25 mar. 2015

Los secretos del éxito de Jay y Mark Duplass

MICHAEL LEWIS FOR VARIETY

Seguro que conocéis a Jay y Mark Duplass: si no habéis visto alguna de sus películas, les habéis visto en alguna serie de televisión. Quizás también sepáis que son creadores, guionistas, actores, directores y productores. 

Los hermanos Duplass no paran: actualmente ambos protagonizan series de televisión (Togetherness de HBO y Transparent de Amazon), estrenan varias películas al año en festivales, y acaban de cerrar un acuerdo por cuatro películas con Netflix. Parecen haber salido de la nada para conquistarnos, y lo están consiguiendo.

Pero, ¿cuáles son las claves de su éxito? Además de buenas historias que contar y mucho talento, quizás estos consejos -que han compartido este último año en los festivales de Sundance y SXSW- puedan darnos alguna pista.

Cortometrajes

El primer largometraje de los hermanos Duplass, Vince del Rio, fue un desastre que costó 65.000 dólares. Pero en lugar de rendirse, buscaron la inspiración en la vida diaria. Su siguiente cortometraje costó solamente 3 dólares: usaron la cámara de sus padres para grabar una escena improvisada sobre lo difícil que es grabar el mensaje perfecto para una contestadora telefónica. Y ese cortometraje (The New Brad) les llevó a Sundance

Hace unos días Mark contaba esta historia en el Festival SXSW, y recomendaba a los aspirantes a cineastas a rodar cortometrajes con sus amigos durante los fines de semana. Decía que no es importante cómo se ve la película, siempre y cuando los personajes sean carismáticos. 

Recomendaba empezar con una escena, cinco minutos máximo. Y que fuera comedia, porque tendrá más oportunidades en los festivales. También recordaba que los primeros intentos serán, posiblemente, muy malos; pero que no hay que rendirse porque podemos descubrir algo único que ofrecer. Y aseguraba que la falta de equipo no es excusa: existen películas rodadas con móviles, así que todos tenemos una cámara a mano. Sólo nos falta empezar a crear.

Presupuestos

Los hermanos Duplass no creen que sea necesario contar con grandes presupuestos para hacer una buena película. Pensaréis: "normal si un cortometraje de 3 dólares les abrió las puertas". Pero seguro que se os ocurre más de un ejemplo de películas de bajo presupuesto que han logrado el éxito.

Además, las razones por las que Jay y Mark recomiendan el bajo presupuesto son sencillas:
  • Para conseguir grandes presupuestos hay que encontrar gente que produzca (proceso que puede llevarnos años), y esa gente puede tener opiniones y querer cambiar la película que queremos hacer.
  • Gran parte del dinero se va en pagar cosas que podemos conseguir por menor precio (el bajo presupuesto requiere que busquemos alternativas y seamos más creativos).
  • Al final, quienes realmente han trabajado en la película son los que se llevan el crédito (y las posibles ganancias).

Normas de comportamiento

Jay y Mark combinan las películas independientes con trabajos en Hollywood. No creen que el cine independiente sea sólo una forma de entrar en la industria, sino otra forma de hacer cine (y "volver a casa", como ellos dicen).

Además, tienen reglas específicas a la hora de trabajar:
  • Creen firmemente en que es mejor tener un segundo empleo que meterse en proyectos que no les interesan. 
  • Tampoco pierden el tiempo con reuniones: creen que hablar no consigue que la película se haga, y prefieren la acción.
  • Son generosos: aseguran que ceder varios puntos (porcentaje de las ganancias) al equipo puede que consiga que quieran volver a trabajar contigo en otras oportunidades. 
  • Valoran las ideas de sus amigos, pero aplicando la norma de compartir: producen las ideas de esos amigos; pero se llevan un gran porcentaje (que comparten con el equipo, claro).
  • Dan oportunidades: creen que es mejor trabajar con directores principiantes, porque son menos difíciles; pero recomiendan que se acompañe a ese director con un buen guionista y un director de fotografía con experiencia.
  • Siguen una regla muy estricta: "No trabajar con idiotas. Arruinan la película". Además, recomiendan que visitemos a un terapeuta para evitar convertirnos en los "idiotas" y que la gente no quiera trabajar con nosotros.

Conocimiento

Los hermanos Duplass conocen la industria perfectamente. Dedican parte de su tiempo a informarse y aprender cómo funciona el negocio, y decidir sus próximos pasos a partir de lo aprendido. Y también saber qué riesgos o nuevos retos afrontar.

Sus consejos, a partir de su experiencia:
  • Cuando vayas a un festival, no te escondas. Busca a los actores que están allí y muéstrales tu película, porque alguno de ellos puede interesarse en trabajar contigo. 
  • Intenta que tu segunda película incluya a un actor medianamente conocido, y que no tenga un enorme presupuesto: aunque sea mala, ambos ganaréis algo de dinero; podrás presentarla en festivales; y seguro que puedes venderla a alguna plataforma de vídeo bajo demanda.
  • Hay veces en las que llevar tu película a las salas sólo significa perder dinero. Las plataformas de VOD pueden permitirte llegar al público, darte a conocer, y hasta ganar algo de dinero.
  • Si no puedes hacer cine, ¿por qué no intentas hacer televisión? Puede que no te conviertas en un director, pero dirigir un episodio o dos pueden darte experiencia. O quizás puedas vender una serie a un canal de televisión.
  • No te van a regalar nada, y tendrás que trabajar duro para llegar a alguna parte. Pero ese trabajo te dará experiencia, y podrás sentirte orgullos@ de todo lo que has conseguido. Y sabrás que si has llegado hasta donde estás, puedes llegar aún más lejos.

Si aún no conocéis el trabajo de estos hermanos, os recomiendo descubrirlo. No os vais a arrepentir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!