25 abr. 2016

Deadpool


Ya sabemos que esto de las pelis de superhéroes no es lo mío; pero hago el esfuerzo y de vez en cuando veo alguna. Y debo confesar que Deadpool me daba muchísima curiosidad. Había visto una secuencia que se había "filtrado" y tenía muy buena pinta, además de que la campaña que acompañó el estreno me había parecido de lo más divertida (también sabemos que mi sentido del humor es un poco particular, ¿no?).

Debo decir que el resultado no superó las expectativas. Pero también debo decir que no fue un completo desastre. Deadpool me ha resultado entretenida, aunque tampoco me ha parecido una maravilla. Es diferente, se arriesga -que se agradece- y, a pesar de ser bastante predecible, no aburre.

Lo que más me ha gustado es, posiblemente, lo que nos ha gustado a todos: los créditos, las bromas, los guiños y los detalles que hacen a Deadpool un superhéroe diferente (o antihéroe, según con quien hablemos). Ryan Reynolds también me ha gustado mucho. 

Ya sabemos que los efectos especiales y el CGI no suelen ser algo que me termine de convencer, pero en este caso tampoco me he preocupado demasiado en los detalles. Alguna cosilla me ha hecho levantar una ceja, pero tampoco ha sido demasiado. Y las luchas coreografiadas no han estado del todo mal.

Creo que la trama es lo menos interesante de Deadpool: no la he visto esperando novedades, y tampoco las tiene. Lo novedoso es la forma en que nos cuenta la historia, pero eso viene del cómic. Lo que me parece fantástico es que se haya mantenido.

Quizás esperaba demasiado de Deadpool, pero lo cierto es que no me ha decepcionado tanto como para arruinar la experiencia. Y, por ello, creo que es muy posible que la próxima vez que decida ver una peli de este género elija una protagonizada por antihéroes. Empiezo a pensar que es más mi rollo ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!