15 jul. 2013

Los mundos sutiles

Esa frase que siempre repito –en infinitas variaciones- vuelve a ser relevante: la película perfecta llega a tu vida en el momento exacto. Tenía ganas de ver algo de Michel Gondry, quería perderme en un mundo en el que la realidad y los sueños se confundieran. Y la vida me llevó a la película exacta en el sitio perfecto. El viernes pasado fui a una proyección organizada por Utopicus, en la que vi un documental maravilloso sobre Antonio Machado: Los mundos sutiles, de Eduardo Chapero-Jackson.

Los-mundos-sutiles

Sólo puedo deciros que cuando se encendieron las luces y nos invitaron a hacer preguntas a la productora y uno de los actores, no podía articular palabra. Tanto me había movido lo que había visto, que los millones de preguntas que en otro momento habría soltado se quedaron atrapados en mi garganta. Estaba fascinada, movida, emocionada.

Los mundos sutiles llevan al espectador en un viaje por la vida de Antonio Machado. Es un viaje poético, lleno de danza y palabras que invitan a releer al poeta. Redescubrí a Machado, me sorprendí de cuántas de sus poesías recordaba, y adoré las coreografías. La fotografía es hermosa, la música acompaña perfectamente la historia… ¿Qué puedo deciros? Me enamoré de Los mundos sutiles.

La peli no ha tenido distribución en salas, pero por suerte puedo invitaros a verla en este enlace de TVE. Realmente me encantaría que la vierais todos. No sé si los que me seguís desde fuera de España podréis verla en el enlace, pero sé que está a punto de estrenarse en Sudamérica y en otros países, así que espero que todos tengáis la chance de disfrutarla.

Como detalle, contaros que Los mundos sutiles me gustó tanto que le envié el trailer a Mark Cousins para que le echara un vistazo. Le gustó mucho. Y ya sabéis que la palabra de Cousins es sagrada ;)

La proyección de Los mundos sutiles fue la primera de una serie de proyecciones que se harán todos los viernes dentro del ciclo US_Cine. La entrada es gratuita. ¡Como para perdérselo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!