5 jun. 2013

Belle de Jour

BELLE DE JOUR

¿Qué decir de Belle de Jour que no se haya dicho ya? No me meteré en análisis ni la compararé con el resto del cine de Buñuel. No. Me limitaré a deciros que la recomiendo, y que quienes se sienten interesados por un cine que hace pensar, que invita al análisis, deberían verla.

Catherine Deneuve me gusta en papeles en los que su mirada dice más que sus palabras, en las que sus gestos hablan. Belle de Jour es una película que le permite hacerlo. No terminaréis de entender todo lo que pasa por la mente de su personaje (Severine), pero sí despertará empatía. El resto de los personajes son aún más enigmáticos, porque no terminamos de conocerlos. Sin embargo, a través de Severine y lo que ella siente -o parece sentir por ellos-, nos formamos una “opinión” sobre ellos.

Es interesante cómo Buñuel nos presenta a Severine, cómo mezcla realidad y fantasía. Y cómo nos cuenta una historia que engancha. Mucho. Belle de Jour tiene un grado de tensión bastante interesante. Sobre todo al final, en esa escena en la que crees que el mundo se acabará. Y de algún modo lo hace. Como dije, no quiero meterme a analizar Belle de Jour, simplemente os invito a verla y analizarla cada uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!