3 jun. 2013

Ninotchka

Ninotchka-poster

Ya era hora de volver al cine clásico. Mi lectura de The Story of Film llegó a la parte en la que Mark Cousins habla de tres mujeres que resumieron una etapa del cine en Norteamérica: Dorothy, de The Wizard of Oz; Scarlett O’Hara, de Gone with the wind; y Ninotchka. Ninotchka, la gran Greta Garbo. Me pregunto cuántas personas han visto Ninotchka y por qué no suelo escuchar hablar de esta película lo suficiente. Y por eso he decidido hablar de ella, e invitaros a verla (o re-verla).

Dirigida por Ernst Lubitsch, con Billy Wilder y Charles Brackett como guionistas, y Greta Garbo como protagonista, Ninotchka debería sonar mucho más. Ninotchka retrata una visión muy particular de la época en la que está rodada: se trata de una mujer de la URSS que viaja a París y descubre otro modo de vida. Hemos visto varias veces en otras películas a los típicos personajes provenientes de países comunistas descubrir el capitalismo y ser conquistados por él. Les hemos visto fascinarse, cambiar completamente. Pero la diferencia en esta película está en que Ninotchka cree en su gobierno, es una persona con ideas firmes y no quiere que eso cambie.

Ninotchka se enamora de un conde, y eso la lleva a un cambio; pero no deja de amar a su país ni de creer en las cosas que ella cree que son correctas. Lo bueno de esta película es que, a pesar de estar bastante sesgado el punto de vista desde el que está escrita, nos hace reflexionar y ver ambos lados de la moneda. Ninotchka tiene un dilema, y el espectador entiende por lo que está pasando. El espectador la entiende, y se enfrenta al dilema con ella. Esta es una de las razones por las que Mark Cousins destaca a Ninotchka: porque analiza las prioridades de la vida y el escapismo.

Ver Ninotchka es un placer: un guión muy gracioso, inteligente; una Greta maravillosa, escenas que invitan a verlas una y otra vez, y ¡Bela Lugosi! Lo normal es que nos nombren a Bela Lugosi y pensemos en Drácula, en el anciano que apenas podía actuar fuera de ese papel, y sin embargo en Ninotchka podemos ver a un Bela Lugosi diferente. Es sólo una escena, pero es curioso verle en un papel diferente al que todos tenemos grabado a fuego en la mente. Si queréis ver una peli que os hará reír, que os hará pensar, una peli bien escrita y una peli que merece que se vea, esa es Ninotchka.

2 comentarios:

  1. Me gustaría invitarte a participar y votar en nuestra lista de las 50 mejores películas de los años 80. La idea es que cada uno vote 10 películas y que salga una lista con los gustos de todos los cinéfilos. ¿Qué te parece? Lo explico mejor aquí: http://lavozenoff.net/2013/05/29/buscamos-las-50-mejores-peliculas-de-los-80/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Uy, me cuesta mucho elegir sólo 10! Me lo pienso e intento aportar antes de la fecha límite ;) ¡Gracias por la invitación!

      Eliminar

¡Habla! ¡Te leo!