26 nov. 2014

10 consejos de Francis Ford Coppola


Me resultó muy curioso que Francis Ford Coppola se negara a dictar una masterclass durante el Festival de Marruecos de 2010: es un director con muchísima experiencia y con un par de clásicos a sus espaldas. 

Resulta que Coppola aún se considera un aprendiz del cine, y por ello no se ve apto para dictar clases. Pero eso no significa que se niegue a dar consejos a los aspirantes a cineastas. Hoy os traigo 10 consejos que he extraído de una entrevista que concedió durante ese festival.

1. Nunca se termina de aprender

El cine es producto de la experimentación, y es un arte joven comparada con las demás. Coppola dice que, después de tantos años haciendo cine, aún continúa aprendiendo en el set.

2. Arriésgate

El riesgo es una parte importante del arte. A pesar de que la industria ahora no arriesga, que los productores se niegan a permitir al cineasta experimentar, si no lo hacemos estancaremos ese arte. Hay que hacer lo que uno quiere hacer, correr riesgos para innovar.

3. Copiar no es malo

“Una vez encontré un texto de Balzac donde hablaba de un joven escritor que había robado parte de su prosa. Lo que me emocionó fue que decía: ‘Fui tan feliz cuando este joven se inspiró en mí’. Porque eso es lo que queremos. Queremos que nos copien. No pueden robarnos, pero pueden tomar lo que les damos, darle su propia voz y, así, encontrar la suya.”

4. El arte no siempre da de comer

Coppola recuerda a los artistas del pasado, que hacían trabajos por encargo. Y dice que, si no quieres que te digan lo que hacer, consideres tener otro trabajo: 

“Yo tengo otro trabajo. Hago películas. Nadie me dice qué hacer. Pero el dinero que gano viene de la industria del vino. Trabaja y levántate a las 5 de la mañana a escribir tu guión.” 
“...Quizás, en la nueva era, el arte sea gratuito. Quizás aquellos que dicen que podrían descargarse música y películas gratis no están equivocados. Me odiarán por esto, pero ¿quién dice que el arte debe costar dinero? Y, en consecuencia, ¿quién dice que los artistas deben hacer dinero?”. 

Y recuerda: antes no había royalties, al artista se le pagaba una sola vez por su trabajo.

5. Escucha a los demás

No seas de esos directores que saben todo y no escuchan las opiniones de los demás. Tú tomarás las decisiones, pero recuerda que el cine es una colaboración. 

6. Trata de definir el tema de la película en una o dos palabras. Te ayudará a tomar decisiones

“Siempre supe cuál era el tema en mis películas. En The Godfather era la sucesión. En The Conversation, la privacidad. En Apocalypse Now!, la mortalidad”. 

Durante el rodaje de The Conversation le presentaron varias chaquetas y le preguntaron cómo quería que se viera el protagonista. Para decidirse pensó en el tema (privacidad), y eligió la chaqueta de plástico transparente.

7. Usa la improvisación como forma de acercar a los actores a sus personajes

Cuando Coppola iba a rodar The Godfather sabía que Al Pacino, James Caan, Robert Duvall y John Cazale estaban nerviosos por conocer a Marlon Brando. Así que organizó una reunión de improvisación. 

Les citó en un restaurante y les pidió que fueran hambrientos. Organizó todo para tener una mesa privada, con decoración hogareña. Se sentó en la cabecera de la mesa junto a Brando, sentó a Pacino a la derecha y a Caan a la izquierda. Cazale y Talia Coppola servirían la comida. Lo que hizo fue darles los elementos para facilitar que se metieran en sus papeles

8. Si vas a adaptar una novela, no intentes meter todo en el guión

Las novelas son muy largas y tienen muchos personajes. Cuando leas la novela, anota directamente sobre el libro lo que sientes, subraya las sensaciones fuertes. Verás que algunas páginas tendrán muchas notas, y otras quedarán vacías. 

Revisa tus notas, agrega más notas y observaciones. Verás como, naturalmente, algunas cosas te sobrarán (páginas, personajes que quizás puedes combinar). Una vez tengas claro qué usarás y qué no, puedes empezar el primer borrador de tu guión.

9. Sé coherente contigo mismo

“Que tu trabajo sea siempre personal. Y nunca mientas. Si mientes, te descubrirás. Siempre descubrirán tus mentiras. Es muy importante que el artista no mienta, y más importante que no te mientas a ti mismo”. 

10. La mayor barrera para el artista es la falta de confianza en sí mismo

Confía en tu visión, dale tiempo a madurar. Sé paciente. Todos somos inseguros y odiamos instantáneamente lo que hacemos. No lo descartes, quizás mañana te des cuenta de que no era tan malo.


Podéis leer la entrevista (en inglés) aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!