21 oct. 2010

Cinema Paradiso, una historia sobre cine y otros amores



Últimamente mucha gente ha estado hablando de esta peli. Y lo han hecho tanto, que no pude evitar sentir ganas de verla. Cinema Paradiso es una historia de amor al cine, una historia maravillosa sobre lo que genera el cine en esas personas que tanto lo amamos. Es una película que emociona hasta al corazón más frío, que lleva a las lágrimas (os confieso que al acabar de verla siempre tengo la cara empapada). ¡Y es tan sencilla!

No sólo nos cuenta la historia de la relación entre un niño y un proyectista. Nos cuenta cómo el cine es capaz de dejarnos huellas, de hacernos reír y llorar, de unirnos. El placer de lo prohibido, la fascinación que despierta esa sala oscura y los personajes en la pantalla, cómo nos afecta y nos hace ver la vida con otros ojos.

Si hay algo que disfruto de esta película, es que nos relata una historia combinando en ella personajes y películas que han hecho historia. Nos habla de la sociedad, de la vida y de todas esas cosas que nos pasan; vivamos en un pequeño pueblo de Italia, o donde sea. ¡Y qué música!

Cierto es que esta peli me recuerda a mí misma y a mi historia personal. Mi historia de amor al cine es muy parecida, y seguro que la de muchos cinéfilos más también. Pero Cinema Paradiso no es una película sólo para cinéfilos, sino para todos. Porque todos hemos vivido una historia especial, todos tenemos bonitos recuerdos de personas que han pasado por nuestras vidas. Y todos tenemos películas que nos han tocado el alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!