31 may. 2013

Luminaris

Hoy os traigo una animación en stopmotion con actores de carne y hueso. Nada nuevo, podréis pensar. Pero, además, este corto incorpora la técnica de la pixilación, que es cuando esos actores interactúan con objetos animados. Se trata de Luminaris, de Juan Pablo Zaramella.

Además de ser un corto muy original, me ha encantado la historia y su protagonista: un hombre que está cansado de la vida rutinaria y quiere cambiar las cosas. Espero que os inspire tanto como a mí.

 

Podéis encontrar más información sobre Luminaris y el proceso creativo aquí.

¡Buen fin de semana!

29 may. 2013

Oz the Great and Powerful

oz-the-great-and-powerful-banner-poster

Quizás me querréis llamar de todo por pensar que Oz the Great and Powerful es una fusión de The Wizard of Oz y la Alice in Wonderland de Tim Burton. Quizás no. Es lo que pienso. ¿Me gustó? Sí. La Alice de Burton también. ¿Qué me gustó? Pues casi todo.

La historia detrás del Mago me pareció muy buena. Eché en falta al Hombre de Hojalata, eso sí (¿o me perdí su aparición?). Me confundió un poco el tema de las brujas malvadas, el “intercambio” de colores y la falta de la aparición de las zapatillas de rubí. Me hubiera gustado que las zapatillas tuvieran una explicación, como todo lo demás. Y me hubiera gustado entender el cambio del personaje de Rachel Weisz, que en The Wizard of Oz tiene una mínima aparición.

Me gustó mucho que se respetara la idea estética de Kansas en sepia y Oz a color. Los efectos especiales se quedan un poco cortos (el 3D en 2D no funciona del todo bien, creo que habría que mejorar ese detalle). James Franco me gustó mucho. Oz es un personaje que gente como Jude Law y Johnny Depp llevarían maravillosamente, y James Franco consigue que compre su Mago. Michelle Williams se me hizo un poco sosa, creo que me resultó más fácil creerle en otras películas. Rachel Weisz está genial, y Mila Kunis fue todo un descubrimiento (creo que no la había visto más que en televisión y alguna comedia romántica).

En resumen, puede que Oz the Great and Powerful está un poco mejor lograda que la Alice de Burton. No se esperaba que fuera algo en particular, y por ello no decepciona. De Sam Raimi no se espera lo que de Burton (al menos en mi caso), por suerte, y eso juega a favor. La verdad es que el trailer era tan bueno que esperaba que fuera un desastre de película -y que se me iba a hacer eterna-, y no ha sido así. Con lo que adoro The Wizard of Oz estaba preparada para atacar a la yugular, y al final me ha convencido.

27 may. 2013

Muriel’s Wedding

1995-muriels-wedding-poster1

¿Os hablé alguna vez de mi admiración por Toni Colette? Seguramente la habré nombrado alguna vez, pero no sé si os he contado que esta admiración surge de una película que me gusta desde que soy pequeña: Muriel’s Wedding. No sé si era la música de Abba, si era Toni o qué; pero Muriel’s Wedding es una de mis películas favoritas.

Sí, soy consciente de que es una película bastante dura. Cómo y por qué le puede gustar a una niña, no lo entiendo. Pero siempre me gustó. Quizás sea porque Muriel (¡¡¡ATENTOS: SPOILERS!!!), a pesar de huir de sí misma, a pesar de querer refugiarse en una mentira, acaba por encontrarse a ella misma y se libera. Puede que por esa razón sea que cada vez que escucho Dancing Queen me siento libre, feliz. Muriel me contagia eso: las ganas de superarme, el querer lograr lo que quiero. Muriel quería ser alguien, quería sentirse especial, y al final se da cuenta de que ella es especial y que no necesita dejar de ser quién es para serlo.

Para mí Muriel’s Wedding es una película especial. A nivel técnico no es destacable, el mensaje puede encontrarse en muchísimas películas más; pero hay algo que la hace especial. Y quizás algunos coincidáis conmigo en que es un clásico. ¿La razón por la que lo es? Pues no lo sé. Quizás porque Toni Colette me convence, me contagia, y me gusta.

Recuerdo haber leído una lista de películas en las que Muriel’s Wedding rankeaba entre esas que no podemos dejar de ver, y sonreír pensando que yo también la recomendaría. Y os la recomiendo. Aunque sea para despertaros la curiosidad por ver algo de cine australiano, algo de los inicios de Toni Colette. O simplemente porque es una película que os prometo que os dejará con una sonrisa.

24 may. 2013

La dama y la muerte

Hoy tengo ganas de repartir alegría y sonrisas, por eso decidí recurrir a un cortometraje que siempre me hace reír: La dama y la muerte, de Javier Recio Gracia. Además, porque una de mis canciones favoritas está en la banda sonora: We’ll meet again (la original es de Vera Lynn, pero seguro la conocéis por las versiones de The Byrds, Johnny Cash o Barry Manilow).

La dama y la muerte ganó el Goya al Cortometraje Animado en 2009, y ese mismo año estuvo nominado al Oscar.


¡Buen fin de semana!

22 may. 2013

Manic Pixie Dream Girl: Dogma made in España

406255905_640

Tenía ganas de darle una oportunidad a alguno de los #littlesecretfilms, así que empecé por la primera película que figura en el website del movimiento: Manic Pixie Dream Girl, de Pablo Maqueda. No sabía qué esperar, y la verdad es que me ha sorprendido mucho lo que he visto. Es tan simple y a la vez tan dura que no he podido evitar ponerla por aquí para invitaros a verla. Sí, esta vez os invito a verla, a leer y a opinar, claro.

Aplausos a Rocío León por la interpretación. Excelente. El montaje es muy bueno, quitando que al principio es un poco lento y puede aburrir un poco. Me hizo reflexionar, eso es buenísimo. Me encantó que está inspirado en videos que todos hemos visto alguna vez, en fenómenos como artistas que surgen online, fans, bullying, gurús… y me gustó el análisis.

Siempre digo que Internet es la realidad aumentada, porque eso que vemos online ocurre en el mundo a diario y con internet se masifica. El ataque gratuito ocurre todo el tiempo; pero claro, no nos ocurre a todos todo el tiempo. Sin embargo, eso que está en Internet no se borra, y al ser masivo es aún peor. Creo que Internet aumenta todo, lo bueno y lo malo. Manic Pixie Dream Girl se enfoca en lo malo. Y con una sorprendente sencillez nos deja en silencio, reflexionando en lo que somos y lo que hacemos impunemente.

Por supuesto que no todo es malo, gracias a Internet tenemos muchas cosas buenas también. No sólo criticamos y atacamos impunemente, también se pueden hacer cosas buenas. Personalmente he tenido la suerte de que Internet no me ha dado ninguna cosa mala, sólo he sacado cosas buenas. Pero también puede tener que ver que mi paso por Internet es un poco más anónimo que el de otros. Esto no quiere decir que crea que por eso no me expongo a ataques gratuitos, por supuesto que no. Por suerte he pasado “desapercibida” y no me han llegado. Y espero que si algún día me llegan, no afecten tanto como pueden llegar a afectar.

Dejo de lado la reflexión sobre Internet, porque esto es un blog de cine (y porque da para mucho), y me centro en la peli. Además del pedazo de tema con el que se mete, me gusta que –en mi caso- no esperaba el final que tiene. No esperaba ver lo que vi. Me gusta que la sinopsis no dice nada, no cuenta la peli. Me gusta que va llevando al espectador sin dejarle prever lo que vendrá. En resumen, me ha encantado Manic Pixie Dream Girl. Es diferente, es única y es muy especial. Y, en consecuencia, tengo ganas de seguir viendo Dogma español, de seguir viendo muchos #littlesecretfilms.

Hace poco hablaba en Twitter de que era hora de que surgiera talento joven, que tomáramos la posta de las leyendas y creáramos algo que diera a generaciones futuras algo a lo que aspirar, nuevos ídolos que les inspiraran a crear algo. Espero que este movimiento no sea efímero, porque con sólo ver una película me basta para saber que hay mucho talento por ahí y que si estamos escondidos debajo de piedras no llegaremos a ninguna parte.

Espero que surjan más #littlesecretfilms –y otros movimientos también-, que os inspiren y que creéis algo en lo que creáis, que el arte y la pasión no mueran (a pesar de las críticas, que ya sabemos que son duras; pero no matan). No dejemos que las limitaciones de la industria, la falta de recursos y los miedos nos prohíban cumplir sueños. No dejemos que nuestras voces se apaguen. Hay que crear, hay que hacer cine (y cualquier otro tipo de arte), y hay que luchar por los sueños. Se cumplen, os lo prometo.

20 may. 2013

A Glimpse Inside the Mind of Charles Swan III

glimpse_inside_the_mind_of_charles_swan_iii

Hay dos cosas que Roman Coppola no puede negar: su apellido y los años que ha trabajado de la mano de Wes Anderson. Ambos son clarísimos en A glimpse inside de mind of Charles Swan III. Y con esto creo que ya os he dado una idea sobre lo que veréis en la película.  Pero no, no es sólo una película en la que veréis mucho de lo que asociamos con Wes Anderson y otro tanto de lo que uno relaciona con Sofia Coppola (siempre digo que Sofia y Wes se parecen mucho más de lo que todos asumen). No. Veréis una película curiosa, con elementos muy Roman Coppola –si habéis visto sus cortos, entenderéis de lo que hablo-, y si bien puede que no se aleje de lo que ha hecho junto con Anderson, creo que tiene un giro muy interesante.

Charlie Sheen hace un papel “muy Charlie Sheen”, pero a la vez se sale de lo habitual. El dramedy se le da muy bien. Jason Schwartzman es el mismo de siempre, con esos papeles que empiezan a ser muy suyos y que espero ver cada vez que le veo en cartel. Patricia Arquette se ha quedado un poco corta, le faltó algo. Y Bill Murray ya tiene por costumbre aparecer y dejarme con una sonrisa. La música de Liam Hayes es perfecta, la fotografía es muy bonita y el arte de la película me ha encantado. Por momentos me acordé de Michel Gondry, y me ha gustado mucho acordarme de él.

¿Qué os puedo decir? Todo lo que tenga el apellido Coppola me intriga y me invita a verlo, y Roman no me decepcionó. Todo lo contrario. Puede que la historia en sí parezca un poco loca, pero para mí ha sido un soplo de aire fresco. Y el final, los “pseudocréditos” (como he bautizado esa secuencia)… me ha encantado. Quiero seguir viendo el trabajo de Roman, y afirmo cada día más mi teoría de que si has nacido dentro de la familia Coppola has nacido con talento y cada cosa que hagas resultará especial. ¡Qué suerte tienen algunos!

17 may. 2013

Maker vs Marker

Un minuto es suficiente para hacer algo genial. La prueba es Maker vs Marker, una animación en stopmotion que combina dibujos con la mano de su creador. Una lucha que me hizo gritar “Hadouken!” prácticamente al instante, porque no se puede negar la fuente de inspiración. ¿Reconocéis alguna más?

Os dejo Maker vs Marker, de Jonny Lawrence.

 

¡Buen fin de semana!

15 may. 2013

Singles

singles

Lo mejor de Singles es que no importa en qué parte del mundo vivas ni la época en la que estés, ese grupo de amigos y esas situaciones te resultarán conocidas. De verdad, si eliminas los diálogos bonitos escritos por Cameron Crowe, seguro que conoces a uno –o más- de los personajes que aparecen en Singles. Y no sólo los personajes: las situaciones, las cosas por las que pasan esos personajes, y los diálogos/pensamientos del final. Todo eso está a tu alrededor.

¿Cuántas veces os he dicho lo mucho que admiro a Cameron Crowe? Ver Singles es como ser un espectador de la sociedad, de la gente que comienza a ser adulta. Ver Singles es ver la vida desde afuera, es un retrato de la realidad de mucha gente. Cameron Crowe lo cuenta de tal manera que es imposible no identificarse de algún modo con la película. Es sencilla, directa y no tiene adornos. Es tan simple, que es perfecta. Hacen falta más películas como esta.

13 may. 2013

Prozac Nation

prozac-nation-poster

Los créditos de Prozac Nation siguen pasando frente a mis ojos y, sin embargo, no estoy leyendo. Me he quedado con la mirada perdida, en un estado que define la película y el tema que trata: deprimida. Durante años sentí curiosidad por el libro, y esta curiosidad me llevó a querer ver la película. Una película que, si no llega a alcanzar el nivel del libro, casi que me convence de no leerlo: no quiero terminar en un estado peor del que me dejó su versión cinematográfica.

Si bien el final es “feliz”, no puedo quitarme de encima la sensación de tristeza que me invadió durante la hora y media que dura la cinta. Por momentos sentí ganas de dejarla, de salir corriendo y respirar. Me sentí ahogada, deprimida, me sentí como la protagonista (interpretada por Christina Ricci). Me invadió una sensación de ahogo, de claustrofobia, de pena. Me sentí mal por ella, por su madre –maravillosa Jessica Lange en el papel-, por sus amigos.

Uno va por la vida diciendo que está deprimido tan a la ligera, ahogándose en un vaso de agua ante el primer obstáculo… y hay gente que vive en un estado constante de odio a sí mismo, de pena, de angustia. ¿Os imagináis lo que debe ser vivir con depresión? Todos hemos pasado o estamos pasando por etapas difíciles, pero creo que sólo una persona que pasa por una depresión sabe lo que es. Sin embargo, creo que Prozac Nation lo describe perfectamente, y que Erik Skjoldbjærg supo retratarlo con maestría.

El director logra que sintamos –o que empaticemos- con la protagonista, nos sabe contar la historia de modo de tocarnos la fibra para comunicar sensaciones. Prozac Nation me afectó de tal modo que creo que me será muy difícil superar lo que he vivido en esa hora y media. Conecté, sentí, me emocioné. La película consigue llegar, y eso la hace muy buena. Aunque debo reconocer que me resulta difícil recomendarla sin avisar con mucho énfasis en lo mucho que puede afectar al espectador.

10 may. 2013

Adiós, Ray

Ya sabéis que la animación en stop motion es una de mis técnicas cinematográficas favoritas. Ray Harryhausen es un ícono, un maestro y pionero en la técnica, y la gran influencia de todo cineasta que ama el stop motion. La noticia de su fallecimiento esta semana me entristeció mucho, y quise hacerle un humilde homenaje. 

Por todo lo que hizo, porque sin él no habría gran parte de la magia que hay en el cine, porque Ray Harryhausen escribió una parte de la Historia del Cine. Por eso, porque le admiro y me gustaría que todos conozcáis su obra, mi homenaje es regalaros uno de sus cortometrajes: The Story of Rapunzel, de 1951.




Adiós, maestro Harryhausen. Y muchas gracias por tu obra y tu pasión. Te echaremos de menos y nos acordaremos de ti cada vez que un objeto inmóvil cobre vida en la pantalla.

8 may. 2013

Les aventures extraordinaires d'Adèle Blanc-Sec

les_aventures_extraordinaires_dadele_blancsec_ver19

Para una fan de Amélie como yo, que una película empiece relatando la historia de un modo similar al que eligió Jean-Pierre Jeunet para su protagonista es perfecto. Y aún más, cuando quien está detrás de la historia es Luc Besson, otro de sus directores favoritos. Claro que después Les aventures extraordinaires d'Adèle Blanc-Sec se convierte en una película completamente diferente.

¿Qué me ha gustado de la película? Que sea tan francesa, definitivamente. Luc Besson logra combinar ese estilo tan francés -de cine y de historias- dentro de una historia fantástica, logra mantener ese humor tan único que tanto me gusta y mantener la magia que Tardi dio al comic. Si bien la historia no me enganchó, el trabajo de Jacky Nercessian, el humor y algunos de los efectos (especialmente las momias) me mantuvieron atenta. Al final, me ha parecido una experiencia curiosa. Quizás para quienes consumen este tipo de cine no sea la gran cosa, pero para mí ha sido divertido.

6 may. 2013

Women talking dirty

women-talking-dirty

“- Comedia escocesa de 1999, protagonizada por Helena Bonham Carter

-Sold!”

Y así comenzó una noche en la que me enamoré del trabajo de Helena y su acento escocés. ¡Y la de caras conocidas en Women Talking Dirty! James Purefoy, Gina McGee, Eileen Atkins, James Nesbitt, Freddie Highmore (sobre todo porque se trata de su debut en cine, era un pequeñín. Y su hermanito en la peli es su hermano en la vida real, Bertie)... Por cierto, ¿sabíais que Helena ha sido la madre de Freddie en tres películas? Women Talking Dirty, Charlie and the Chocolate Factory y Toast.

Volviendo a la película, tanto Helena como Gina están geniales, sobre todo Helena. No sorprende, es demasiado buena y con lo mínimo hace reír. James Purefoy nos regala al perfecto patán (poco uso la palabra, pero al personaje le pega), y Eileen Atkins es otra que está muy bien en su papel. La relación de las protagonistas es natural, la química de los personajes perfecta. La escena de la cena es perfecta.

Dos cosas que me gustaron mucho: el guión, porque es bueno y porque me ha regalado unas cuantas frases que citaré eternamente; y la banda sonora. Dos cosas que, casualmente, disfruto mucho del cine británico (además del trabajo actoral). En resumen, la peli me ha gustado. Nada nuevo, es raro que no me guste el cine británico. Si os interesa conocer algo de comedia escocesa, ¿por qué no empezáis con Women Talking Dirty?

3 may. 2013

El placer de

Cuando vi este cortometraje, sólo pude pensar en una frase de Jean-Luc Godard: “Las películas son un mundo de fragmentos”. Y estos fragmentos cuentan una historia. ¿Cuál? El título es una pista.

Os dejo con The pleasure of, de Vitùc.

¡Buen fin de semana!

1 may. 2013

Upside Down

Upside-Down-Poster

Siempre digo que cuando se trata de ciencia ficción prefiero la literatura al cine. ¿Por qué? No lo sé. Simplemente disfruto más leyendo esta clase de historias que viéndolas, porque cuando las veo tiendo a cuestionarlas. El modo de que me interese dedicar tiempo a ver una película de ciencia ficción/fantasía es simple: el cartel debe tener actores o un director que disfruto. Con Upside Down fue lo primero: Kirsten Dunst y Jim Sturgess.

Visualmente quedé encantada. No habían pasado veinte minutos de cinta y estaba fascinada, la historia me había enganchado. Pensé: “Juan Solanas, vaya opera prima te estás marcando”. Luego perdió un poco de magia. Entre el mareo de los planos de cabeza, los efectos especiales y la cantidad de cosas que cuestioné en la historia, la magia se perdió.

El final… demasiado bonito para ser verdad. Era obvio que no podía acabar del modo en que parece hacerlo; pero quizás habría sido más interesante. En cierto momento analicé ambos mundos como una metáfora de las clases sociales, y ese final que esperaba coincidía con la realidad. Sin embargo, al terminarla de otro modo ya no fue lo mismo. Muy bonito, sí, pero quizás demasiado. Además, me quedan cabos sueltos por todas partes, que si bien se intentan explicar, no termino de creérmelos.

Fuera de eso, la película tiene muchas cosas bonitas: escenarios, fotografía, y ese tango maravilloso que no he parado de cantar desde que vi Upside Down. Jim Sturgess es adorable, su personaje me ha encantado. Kirsten Dunst también me ha gustado mucho. Y adoré ver a Timothy Spall. Además, quizás inconscientemente, hay un par de detalles que recuerdan a cortos nominados a los Oscars de 2013 (Paperman y sus aviones de papel, y la historia tiene algo de Head over heels).

Creo que lo último que había visto de este género fue Never let me go (película que adoré), y si bien no me ha gustado tanto, tampoco creo que he perdido el tiempo viendo Upside Down. Juan Solanas ha logrado que quiera seguir viendo su trabajo, porque si bien no es un comienzo de maestro, ha logrado llamarme la atención.