1 may. 2013

Upside Down

Upside-Down-Poster

Siempre digo que cuando se trata de ciencia ficción prefiero la literatura al cine. ¿Por qué? No lo sé. Simplemente disfruto más leyendo esta clase de historias que viéndolas, porque cuando las veo tiendo a cuestionarlas. El modo de que me interese dedicar tiempo a ver una película de ciencia ficción/fantasía es simple: el cartel debe tener actores o un director que disfruto. Con Upside Down fue lo primero: Kirsten Dunst y Jim Sturgess.

Visualmente quedé encantada. No habían pasado veinte minutos de cinta y estaba fascinada, la historia me había enganchado. Pensé: “Juan Solanas, vaya opera prima te estás marcando”. Luego perdió un poco de magia. Entre el mareo de los planos de cabeza, los efectos especiales y la cantidad de cosas que cuestioné en la historia, la magia se perdió.

El final… demasiado bonito para ser verdad. Era obvio que no podía acabar del modo en que parece hacerlo; pero quizás habría sido más interesante. En cierto momento analicé ambos mundos como una metáfora de las clases sociales, y ese final que esperaba coincidía con la realidad. Sin embargo, al terminarla de otro modo ya no fue lo mismo. Muy bonito, sí, pero quizás demasiado. Además, me quedan cabos sueltos por todas partes, que si bien se intentan explicar, no termino de creérmelos.

Fuera de eso, la película tiene muchas cosas bonitas: escenarios, fotografía, y ese tango maravilloso que no he parado de cantar desde que vi Upside Down. Jim Sturgess es adorable, su personaje me ha encantado. Kirsten Dunst también me ha gustado mucho. Y adoré ver a Timothy Spall. Además, quizás inconscientemente, hay un par de detalles que recuerdan a cortos nominados a los Oscars de 2013 (Paperman y sus aviones de papel, y la historia tiene algo de Head over heels).

Creo que lo último que había visto de este género fue Never let me go (película que adoré), y si bien no me ha gustado tanto, tampoco creo que he perdido el tiempo viendo Upside Down. Juan Solanas ha logrado que quiera seguir viendo su trabajo, porque si bien no es un comienzo de maestro, ha logrado llamarme la atención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!