3 jun. 2009

La trilogía más grande de la historia... de la Mafia


Le voy a hacer una propuesta que no podrá rechazar

Esta es una de las citas más famosas de la historia del cine. Sólo con escucharla basta para que comencemos a tararear la banda sonora y juntemos las manos como lo hacía Marlon Brando. Sin embargo, Brando sólo actúa en la primera parte de la saga.

Coincido con el consenso general de que las primeras dos partes de la trilogía son las mejores. La primera parte, porque contiene tres de mis escenas favoritas:
  • La muerte de Vito Corleone
  • El restaurante
  • El bautizo



La segunda parte, porque el paralelismo entre las vidas de Michael y Vito está tratado de un modo magistral. La tercera parte es muy buena también, pero comparada con las dos anteriores deja un poco que desear.


No voy a cuestionar las razones por las que Coppola eligió a su hija para el papel de Mary. Sí, Sofia Coppola no era una gran actriz, pero ese no es el principal defecto de la película. Creo que la razón por la que la tercera parte de esa historia no es tan buena como las otras es sencillamente que se trata del final de la historia.


Aunque Coppola se haya esforzado por realizar un trabajo similar al de las anteriores los elementos en los que se apoyó ya habían sido utilizados antes, lo que le resta el elemento novedoso. Y claro, está también la explicación más aplicada en el cine: las secuelas rara vez tienen éxito, las terceras partes aún menos. Pero, aunque se pueden ver por sseparado, creo que no hay nada mejor que verlas a las tres. Y si se puede estar cerca de diez horas frente a una pantalla, aún mejor verlas una tras otra.

Cuando pensamos en The Godfather, pensamos en Vito Corleone, aunque el protagonista sea realmente Michael Corleone (Al Pacino). O quizás ambos sean los protagonistas. O la famiglia en sí. De hecho, mi opinión coincide con la última opción. Creo que The Godfather trata sobre tres generaciones de una famiglia siciliana, una historia que comienza con una muerte en Sicilia, y acaba exactamente igual.




Vito Corleone necesitó vengar la muerte de sus padres, pero primero se encargó de asegurar a toda su familia. Sin embargo, el final de nuestra historia nos deja con Mary Corleone (Sofia Coppola) muerta a manos de un sicario que fue contratado para acabar con su padre. Michael no fue capaz de proteger a su familia por más que lo intentó durante sus años como padrino. Aunque quizá el verdadero responsable de este final sea Vincenzo "Vinny" Corleone y su personalidad tan típicamente italiana.

La trilogía de Francis Ford Coppola retrata a esta familia y su historia de una forma inolvidable. Nos enseña un mundo fascinante y extremadamente peligroso. La frialdad con la que se mata en este film es tal que la frase "no es personal, son sólo negocios" la describe perfectamente. Ver esta trilogía es meterse dentro de esta familia y su pasado, es sentirse atraído por ese mundo y a los personajes de esa familia como parte de la nuestra. Ese es el mayor triunfo de Coppola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!