16 ene. 2011

Requiem por un sueño

Ejercicio experimental excesivo. Es lo que se me cruza por la mente al ver esta película. Si bien logra su cometido y me lleva a la profunda depresión, creo que en algunas escenas Aronofsky peca sobrecargando con florituras las imágenes.

Aún así, muy buena película. Logra hacernos sentir algo, nos despierta emociones y empatizamos con los personajes (en mi caso, la madre). Quizá el recurso de relatar este tipo de historias a través de este estilo está un poco sobreexplotado, quizá es hora de que alguien intente contarnos lo mismo de otro modo; pero el recurso funciona, y la película cumple su cometido.

2 comentarios:

  1. Una de las razones de mi adicción al cine, creo que esta película se puede describir con una sola palabra, "DECADENCIA" la decadencia del ser humano, a medida que avanza la cinta está aumenta exponencialmente al punto de incomodar al espectador.

    y quiero decirte que concuerdo absolutamente contigo con respecto al párrafo de la derecha de tu opinión de la critica. La critica es algo muy subjetivo, como lo es el cine, por lo que seria tonto esperar que todo el mundo opine lo mismo de las películas, incluso le quitaría el atractivo del debate

    ResponderEliminar
  2. Totalmente, Casifamoso! El problema es que al verla no puedo evitar compararla con otras pelis del género, y con otros trabajos del director. No es mala, pero algo no me convence.

    Sí, la crítica es una de las peores cosas que inventamos. El cine, como la literatura, la música, el arte, etc., son expresiones humanas que pueden o no gustar a las personas. Pero el hecho de que a mí no me guste algo, no significa que a ti tampoco te vaya a gustar :)

    ResponderEliminar

¡Habla! ¡Te leo!