29 oct. 2014

10 cosas que quizás no sabías sobre Rosemary's Baby + Mia & Roman

Para continuar la semana de celebración de Halloween, os traigo diez curiosidades sobre el debut en el cine americano de Roman Polanski: Rosemary's Baby (1968).


  1. William Castle (productor) recibió una copia "pirata" del manuscrito de la novela, y compró los derechos para llevarla al cine antes de que fuera publicada. 
  2. El edificio donde ocurre la historia fue bautizado The Bramford en honor a Bram Stoker (autor de Drácula). El edificio que vemos en la película es el famoso edificio Dakota de la ciudad de New York.
  3. Polanski quería que la protagonista de su historia fuera una típica chica americana. Pensó en su esposa, Sharon Tate, pero finalmente propuso a Tuesday Weld. El estudio buscaba un nombre más reconocido, y propuso a Mia Farrow. Sharon Tate tiene un pequeño papel como extra, durante una fiesta. No aparece en los créditos. 
  4. Para el papel de Guy Woodhouse, se pensó en Robert Redford, Warren Beatty y Jack Nicholson. La primera opción era Robert Redford, quien rechazó el papel. Jack Nicholson hizo una prueba, pero no resultó elegido.
  5. Como parte de la promoción de la película, el peluquero Vidal Sassoon le cortó el pelo a Mia Farrow. En realidad se trataba de un stunt, la actriz lo llevaba así de corto desde hacía dos años: su pelo largo durante la película era una peluca. 
  6. Mia Farrow era una vegetariana estricta, pero Polanski le pidió que comiera hígado crudo durante una escena. La actriz aceptó, y no lo sólo lo comió en una toma: la escena se rodó varias veces. 
  7. Joan Crawford iba a tener un cameo durante la película, pero su escena se canceló: justo antes de rodarla, Polanski consideró que no merecía la pena hacerlo. 
  8. Mia Farrow es quien canta durante los créditos iniciales, y Tony Curtis quien da voz a Donald Baumgart (el personaje que sólo se escucha en una conversación telefónica).
  9. La escena en la que Rosemary camina entre el tráfico no fue planificada. En un momento de inspiración, Polanski incitó a Mia a hacerlo. Le dijo: "Nadie atropella a una embarazada". Ningún operario de cámara quiso participar, así que el propio Polanski fue quien operó la cámara, caminando unos pasos por detrás de la actriz.
  10. Durante el rodaje, Mia Farrow creó un cuadro en el que anotaba quiénes habían sido buenos y malos con ella. Polanski le respondió creando uno sobre ella. 

Podéis ver los cuadros de Mia y Polanski en el documental que os dejo más abajo, Mia & Roman (en inglés), junto a varias imágenes sobre el rodaje de Rosemary's Baby.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!