23 ene. 2010

Multitasking


Perdón por haberme tomado mi tiempo para volver a postear, pero estuve un poco ocupada con temas laborales… Quería comentarles todas las películas que he visto en diciembre y lo que va de enero, que la verdad se me están amontonando los títulos en una lista, así que voy a repetir la publicación masiva que hice en Halloween (aunque, por supuesto, no podré ponerlas a todas). Les prometo que voy a tratar de postear más seguido, ya estoy trabajando en la segunda parte de las curiosidades de Kill Bill, y en cuanto pueda comenzaré a preparar algo sobre Gone with the wind.



Where the wild things are es una película que se debe mirar con ojos de niño. El mundo que creó Spike Jonze para esta película me resultó sumamente interesante, mágico e ideal. Debo confesar que no leí el libro. De todas formas, pienso que para las limitaciones que puede tener el basarse en un libro infantil de treinta folios el trabajo realizado fue extremadamente bueno.

La película es fascinante a nivel visual, la música y el sonido ambiente están fantásticos, las actuaciones –sobre todo la del niño que la protagoniza- son correctísimas. ¿Qué puedo decir? Esta película me ha robado el corazón.



Paranormal Activity es la Blair Witch Project de este año. Si bien este “nuevo” estilo de hacer cine no es original, eso no le resta valor a este trabajo.

Para empezar, ésta tiene lo que Blair Witch Project no tuvo. No hizo falta que agregasen demasiados efectos, y sin embargo logró no digo asustarme, pero sí sorprenderme. Varias veces tuve ganas de aplaudir al genio que ideó una película tan sencilla pero tan efectiva.

Ahora, lo único que digo es ¿por qué insisten los estudios en hacer secuelas? La de Blair Witch Project fue malísima, y ya sin verla sé que la de Paranormal Activity también lo será.



Normalmente me desilusiono cuando veo una película basada en un libro que me gusta. Últimamente tengo la suerte de haberme cruzado con adaptaciones que quizá no son obras maestras, pero están muy bien. Dorian Gray es una adaptación sencilla, sobria y correcta del libro de Oscar Wilde.

El trabajo de Ben Barnes me resultó interesante (y el chico, perfecto para el papel). Y Colin Firth está excelente. No es lo que tenía en mente que sería, pero la sorpresa resultó interesante y me dejó una muy buena impresión.




Ver a tantos grandes actores juntos, en el comienzo de sus carreras, haciendo una película que es un clásico, es un verdadero placer. ¿Qué decir? Que Jack Nicholson es increíble. Que si alguna vez me internan en un lugar de esos quiero tener compañeros como ellos. Básicamente, adoro esta película. 



Normalmente miro documentales, sólo que no los discuto, ya que los que veo son sobre personajes y eventos históricos. Si bien mi formación me permite hablar con propiedad –quizás aún más que sobre el cine en general- creo que a la gente no le atraen y no elegirían verlos en el cine. Sin embargo, The September Issue tuvo un estreno masivo, y supongo que alguien más lo habrá visto, al menos las personas interesadas en la moda.

Personalmente el tema me fascina (la revista, Anna Wintour, la moda, etc.), así que lo miré con ojo crítico. Y no tengo nada que objetarle. El hecho de que Anna Wintour ahora me caiga simpática (no olvidemos que en ella estaba inspirado el personaje de Meryl Streep en The Devil Wears Prada), que hayan sido capaces de mostrar su lado humano, es ya mucho más de lo que esperaba. Si vieron The Devil Wears Prada y deciden ver The September Issue presten mucha atención a las primeras escenas, a las secuencias, y a los escenarios. Después me cuentan ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!