16 dic. 2013

Spring Breakers

Spring-Breakers-poster

No tenía ningún interés por ver Spring Breakers. Imaginaba que sería prácticamente lo mismo que Savages, que no iba a encontrar nada nuevo. Pero las opiniones opuestas y extremas, y la campaña por el Oscar para James Franco me convencieron: necesitaba saber qué hacía que algunos la odiaran y otros hablaran de “maravilla”, y por qué tanto ruido con el trabajo de James Franco.

En cuanto a la historia, no me equivocaba: tiene cosas en común con Savages. Otra vez no logré conectar con los personajes: no sé mucho sobre las cuatro chicas, y de Alien apenas sé poco. No sé sus historias, no sé sus motivaciones. No los conozco. Me falta algo, sólo conozco pinceladas.

Muy bonito lo de “Spring Break forever”, pero me he quedado fría con la historia. Muy interesante ese montaje, los colores. Mucho exceso, mucha juventud y necesidad de vivir al máximo; pero al final no sé si Harmonie Korine quiso decirnos algo o sólo hacer una película de culto. Me he decantado por lo segundo.

Spring Breakers no me movió. No conecté y no me despertó ni odio ni fascinación. No es un tostón, porque no sentí la necesidad de dejar de verla; pero tampoco es una película tan bien lograda. ¿Es una película de culto? Para mí no. Pero parece que lo ha conseguido, y quizás con el tiempo cambie de opinión. De momento, para mí es sólo una película más.

En cuanto a James Franco, me gustó. Me gusta siempre. Creo que es un genio, y como genio es incomprendido. Creo que muchas veces hace las cosas de forma irónica, y que la gente le toma mucho más en serio de lo que él se toma a sí mismo. Creo que va dos pasos por delante de todos, y que muchas veces se burla de nosotros. ¿Por qué eligió interpretar a Alien? ¿Por qué no iba a hacerlo? Creo que sabía muy bien lo que iba a lograr con Spring Breakers.

Sin embargo, no veo que sea una gran interpretación. No me parece que se tomara tan en serio el trabajo y creo que dio lo justo, porque dando lo justo ya iba a destacar. Y lo ha conseguido. Su interpretación no es inolvidable. Le he visto hacer mejores cosas. Y me ha despertado la duda de si la crítica que le está nominando –y apoyando su carrera al Oscar- lo está haciendo para divertirse. Del mismo modo que él se divierte con la situación. Esta situación que empezó un poco como broma, y que cada vez parece ser más en serio.

Dudo verlo nominado o subiendo a recibir el Oscar en 2014, pero me parece divertido ver cómo todo esto acabará. De momento, la situación y el ruido ayudan a que Spring Breakers se convierta en película de culto, y a aumentar la figura de James Franco como ícono incomprendido. Este chico va a llegar lejos, y él lo sabe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!