3 jun. 2009

Una dama inolvidable

Tenía pensado publicar un análisis personal de la trilogía de The Godfather, pero esta misma tarde me saqué las ganas de ver una de las películas que más he esperado este año y quería compartirlo con ¿mis lectores? (si es que hay alguno).



























Tal y como dice la fotografía que acompaña este texto, la película es extremadamente bella, sus imágenes con fantásticas, y es MUY romántica. Por lo tanto todo aquél que no soporte el romanticismo, y todo el que deteste los filmes de época debería mantenerse alejado, o perdería su tiempo. Personalmente disfruté muchísimo de la historia. Existen varias razones que me obligan a reconocer que mi opinión es peligrosamente subjetiva:
  1. Adoro a Emily Blunt.

  2. Trato de mirar todo lo que lleve el nombre de Martin Scorsese (es como un sello de calidad).

  3. Victoria I del Reino Unido es mi personaje histórico favorito.

  4. Me fascinan las películas de época, sobre todo las que tratan de la era victoriana.

  5. Siempre me han gustado las biopics, aunque últimamente me desilusionaron un tanto.

Lo mejor de la película es que no me desilusionó. Al contrario, superó mis expectativas. La sencillez de la historia, la capacidad de concentrarse en el aspecto más atractivo, y un retrato del personaje que despierta mucha más simpatía de la que uno espera fueron grandes sorpresas para mí. Y Emily superó todo aquello que esperaba: no sólo sabe ser una chica amargada, también puede ser una joven natural y cercana. Realmente me alegra, y espero ver mucho más de ella.

Siempre me fascinó la historia de esta jovencita que se casó con su primo alemán y tuvo el reinado más largo de la historia británica. Siempre sentí simpatía tanto por ella como por Albert. Y esta historia es tan sencilla que te atrapa, te invita a conocer más acerca de los personajes. No se pierde en tramas exageradas, no se preocupa por mostrar cosas de sobra, simplemente muestra el comienzo de una de las historias de amor más bonitas.

Me gustaría poder decirle a Scorsese que otra vez ha acertado.

¡Y a ver quién encuentra a la Princesa Beatrice! ¡Aunque no esté en los créditos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!