17 sept. 2014

Diez cosas que quizás no sabías sobre Back to the Future

Tenía pendiente escribir sobre Back to the Future (Robert Zemeckis, 1985) desde hace mucho tiempo. Al fin he encontrado la oportunidad de hacerlo, con diez datos curiosos que espero que os sorprendan.


  1. Cuando Bob Gale se encontró un anuario del instituto de su padre, se preguntó si podrían haber sido amigos de haberle conocido cuando adolescente. Y pensó: “si pudiera viajar en el tiempo, comprobaría si podríamos haber sido amigos”. Y esa fue la chispa que inspiró Back to the Future.
  2. Robert Zemeckis ofreció la idea a Disney. La razón que dio Disney para rechazar el proyecto era que la idea de que la madre se enamorara del hijo era demasiado arriesgada. Pero fueron los únicos que consideraron la historia como arriesgada: el resto de estudios a los que se ofreció la idea la consideraron demasiado naïve comparada con las comedias adolescentes que se estrenaban en la época.
  3. El guión fue rechazado 40 veces. Sid Sheinberg no estaba contento con el título: decía que nadie iría a ver una película con la palabra “futuro” en el título. Solicitó que se cambiara a Spaceman from Pluto (Hombre Espacial de Plutón), y la línea “I’m Darth Vader from planet Vulcan” (Soy Darth Vader, del planeta Vulcano) a “I am a spaceman from Pluto!” (Soy un hombre espacial de Plutón). Spielberg se limitó a contestarle que era una broma buenísima y que a todos les había hecho mucha gracia. 
  4. Michael J. Fox fue la primera elección para el papel de Marty, pero no estaba disponible (conflicto de agenda, dado que grababa para tv Family Ties). El elegido para reemplazarlo fue Eric Stoltz. Rodaron cuatro semanas, y estuvieron de acuerdo en que Stoltz no era el indicado (podéis ver un poco de lo que se rodó aquí). Michael J. Fox volvió al proyecto, pero con un horario especial: rodaba por la noche, justo después de terminar de grabar la serie; dormía unas 5 horas por noche, y las escenas de día se rodaban los fines de semana. Las cuatro semanas de rodaje “perdidas” costaron 3 millones a la producción.
  5. Johnny Depp hizo una prueba para el rol de Marty, pero fue poco memorable. ¿Imagináis a Johnny con las zapas de Marty? Ralph Maccio también consideró el papel, pero lo rechazó porque pensaba que la película iba sobre “un chico, un coche, y píldoras de plutonio”.
  6. Christopher Lloyd rechazó el papel de Doc Brown, pero cambió de opinión cuando su mujer le convenció de que sería un buen papel. Al final, tuvo que improvisar algunas de sus líneas.
  7. Crispin Glover perdió la voz durante el rodaje, y tuvo que doblarse posteriormente.
  8. La máquina del tiempo no siempre fue un DeLorean. En el primer borrador del guión iba a ser un instrumento láser unido a un refrigerador y sometido a una prueba de bomba atómica. Lo cambiaron por miedo a que los niños empezaran a experimentar con los refris en casa. En el tercer borrador ya era un DeLorean, pero para viajar en el tiempo era necesario conducir hacia una prueba de la bomba atómica. Lo más curioso: se deshicieron de la idea de la bomba atómica para reducir costes. La elección de un DeLorean se debía a que el diseño podía pasar por una nave espacial en 1955.
  9. La película sólo tiene 32 tomas de efectos especiales.
  10. En la primera proyección de prueba con público faltaban detalles: no estaban completos los efectos del vuelo del DeLorean, y los últimos minutos de la película estaban en blanco y negro. ¿Afectó la opinión del público? Todo lo contrario: estaban encantados con la escena final.
Para terminar, algunas tomas falsas del rodaje:



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!