23 abr. 2011

A Serbian Film: traumas inolvidables

a-serbian-film

Hay películas que con verlas una vez basta. Películas con las que sufres tanto, que no quieres volver siquiera a recordarlas; y que sin embargo te dejan marcado tanto, que no puedes olvidar lo que has visto. No tengo problemas con el gore, no tengo muchos problemas con ver violencia en el cine, o con escenas que no todos los estómagos pueden soportar. Sin embargo, hay películas que me han hecho sufrir tanto que no quiero volver a verlas jamás. A Serbian Film es una de ellas.

Estaba segura de que se exageraba cuando se la censuraba, de que las personas que me decían que era demasiado fuerte eran demasiado sensibles. Lo estaba. Y una noche, aburrida, me entró la curiosidad y las ganas de confirmar si era tan fuerte como todos aseguraban. Lo primero que hice fue ver el trailer. Me dije: “si no me impresiona el trailer, es porque la peli tampoco es tan fuerte”. Y no me pareció más fuerte que Saw o Hostel, como podréis confirmar:

Una vez visto el trailer, y segura de que todos exageraban, miré la peli. La primera hora me pareció normal, con sus cosas un poco fuertes quizás, con sus típicos tópicos; pero nada que me traumase por el resto de mi vida. Pero la última media hora me mató. Me repetía que no, que ya había dicho lo mismo con otras pelis, y que después me reiría de mis reacciones tontas. Pero la verdad es que no. No sólo porque las escenas más fuertes están al final de la película, sino porque lo que ellas muestran son cosas que no soporto y me llenan de ira. Y cosas que preferiría no ver, porque bastante tengo con saber que existen.

Dicho esto, debo decir que creo que se trata de una buena película. ¿Por qué? Fácil: el objetivo es golpearnos con imágenes, mover algo dentro de nosotros, hacernos reflexionar. Y se cumple. Para mí, una película que logra dejarte marcado, que no puedes olvidar –por el motivo que sea-, cumple su objetivo al despertar algo en ti. Sé que es discutible si eso hace a una película buena (aún no olvido las pelis de Edward Wood Jr.; pero por lo malas que son); pero en este caso creo que no hay mucho para criticar de A Serbian Film. La película utiliza el recurso de golpearnos con imágenes fuertes, y logra marcarnos. Y logra que se hable de ella. En consecuencia, para los que trabajaron en ella, ha sido un éxito.

Eso sí, con una vez me ha bastado. Y la próxima vez que me hablen de pelis serbias, me lo pensaré dos veces antes de creerme invencible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!