verla? En comparación con la versión francesa, ¿cuál os parece mejor?

2 comentarios:

  1. Pues siento mucho no poder contestarte pero me has picado la curiosidad, así que, aunque probablemente la veas antes que yo, intentaré buscar un huequecito para decirte qué me ha parecido.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Dudo que la vea pronto. Curiosidad tengo, pero por alguna razón prefiero esperar a que alguien opine antes de arriesgarme.
    Aún así, la veas o no antes que yo, me encantará conocer tu opinión! :)

    ResponderEliminar

¡Habla! ¡Te leo!