27 mar. 2013

Mean Girls

Soy de las que piensan que Mean Girls es una pieza excelente, y lo defenderé hasta el final de mis días. No sólo porque soy una chica y sé de lo que hablo, sino porque sé que esto sigue existiendo entre los adultos. Mean Girls retrata una realidad muy dura: los adolescentes –y los niños, los adultos, el ser humano en general- son capaces de hacer mucho daño. Y no son sólo las chicas. Mean Girls retrata sólo una parte de la realidad. Y lo mejor de todo: Tina Fey supo adaptar el libro de Rosalind Wiseman y hacerlo una comedia que a los ojos de cualquier espectador es ligera.Y un éxito adolescente que ha marcado a una generación.

Algunos me diréis que estoy loca por lo que acabo de decir, pero daros una vuelta por Tumblr y veréis que no me columpio: Mean Girls sigue siendo fuente de memes, citas y su mensaje sigue vivo. Recuerdo cuando la vi por primera vez con mi mejor amiga y cómo entre risas nos miramos de un modo cómplice, reconociendo que no sólo fuimos víctimas de eso que la peli muestra, sino que también participamos como buenas “chicas malas”. Seguramente no hemos sido las únicas.

Por otro lado, si nos fijamos en el cast: Rachel McAdams, Tina Fey, Amy Poehler, Lizzy Kaplan, Amanda Seyfried… geniales. Y Lindsay Lohan liderando, antes de convertirse en un sombra de aquella chica que tan bien me caía cuando pequeña en The Parent Trap. Los actores que participaron en la película –al menos la mayoría- han hecho una carrera interesante después. Mean Girls abrió muchas puertas y dejó una huella en la cultura popular. Por todas estas razones defiendo que Mean Girls es una gran película.Y quien piense lo contrario tiene los comentarios para argumentar.

2 comentarios:

  1. Coincido contigo. El rastro que ha dejado 'Chicas malas' tras de sí ha sido mucho más grande del que se esperaba en su momento. Además pienso que el hecho de que no se la valore de una forma más amplia hace de ella un plato mucho más disfrutable, ¿no?
    Saludos!

    ResponderEliminar

¡Habla! ¡Te leo!