17 jun. 2015

La familia Huston: Walter y John Huston

Walter Huston (fotografía de Ben Pinchot)

Walter Huston

Walter Thomas Huston nació el 5 de abril de 1883, en Toronto, Canadá. Su padre era un granjero que fundó una consructora. En su juventud trabajó junto a su padre, mientras se preparaba para ser actor en la Shaw School of Acting. Debutó en teatro en 1902, y trabajó junto a Richard Mansfield en Julio César.

En 1904 se casó con Rhea Gore y dejó la actuación para trabajar como gerente en las estaciones eléctricas de Nevada, Estados Unidos. En 1906 tuvo un hijo: John Huston. En 1909 regresó a la actuación, trabajando en el vaudeville junto a Bayonne Whipple. La dupla Whipple-Huston fue muy exitosa, y se llevaban tan bien que en 1915 decidieron casarse.

Walter Huston debutó en Broadway el 22 de enero de 1924, en la obra Mr Pitt. Su trabajo en Broadway lo llevó a la fama, y cuando las talkies se instalaron en Hollywood logró varios papeles en cine. Trampas, en The Virginian (Victor Fleming, 1929) fue su primer papel importante, en el que compartió pantalla con Gary Cooper.

Fue Dodsworth en Broadway en 1934, y repitió el papel en cine en 1936. Ese papel le valió un premio al mejor actor del New York Critic's Circle y una nominación al Oscar. Durante las décadas del treinta y el cuarenta continuó su carrera combinando Broadway y Hollywood. 

Sus papeles más relevantes fueron en Abraham Lincoln (D.W. Griffith, 1930), Rain (Lewis Milestone, 1932), Gabriel Over the White House (Gregory La Cava, 1933), The Devil and Daniel Webster (William Dieterle, 1941), Yankee Doodle Dandy (Michael Curtiz, 1942), Mission to Moscow (Michael Curtiz, 1943); pero su aparición en Maltese Falcon no recibió crédito: era el capitán del barco que muere al entregar el pájaro. Su hijo dirigía la película y, como broma, le hizo repetir la escena de su muerte unas diez veces.

En 1948 volvió a trabajar con su hijo en The Treasure of Sierra Madre. Su papel le valió un Golden Globe y el Oscar al mejor actor secundario, y su hijo consiguió el Oscar al mejor director. Su última película fue The Furies (Anthony Mann, 1950), en la que trabajó junto a Barbara Stanwyck

Walter Huston murió el 7 de abril de 1950, y sus cenizas descansan en el cementerio Belmont de California. Su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood se encuentra en el número 6626 de Hollywood Boulevard. Su nombre también se encuentra en el Salón de la Fama del Teatro Americano.



John Huston

John Huston nació el 5 de agosto de 1906 en Nevada, Estados Unidos. Después del divorcio de sus padres en 1913 fue enviado a estudiar en varios internados, y viajaba con alguno de sus padres durante las vacaciones. Acompañando a su padre en los tours de vaudeville, nació su deseo por meterse en el mundo del espectáculo.

Durante la adolescencia se mudó a Los Angeles con su madre, dejó la secundaria y se dedicó al boxeo. Lo abandonó poco después e intentó suerte con la pintura, el ballet, la literatura, la ópera y la equitación. Era muy aficionado al cine, y gran admirador de Charles Chaplin.

También vivió en New York junto a su padre, donde comenzó a actuar en off-Broadway junto a él. Poco después viajó a México, donde vivió por dos años. Allí comenzó a escribir obras de teatro, historias cortas y artículos que fueron publicados en Esquire, Theatre Arts y el New York Times

A los 25 años regresó a Los Angeles buscando convertirse en guionista, y se casó con Dorothy Harvey. Obtuvo un contrato en Samuel Goldwyn Productions durante seis meses; pero después de no conseguir ningún guión se fue a Universal, donde su padre era ya una estrella. Allí escribió los diálogos de Murders in the Rue Morgue (dir: Robert Florey), A House Divided (dir: William Wyler) y Law and Order (Edward L. Cahn, 1932). 

Después de un accidente en el que atropelló a una mujer y ella falleció, abandonó su carrera y se mudó a Europa. Vivió en Londres y París hasta 1937, cuando regresó a Hollywood con intención de convertirse en guionista y director. Allí se casó con Lesley Black, y comenzó a trabajar en Warner Bros

Durante sus años en Warner, coescribió los guiones de Jezebel (William Wyler, 1938), The Amazing Dr. Clitterhouse (Anatole Litvak, 1938), Juarez (William Dieterle, 1939), Dr. Ehrlich's Magic Bullet (William Dieterle, 1940) y Sergeant York (Howard Hawks, 1941), y obtuvo nominaciones al Oscar por su trabajo en las últimas dos. Ya establecido como guionista, convenció a Warner de que le dejaran dirigir.

Su debut como guionista y director fue The Maltese Falcon (1941), protagonizada por Humphrey Bogart. La película fue un éxito, y Huston fue nominado al Oscar por su guión. Gracias a esto, Huston continuó escribiendo y dirigiendo, aún mientras se encontraba en el frente durante la Segunda Guerra Mundial.

The Treasure of the Sierra Madre (1948) le asentó como un director importante en Hollywood, gracias al apoyo de la crítica y el público. Escribió el guión, dirigió y también tuvo un pequeño papel. Fue protagonizada por Humphrey Bogart y en ella también trabajó Walter Huston. John Huston consiguió un Oscar por el guión y otro por la dirección de The Treasure of Sierra Madre, entre otros premios.

En 1948 también dirigió Key Largo, protagonizada -nuevamente - por Bogart y Lauren Bacall. La película no gustó demasiado y a Huston no le gustó que el estudio eliminara varias escenas sin su consentimiento, lo que le llevó a abandonar Warner apenas terminó su contrato. 

The Asphalt Jungle (1950), en la que Marilyn Monroe tuvo su primer papel serio, fue aclamada por la crítica y un éxito de taquilla. Le valió nuevas nominaciones al Oscar (guión y dirección) y un Screen Directors Guild Award

Un año después estrenó una película en la que había estado trabajando un poco antes de The Asphalt Jungle: The African Queen (1951), protagonizada por Bogart y Katharine Hepburn. Huston tenía pensado un final para la historia en el que los protagonistas morían, y decidió cambiarlo siguiendo el consejo de Sam Spiegel (productor de la película). Huston volvió a ser nominado doblemente, y Bogart ganó su primer Oscar gracias a esta película.

En 1952, Huston se mudó a Irlanda: el HUAC (House Committee on Un-American Activities) estaba interrogando a varios de sus colegas y Huston estaba en contra de la caza de brujas. Allí rodó Moby Dick (1956), con Gregory Peck en el papel protagonista (Walter Huston iba a interpretarlo, pero murió antes de que el proyecto se pusiera en marcha). Ray Bradbury había adaptado el guión. La película fue un fracaso. Los buenos años profesionales de John Huston habían terminado.

No fue hasta The Misfits (1961) que Huston volvió a ganarse a la crítica. Sin embargo, la película tiene mala fama por ser la última de Clark Gable y Marilyn Monroe. The Night of the Iguana (1964), es la siguiente película de Huston que obtuvo la atención de la Academia de Cine norteamericana. Fue protagonizada por Richard Burton y Ava Gardner.

Durante los sesenta también se dedicó a la actuación: trabajó bajo las órdenes de Otto Preminger en The Cardinal (1963), por la que obtuvo una nominación al Oscar como mejor actor secundario. En 1966, Dino De Laurentis le convenció de dirigir The Bible: In the Beginning. Huston disfrutó mucho del rodaje (además de dirigir, dio voz a Dios e interpretó a Noé); pero la película fue un fracaso en taquilla.

En 1967 participó como actor y dirigió algunas escenas de Casino Royale. Fat City (1972) volvió a ganarle el favor de la crítica, y una nominación a Susan Tyrell como mejor actriz secundaria. En 1974 trabajó para Roman Polanski en Chinatown.

The Man Who Would Be King (1975) fue un éxito de taquilla y con la crítica, y un proyecto que había querido completar por unas dos décadas. Después del estreno, Huston se tomó un descanso de cuatro años. The Dead (1987) fue su último trabajo como director. Murió cuatro meses antes de su estreno.

De los cinco matrimonios de John Huston (Dorothy Harvey, Lesley Black, Evelyn Keyes, Enrica Soma y Celeste Shane), tuvo dos hijos y adoptó dos más: Pablo, Anjelica, Tony y Allegra. Además, tuvo un hijo, Danny, con Zoe Sallis. Anjelica y Danny heredaron la vocación artística y se dedicaron a la actuación. 

John Huston murió el 28 de agosto de 1987. Su tumba se encuentra en el cementerio Hollywood Forever, junto a la de su madre (muchos dicen que ella fue la mujer más importante en su vida).

La historia de la familia Huston apenas empieza: la próxima semana os contaré sobre la siguiente generación en hacer carrera en Hollywood.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!