28 jun. 2013

La Huida

Una historia simple. Muchos detalles, que puede que parezcan que no tienen conexión, hasta que la historia es contada. Un corto que recuerda a Wes Anderson, que me hizo pensar en Jean-Pierre Jeunet y en Michel Gondry, que tiene al espectador atento y tratando de descifrar por qué le cuentan lo que le cuentan. Todo eso es La Huida, de Victor Carrey.

 

 

¡Buen fin de semana!

26 jun. 2013

Daydream Nation

Daydream-Nation-Poster

A veces me pierdo entre el número infinito de trailers en YouTube, mirando uno tras otro y anotándome los que más me atraen. Normalmente paso de las películas de las que todos hablan, y me centro en películas independientes, películas no tan mainstream, y busco lo último de actores y directores que me gustan.

Una de las películas que entró en mi lista hace un tiempo es Daydream Nation. La protagonista es Kat Dennings, una actriz con la que suelo reírme mucho en 2 Broke Girls. Como siempre, buscaba verla en otra clase de personaje, así que no sólo me interesé en Daydream Nation porque la historia me atraía, sino por ella.

El resultado fue interesante. Sabia que Kat Dennings me iba a convencer, quizás por aquello de que la comedia es más difícil que el drama. Quizás porque el personaje no le exigiría demasiado. Lo que no esperaba era encontrarme con una película en la que lo que más me iba a gustar era su estructura narrativa. Creo que estoy acostumbrada a que historias como la de Daydream Nation sean simples, por lo que me gustó ver algo diferente.

Sin embargo, me han quedado algunos cabos sueltos: el incendio, y ¿cuál es la historia de las piedras? ¿Se perdió en la sala de montaje? ¿O simplemente se me pasaron detalles? Fuera de eso, Daydream Nation me gustó. No será más que una película de esas que pasan sin pena ni gloria, pero me entretuvo.

24 jun. 2013

Movie 43

movie-43-poster

Aún no decido si Movie 43 es una mala película o una genialidad. No sólo lograron juntar un grupo de actores que suelta una burrada tras otra sin inmutarse, sino que nos tienen atentos durante toda la película esperando la siguiente cosa con la que nos sorprenderán. Y no defraudan, porque Movie 43 es una burrada tras otra. Creo que los únicos capaces de entender esta película son personas capaces de separar este tipo de humor de la realidad, de entender que esta película fue hecha con la intención de escandalizar. Pero, sabiendo que algunos de los actores metidos en el proyecto se arrepintieron (te estoy mirando, Richard Gere), creo que no será tan simple.

Movie 43 tiene ese tipo de humor que asociamos con Family Guy, American Dad, Southpark, y una larga lista de humoristas, películas y series. Sin embargo, no es lo mismo ver y escuchar ciertas cosas de ciertos personajes que verlo en la piel de Richard Gere, Kate Winslet, Naomi Watts, Gerard Butler, Halle Berry y un largo etcétera. No. Uno no espera que participen en algo así. Y ahí está el escándalo (por cierto, creo que es un poco hipócrita escandalizarse por algo que vemos a diario. ¡Hay que soltarse!).

Otra cosa es que la narrativa de la película sea inconexa, que no tenga pies ni cabeza. He visto el corte europeo, en el que un trío de adolescentes buscan “la película prohibida” y se encuentran una tras otra las escenas. El corte tiene su sentido si sabemos que fue creado a partir de las reacciones al corte original (supongo que como una broma). La historia es la siguiente: El corte original se trataba de un pitch, en el que se intentaba vender una película con los actores haciendo toda clase de escenas bizarras. Claro que la película, en la ficción y en la realidad, no contaba con apoyo de nadie.

Y el corte europeo es justamente eso: nos cuentan sobre esa película “prohibida” por ser tan descabellada. La idea no es mala, pero la tontería del fin del mundo y esas cosas demuestra que se sacaron la historia de la manga intentando hacer algo bueno (que, para mi gusto, se queda corto). Me gusta más la idea original, y me gustaría ver cómo se sostiene. Me gustaría verla para terminar de decidir si la película es una genialidad o simplemente una buena idea que no resultó tan buena cuando se montó y se proyectó.

21 jun. 2013

La Migala

Reemplazar un sentimiento por otro, una obsesión por otra. De esto va La Migala, un corto de Jaime Dezcallar que me ha dejado la sangre helada. Más allá de la fobia a las arañas, La Migala también habla de otros miedos. Y de sentimientos. Aunque reconozco que a mí lo que más me ha afectado es el miedo. Y el final.

¡Buen fin de semana!

19 jun. 2013

Lugares de cine: Sherman Oaks Galleria

El Sherman Oaks Galleria es un centro comercial que se encuentra en Los Angeles, California. Está ubicado en San Fernando Valley, en la esquina de Ventura y Sepulveda Boulevards.

Sherman Oaks 1980s

¿Por qué os hablo de este sitio? El Sherman Oaks Galleria forma parte de la Historia del Cine norteamericano, ya que ha sido localización de varias películas: Fast Times at Ridgemont High (Amy Heckerling, 1982), Valley Girl (Martha Coolidge, 1983), Night of the Comet (Thom E. Eberhardt, 1984), Commando (Mark L. Lester, 1985), Back to the Future Part II (Robert Zemeckis, 1989), Mother (Albert Brooks, 1996), Terminator 2 (James Cameron, 1991), Phantom of the Mall: Eric's Revenge (Richard Friedman, 1989), Walk Like a Man (Melvin Frank, 1987), Innerspace (Joe Dante, 1987), Chopping Mall (Jim Wynorski, 1986) y Crazy, Stupid, Love (Glenn Ficarra y John Requa, 2011).

Abrió en 1980 y pronto se hizo famoso gracias a la canción “Valley Girl”, de Frank y Moon Unit Zappa. Tanto es así, que un programa de televisión –Real People- realizó un concurso para encontrar a la Valley Girl ideal. Posteriormente, el cine decidió que sería el sitio perfecto para contar algunas de sus historias.

A pesar de su éxito durante los años ochenta, en los noventa el centro comercial comenzó a perder tiendas, y en 1999 sólo quedaban un par de ellas abiertas. En abril de 1999 el Sherman Oaks cerró. La generación que vivió su auge se vio profundamente afectada por la pérdida de uno de los íconos de la ciudad (algo que retrata otra canción: “The Galleria”, de Phantom Planet). Luego de una reconstrucción, volvió a abrir sus puertas en 2002. Lo único que queda en pie del centro comercial original es la zona de los cines, y actualmente la Warner Brothers tiene sus oficinas en una de las entradas principales.

Así que si alguna vez estáis por Los Angeles y os apetece pasear por un sitio por donde cobraron vida varios personajes cinematográficos, no os quedéis en los estudios. Las calles, y sobre todo el Sherman Oaks Galleria, os harán sentir como si estuvierais dentro de una peli.

17 jun. 2013

The Lords of Salem

the-lords-of-salem-poster

 

Quizás no os lo he contado antes, pero soy MUY FAN de Rob Zombie. Me encanta. Sus películas me “afectan” y me fascinan al mismo grado. Me encanta su estilo, sus historias, sus personajes. Y me moría de ganas por ver The Lords of Salem. Lo que no me esperaba era encontrarme con una película que me recordó a otras.

¿Por qué? Empezando porque (ALERTA: SPOOOIIIILEEER!!!) la historia tiene mucho de Rosemary’s Baby. Siguiendo porque el pasillo me recordó muchísimo a The Shining, la escena de la iglesia –y algunas más- me hizo pensar en Devil’s Advocate. En algunas escenas pensé en Stigmata. Y en general, creo que se me han escapado varios detalles más que seguro recordaban a otras películas. No sé si es intencional, pero The Lords of Salem tiene mucho de otras películas. Muchísimo.

Y, sin embargo, no pierde su identidad. Sobre todo porque nadie como Rob Zombie para elegir la música de sus películas. La banda sonora es tan interesante como la película. En cuanto al trabajo actoral destaco a Meg Foster, culpable de que esa noche me costara pegar ojo pensando en su bruja.

Es realmente curioso, porque la película en sí no tiene demasiados sobresaltos que uno no espere; pero hacia la mitad estaba bastante nerviosa. No es que me afectara más que otras películas de Zombie, simplemente hace mucho tiempo que no lograba sentirme así viendo cine del género. Creo que repetiré, como siempre repito el trabajo de Rob Zombie. Y si aún no habéis visto nada del director, ¿qué estáis esperando? ¡Os estáis perdiendo algo buenísimo!

14 jun. 2013

Sticky Man

“Se pueden hacer cosas de calidad con pocos recursos”, “No hay que gastar millones para hacer una buena historia”, y muchas frases más. Las hemos escuchado/leído millones de veces. Hemos visto ejemplos de ello y, sin embargo, parece que no terminamos de creerlo. El corto de hoy fue elegido para demostraros que con pocos recursos y mucha imaginación y paciencia se puede contar una historia.

Se trata de Sticky Man, un corto que tiene animación “clásica” y stopmotion. Un corto hecho con post-its. Sí, con lo que todos tenemos en nuestros escritorios. Tan simple como eso.

Sólo es cuestión de tener una historia y pensar en una forma de contarla. Historias tenemos todos, sólo nos falta pensar cómo contarlas. Y hacerlo. ¿Qué estamos esperando?

¡Buen fin de semana!

12 jun. 2013

Mental

Mental_Poster

 

Necesito ayuda de quienes hayan visto Mental. Siento que he visto esta película antes, las escenas se me hicieron demasiado familiares. Quitando que logré conectarla de algún modo a Muriel’s Wedding –algunas interpretaciones me recordaron mucho a esa otra película de Toni Colette, que también la dirige P. J. Hogan-, estoy completamente segura de que vi Mental hace años. Y sé que siendo un estreno que apenas ha tenido distribución es imposible que la haya visto antes.

Fuera de eso, realmente la recomiendo. Aunque sea sólo por la belleza que es la escena del tobogán. La he repetido mentalmente tantas veces que creo que empieza a afectarme. ¡Qué bonita les ha quedado! ¡Y qué decir de Toni Colette que no os haya dicho ya! El papel de Shaz no podría ser interpretado por otra persona. No sé si tenía un día “inocente” o qué, pero no me daba cuenta de hacia dónde iba su personaje hasta que ella me lo enseñó.

Mental es una historia muy especial. Quitando el final -que la verdad es que no me ha gustado-, el resto de la película me ha parecido una maravilla. Y me hace pensar que la teoría de que Australia es un país de descendientes de gente mal de la cabeza no está demasiado alejada de la realidad. Al menos por su cine, que siempre tiene un toque tan especial y mezcla drama con comedia de ese modo que tanto me gusta. Os la recomiendo. Y de paso: a ver si a vosotros os pasa que sentís que ya la habíais visto, o tengo que empezar a preocuparme :P

10 jun. 2013

The Great Gatsby

 

the-great-gatsby

Muchas veces me han mirado raro por decir que no entendía la fascinación con El Gran Gatsby. No terminó de gustarme el libro, y he intentado varias veces ver la película de los setenta con malos resultados (me he quedado dormida, cosa que no es normal que me ocurra viendo cine). Lo he intentado, pero la historia no terminaba de hacerme click. Sin embargo, desde el momento en que me enteré de que Baz Luhrmann había decidido llevar El Gran Gatsby al cine, supe que esta era mi oportunidad de conectar con la historia y sus personajes. Y no me equivocaba.

El cine de Baz Luhrmann me fascina. Desde Romeo + Juliet –que me voló la cabeza durante la adolescencia, cuando mi amor por Shakespeare estaba en la cima-, todo lo que hace me encanta. Adoro la fotografía, el montaje, los movimientos de cámara, el vestuario, la visión de Baz Luhrman. Y si El Gran Gatsby me daba sueño, Baz Luhrmann lograría que estuviera al menos fascinada con las imágenes de la pantalla.

¿Qué os puedo decir? Desde el instante en que se iluminó la pantalla, me metí completamente en una historia que, a pesar de conocerla bien, me pareció completamente nueva. Luhrmann logró que no mirase a Tobey Maguire como le veo siempre (lamentablemente su cara no me deja tomarme muy en serio sus interpretaciones). Le creí.

Y cuando le vi entrar a casa de Daisy, cuando las cortinas protagonizaron una escena que me quitó el aire, supe que estaba ante otra genialidad. Para cuando Leonardo DiCaprio hizo su aparición, ya estaba completamente enamorada de la historia. Y Leonardo terminó de conquistarme. Y confirmarme que es uno de los actores más infravalorados de la actualidad.

Sí, la Great Gatsby de Luhrmann tiene todo lo que se espera de ella: un montaje único, escenas en las que el mundo parece un circo y una fiesta, música de lo más inusual, excentricidades varias. Y eso es lo que quería ver. Gatsby es un personaje que invita a tirar la casa por la ventana, y Luhrmann no escatimó a la hora de mostrarnos sus fiestas.

Leonardo DiCaprio logró que entendiera a Gatsby por primera vez, logró que empatizara con él y no me quedara con una vaga idea de quién es y por qué se comporta como lo hace. Carey Mulligan, sin embargo, no terminó de dejarme odiar a Daisy. Su Daisy se me hizo humana, aunque quizás así es como debería ser y nunca lo había visto de esa manera. De todas formas, su interpretación no fue tan excelente como todo lo que he visto de ella hasta ahora.

 

 

Al final, me han entrado ganas de intentar ver la Gatsby de los setenta una vez más. Aunque sea para compararla con la maravilla que me ha regalado Baz Luhrmann. Aunque sea para tener razones por las cuales defender la versión de 2013. Me han entrado ganas de releer la historia, quizás ahora termine de conectar con ella. O quizás no haya modo, y sólo haya podido comprender las palabras de Friztgerald a través de la visión de uno de los mejores directores de la actualidad y la interpretación de un Leonardo DiCaprio que cada día me convence más de lo buen actor que es. Pase lo que pase, el Great Gatsby de Luhrmann siempre será mi Great Gatsby.

7 jun. 2013

Bottle

Ha llegado el viernes, y toca compartir un corto. Hoy os dejo un stopmotion (sí, una vez más mi técnica favorita). Se trata de una animación con arena y nieve, que me recordó a unas animaciones con plastilina que veía de peque. Espero que os guste. Se llama Bottle, y su creadora es Kirsten Lepore.

 

¡Buen fin de semana!

5 jun. 2013

Belle de Jour

BELLE DE JOUR

¿Qué decir de Belle de Jour que no se haya dicho ya? No me meteré en análisis ni la compararé con el resto del cine de Buñuel. No. Me limitaré a deciros que la recomiendo, y que quienes se sienten interesados por un cine que hace pensar, que invita al análisis, deberían verla.

Catherine Deneuve me gusta en papeles en los que su mirada dice más que sus palabras, en las que sus gestos hablan. Belle de Jour es una película que le permite hacerlo. No terminaréis de entender todo lo que pasa por la mente de su personaje (Severine), pero sí despertará empatía. El resto de los personajes son aún más enigmáticos, porque no terminamos de conocerlos. Sin embargo, a través de Severine y lo que ella siente -o parece sentir por ellos-, nos formamos una “opinión” sobre ellos.

Es interesante cómo Buñuel nos presenta a Severine, cómo mezcla realidad y fantasía. Y cómo nos cuenta una historia que engancha. Mucho. Belle de Jour tiene un grado de tensión bastante interesante. Sobre todo al final, en esa escena en la que crees que el mundo se acabará. Y de algún modo lo hace. Como dije, no quiero meterme a analizar Belle de Jour, simplemente os invito a verla y analizarla cada uno.

3 jun. 2013

Ninotchka

Ninotchka-poster

Ya era hora de volver al cine clásico. Mi lectura de The Story of Film llegó a la parte en la que Mark Cousins habla de tres mujeres que resumieron una etapa del cine en Norteamérica: Dorothy, de The Wizard of Oz; Scarlett O’Hara, de Gone with the wind; y Ninotchka. Ninotchka, la gran Greta Garbo. Me pregunto cuántas personas han visto Ninotchka y por qué no suelo escuchar hablar de esta película lo suficiente. Y por eso he decidido hablar de ella, e invitaros a verla (o re-verla).

Dirigida por Ernst Lubitsch, con Billy Wilder y Charles Brackett como guionistas, y Greta Garbo como protagonista, Ninotchka debería sonar mucho más. Ninotchka retrata una visión muy particular de la época en la que está rodada: se trata de una mujer de la URSS que viaja a París y descubre otro modo de vida. Hemos visto varias veces en otras películas a los típicos personajes provenientes de países comunistas descubrir el capitalismo y ser conquistados por él. Les hemos visto fascinarse, cambiar completamente. Pero la diferencia en esta película está en que Ninotchka cree en su gobierno, es una persona con ideas firmes y no quiere que eso cambie.

Ninotchka se enamora de un conde, y eso la lleva a un cambio; pero no deja de amar a su país ni de creer en las cosas que ella cree que son correctas. Lo bueno de esta película es que, a pesar de estar bastante sesgado el punto de vista desde el que está escrita, nos hace reflexionar y ver ambos lados de la moneda. Ninotchka tiene un dilema, y el espectador entiende por lo que está pasando. El espectador la entiende, y se enfrenta al dilema con ella. Esta es una de las razones por las que Mark Cousins destaca a Ninotchka: porque analiza las prioridades de la vida y el escapismo.

Ver Ninotchka es un placer: un guión muy gracioso, inteligente; una Greta maravillosa, escenas que invitan a verlas una y otra vez, y ¡Bela Lugosi! Lo normal es que nos nombren a Bela Lugosi y pensemos en Drácula, en el anciano que apenas podía actuar fuera de ese papel, y sin embargo en Ninotchka podemos ver a un Bela Lugosi diferente. Es sólo una escena, pero es curioso verle en un papel diferente al que todos tenemos grabado a fuego en la mente. Si queréis ver una peli que os hará reír, que os hará pensar, una peli bien escrita y una peli que merece que se vea, esa es Ninotchka.