5 mar. 2014

Nebraska

Nebraska

No había escuchado/leído sobre Nebraska hasta que comencé a escuchar su nombre en las nominaciones de los premios de este año. Eso fue suficiente para despertar mi curiosidad: quería saber cómo una película que comenzó su andanza en Cannes (mayo de 2013) y la continuó en tantos festivales (diecisiete en total) no logró hacer ruido hasta ahora.

Después de ver Nebraska, creo que entiendo por qué no ha hecho mucho ruido. Se trata de una película que parece muy simple, que puede no llamar la atención cuando leemos la sinopsis; pero que sin embargo tiene muchas cosas que son dignas de atención. Para empezar, las nominaciones a Bruce Dern son merecidas. Puede que su interpretación no sea desgarradora; pero es de las mejores del año. Me ha gustado muchísimo Will Forte, a quien asocio a la comedia (SNL) y también creo que es de lo mejor de la película.

La historia de Nebraska me hizo pensar en las relaciones familiares, en el paso del tiempo. Me ha hecho pensar que a veces es mejor apoyar las locuras del otro, aún sabiendo que está equivocado, porque es una forma de demostrar el cariño y lo que nos importa ese otro. Me ha hecho pensar en cómo cambia la gente y cómo afecta las relaciones el dinero. Cómo un amigo puede traicionar, o la propia familia, cómo pueden ponerle precio al cariño y a lo que deberían ser acciones desinteresadas. Nebraska me ha hecho pensar mucho.

¿Por qué pasó desapercibida hasta ahora? Supongo que porque se trata de una película sencilla. Una película que no promete nada, que prefiere pasar desapercibida y que el espectador la descubra. Y os recomiendo descubrirla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!