31 dic. 2012

Resumen 2012

Otro año más que nos deja. Hemos sobrevivido a otro Fin del Mundo, Fin de Era, o como queráis llamarlo. 365 días más que hemos respirado, soñado, caminado. Unas cuantas horas más –no puedo calcular exactamente la cantidad- de cine visto, y muchas experiencias bonitas que he guardado en la memoria. Espero que 2012 tenga un balance positivo para todos. Para mí, a nivel cine y personal, lo tiene. Y espero que 2013 traiga más de todo eso que me dejó 2012. Mucho más. Especialmente más cine.

Como cada año, toca resumir todos los estrenos con un vídeo. ¿Quedaron muchos pendientes? ¿Cuál habrá sido el mejor? Y, como cada año, os dejo un repaso de lo mejor, lo peor y lo que no me ha dejado indiferente.

2012 Filmography

 

Lo mejor

 

Lo peor

 

Lo “inclasificable”

Otros años tengo menos clara la separación entre “lo mejor” y “lo peor”; pero éste simplemente he decidido que si no era bueno, era de lo peor que he visto en el año. Nada de perdonar a grandes como Coppola, Stone o mi adorado Burton. Simplemente es que “lo peor” no es de lo mejor que he visto este año. Y lo inclasificable… bueno, es que Plan 9 juega en otra liga.

He notado que voy con retraso para los premios, por lo que supongo que se vendrá una lista larga de estrenos con la llegada del 2013. Espero que tengáis muchas cosas bonitas por las que brindar esta Nochevieja, que el 2013 os traiga muchas más, y que el cine siga haciéndonos un poco más felices. ¡Hasta el año próximo!

29 dic. 2012

Intouchables

intouchables-poster

Ver Intouchables es como recibir un abrazo durante casi dos horas: no puedes parar de sonreír, sientes algo tibio en el estómago, y cuando termina te quedas con la sensación de estar flotando en un mundo maravillosamente perfecto. ¿Que exagero? Puede que un abrazo de dos horas no haga todo lo que acabo de enumerar, pero Intouchables sí.

Me pasé toda la película ADORANDO a Omar Sy, aplaudiendo su trabajo y enamorada perdida de esa sonrisota que tiene. Recordé otras películas similares, intenté compararlas y la sensación que provocaban, y… sí, puede que fuera prácticamente la misma. Pero claramente me hacía mucha falta ver algo como Intouchables y en cierto modo volver a creer en el ser humano.

Trailer en VO

Seguramente esta entrada llegue muy tarde, sospecho que todos habéis visto ya Intouchables. Pero necesitaba guardármela para un día como hoy, para terminar el año de un modo positivo y creyendo en el buen cine. Lo siguiente será resumir el año, y quiero cerrar mis comentarios con una de las películas que mejor me han hecho sentir en 2012.

27 dic. 2012

Tímidos Anónimos

affiche-les-emotifs-anonymes

Le tenía muchas, muchísimas ganas a Les Emotifs Anonymes. Quizás demasiadas. La verdad es que creo que le tenía tantas ganas que no terminé de disfrutarla. Me reí, me lo pasé muy bien viéndola, me pareció una película muy dulce; pero no sé si me ha gustado más de lo que me han gustado películas similares de otros orígenes (Estados Unidos, Reino Unido…).

Viendo Les Emotifs Anonymes llegué a la conclusión de que la timidez en Francia se ve de una forma diferente a como la veo yo, que los personajes tenían más pánico a vivir que timidez. Que sí, que entiendo que cuando un tímido establece una conexión especial con alguien se comporta de forma diferente, pero en este caso no vi tanta timidez. De todas formas, la película me ha parecido muy bonita, y la recomiendo.

Trailer en VO

25 dic. 2012

Carmina o Revienta

Carmina o revienta poster

Quise esperarme a que se “olvidase” el boom de Carmina o Revienta antes de verla. No quería que me nublase el hecho de que me pareció una gran idea la forma de comercialización, que me pareció una genialidad todo. Pero en cuanto tuve la oportunidad de verla, me rendí ante la genialidad de Paco León y su familia.

El formato de documental, las actuaciones, los detalles, la historia… ¡Carmina! Peliculón. Me encantó. Me reí, reflexioné y me enganchó muchísimo la historia. La escena de Basilio y la almohada, con la lluvia de plumas, me enamoró. Me encantó ver cosas que vemos a diario en nuestras propias familias, ver detalles cotidianos, combinados con un personaje tan fuerte como Carmina: madre, “mafiosa”, mujer con unos ovarios del tamaño de una casa.

Paco León no sólo supo retratar la realidad de su familia, su país y su época; sino que también supo cómo hacernos llegar a todos su mensaje. Genial. Si no la habéis visto ya, es hora de sentaros a conocer a Carmina Barrios.

Trailer

21 dic. 2012

Ark

Si estáis leyendo esto es porque no se ha acabado el mundo… aún. Dado que hoy está escrito que el mundo tal y como lo conocemos se terminará, he decidido unirme a la masa con el tema y compartir un cortometraje que va sobre eso. Así que os dejo Ark, un corto ganador en el Festival de Cannes de 2007 (y unos cuantos festivales más). Está dirigido por Grzegorz Jonkajts y, cómo no, es una animación.

 

Ark

Por cierto, ya os he hablado de MyFrenchFilmFestival alguna vez. Hoy, por ser el día más corto del año, os invitan a ver todos los cortometrajes seleccionados para el festival GRATIS. Así que os invito a pasaros antes de que se acabe el tiempo.

¡Feliz Doomsday y mejor fin de semana!

19 dic. 2012

Dans la maison (En la casa)

dans_la_maison

Tenía ganas de cine francés, y justo me encontré en un cine que iba a proyectar Dans la Maison en unos minutos, así que entré. No esperaba reírme tanto, aunque siempre suelo reír con el cine francés. No esperaba que me gustara tanto una película tan simple, que el guión me conquistase de esa manera. No esperaba que Kristin Scott Thomas hablase un francés tan perfecto, que lograse hacerme creer que su personaje era francés (a pesar de que en un momento deja caer que es de familia inglesa).

Realmente entré a la sala sin expectativas, lo que fue bueno. Me encantaron los detalles del montaje, las actuaciones de Fabrice Luchini, Ernst Umhauer, Emmanuelle Seigner, Kristin Scott Thomas y Denis Ménochet, Me encantó la banda sonora, el guión… Me encantó la película. Realmente la recomiendo. Dans la Maison es una historia que habla de literatura, que hace reír y que sorprende. Y lo que me ha gustado es que el final, al menos a mí, deja la posibilidad de hacer varias conjeturas al respecto de los protagonistas. Un final que, como en casi todo el cine francés, no es perfecto y feliz; pero sin embargo nos deja con una sonrisa en el rostro. Me alegro mucho de haber seguido a mi instinto hasta ese cine, de elegir entrar a esa sala y disfrutar de Dans la Maison.

Trailer en VOS

17 dic. 2012

La Odisea de Cousins: Los noventa, la llegada del digital y la pérdida de realismo

Romeo + Juliet

La penúltima hora de Story of Film: An Odyssey comienza anunciando que veremos cine de Tarantino, los Coen y Baz Luhrmann. No hace falta nada más: ya sabemos qué nos encontraremos. Sin embargo, luego Cousins nos habla del digital y el analógico -usando como ejemplo Gladiator, de Ridley Scott-. Nos enseña cómo en lugar de trabajar sobre la cinta se comenzó a agregar digitalmente efectos y detalles. Y nos cuenta que una de las primeras películas con CGI “moderno” es Terminator 2, completamente diferente al CGI de Anchors Aweigh. Nos lleva a los inicios de la animación, y nos muestra cómo la historia se repite cuando llegamos a tiempos más modernos.

Mark Cousins nos dice que el cine de los noventa era espectacular, sobre lo que podíamos ver más que lo que queríamos ver. Nos dice que todas las técnicas cinematográficas deberían ser utilizadas de forma que innoven, y nos pone como ejemplo Toy Story. Además, utiliza Blair Witch Project para demostrar que innovar no tiene por qué significar una gran inversión ni equipos caros. Vuelve a hablarnos de Zhang Yimou y su cine para enseñarnos que el cine asiático fue el más innovador de la época.

El postmodernismo y sus características son presentados a través del final de Mean Streets, de Martin Scorsese, que repite la escena de The Great Train Robbery. Cousins nos muestra cómo los noventa fue la década en la que los directores miraron hacia atrás y decidieron volver a mostrarnos las mismas imágenes. Utiliza Pulp Fiction, de Quentin Tarantino, para darnos una clase magistral de cómo obligar al espectador a escuchar. Nos muestra cómo el cine de Tarantino es un eterno homenaje a ese cine del que se alimentó (el mismo director siempre dice que él aprendió viendo cine). Del cine de Tarantino pasamos a sus guiones, y por supuesto, habla de Natural Born Killers (una de mis películas favoritas).

Lo siguiente en los noventa es recorrer el cine de los hermanos Coen. Repasamos sus películas, vemos detalles, los homenajes al viejo Hollywood, el surrealismo y el arte. De ellos pasamos a Gus Van Sant, comenzando por My Own Private Idaho. El propio Van Sant nos habla de cómo la pintura influenció su película, y cómo The Shining le sirvió de inspiración para montar la toma del granero cayendo para ilustrar el orgasmo de River Phoenix. Luego, Cousins nos enseña las dos Elephant (la de Van Sant y la de Alan Clark) tienen más en común que el nombre, y cómo una influenció a la otra. Van Sant también nos cuenta que Tomb Raider (el juego) y el cine europeo -además del adorado Ozu- fueron gran influencia a la hora de definir el tipo de tomas que integraría en sus películas.

Cousins hace un gran ejercicio comparando las dos versiones de Psicosis, plano a plano en una pantalla dividida. Comprobé aquellas pequeñas diferencias entre una y otra que había notado cuando vi la versión de Van Sant, y me sorprendí cuando dice que son diferentes películas (a diferencia de todo el mundo, que solemos llamar a la segunda “copia”). El propio Van Sant tiene la oportunidad de explicar el ejercicio que realizó y sus motivaciones, y eso me gustó mucho.

Lo siguiente es hablarnos de la sátira en los noventa. Comenzamos con Robocop, y seguimos con Verhoeven explicándonos lo que buscaba comunicar y retratar en sus películas. De allí nos vamos a Australia y Nueva Zelanda, donde nos presenta a Jane Campion y su cine que retrata el mundo desde un punto de vista subjetivo. De Jane Campion nos vamos al cine postmodernista de Baz Luhrmann. Luhrmann se presenta explicándonos por qué cree que Bollywood y Shakespeare tienen mucho en común, y Cousins nos lo enseña con su Romeo + Juliet.

Luhrmann nos explica las decisiones que le llevaron a rodar Romeo + Juliet de la forma en que lo hizo. Me resultó simpático que dijera “estéis de acuerdo o no, esto fue lo que me llevó a hacerlo así”, porque creo que no tiene por qué pensar en quienes le criticaron sus decisiones. El director continúa explicando las escenas más destacadas de la película, y si ya la adoro, ahora a subido un escalón en mi lista de películas que adoro. Luego nos habla de Moulin Rouge, la que apoda la “definición del cine digital de los noventa”.

Cousins cierra la penúltima hora de su Story of Film: An Odyssey resumiendo los noventa en una secuencia de imágenes de los directores que han hablado sobre su cine. Y nos promete que nos llevará al Siglo XXI mientras nos deja en un túnel al que entramos a través de un phantom ride.

Esta hora me ha hecho recordar lo mucho que disfruto del cine de los noventa, sobre todo porque he tenido la posibilidad de repasarlo junto a directores que admiro. Confieso que acabé la hora con muchas ganas de repasar la filmografía de Van Sant y Luhrmann, además de volver a ver a mi adorada Natural Born Killers. Sólo me queda una hora y una década de Historia del Cine por disfrutar, y la verdad es que no quiero que esta odisea se acabe porque me lo estoy pasando aún mejor de lo que esperaba.

14 dic. 2012

New York, New York: cómo una canción me llevó hacia el cortometraje perfecto

New York, New York es una canción que suelo tararear –por llamar a mis aullidos de alguna manera- mucho. Y cuando digo “suelo”, quiero decir que cuando se mete en mi cabeza puedo pasarme días enteros cantándola sin parar.

Esta semana decidió hacerlo una noche en la que, agotada, ya estaba a un paso de meterme en la cama. Por alguna razón la frase “these vagabond shoes” me hizo una especie de “click” mental, y tuve que hacer memoria para descubrir qué me recordaba: un cortometraje dirigido por Scarlett Johansson.

These Vagabond Shoes es un cortometraje que se puede encontrar en los extras de New York, I Love You, y está protagonizado por Kevin Bacon.

Gracias a Frank Sinatra y Liza Minelli por haberme inspirado el corto de esta semana ;)

12 dic. 2012

La Odisea de Cousins: los últimos días del celuloide

dogville

Los noventa fueron los años en los que el cine vivió la evolución al digital, pero también en los que se exploraron las emociones humanas a través del terror y el romance. Mark Cousins comienza el recorrido por esta década contándonos cómo fue la muerte del celuloide. La primera parada de esta hora de Story of Film: An Odyssey es Irán, y la primera película que vemos: Sib, de Samira Makhmalbaf. Lo curioso de esta película es que es una reconstrucción de hechos reales, con los protagonistas interpretándose a sí mismos (que no es lo mismo que un documental). También nos cuenta cómo el padre de la directora hizo una película similar, junto a un policía al que había apuñalado (desde el punto de vista de la víctima y del atacante).

Luego pasamos al cine de Abbas Kiarostami, quien insiste en que su cine sea lo más realista posible. Insiste en no entrometerse en el trabajo de los actores, dejarles hacer y mantenerse al margen. Nos habla de Khane-ye doust kodjast?, otra película en la que la realidad se dobla a sí misma. Nos cuenta cómo de una película nació otra, y de la segunda una tercera. Las tres basadas en hechos reales, las tres tratando el tema de la complejidad de la realidad y cómo las cámaras pueden cambiar una vida.  La forma en que describe el cine de Kiarostami, cómo habla de la época, es tan poética que atrapa al espectador.

La siguiente parada de la odisea es Hong Kong. Nos detenemos en el cine de Wong Kar-wai, y su estética influenciada por el diseño gráfico, el color y la composición. Fa yeung nin wa es descrita por Cousins lentamente, imitando el ritmo de la película. Maravilloso. De allí nos vamos a Taiwán, con Tsai Ming-liang. Nos habla de la tensión creada por los planos estáticos de larga duración, de la fascinación por las emociones humanas y el realismo. Tsai nos dice que quiere capturar cómo estamos perdiendo la capacidad de sentir, nos habla de su interés por el cuerpo humano, por el ser humano: cómo y por qué lo retrata.

De allí nos vamos a Japón, donde nos metemos en uno de mis géneros favoritos: el terror. Confieso que me emocionó que dedicara parte de la odisea al terror japonés, porque creo que es uno de los más fascinantes. Cousins repasa Tetsuo y su secuela, películas influenciadas por el cine de Cronenberg. Por supuesto que nombra a Ringu, la película más importante del terror japonés de la época. Nos habla de sus influencias y las técnicas utilizadas. Nos habla del contrapunto calma/violencia, elemento que lo distingue del resto del género.

Más adelante nos vamos a Copenhague, junto al movimiento que decidió volver a las bases del cine: Dogma. Nos cuenta sus normas: cámara en mano; pantalla más estrecha; sin decorados, atrezzo, música, iluminación o flashbacks; y el director no debe aparecer en los títulos de crédito. Repasa Breaking the Waves y su montaje tan particular, que rompe varias normas cinematográficas establecidas. Lars von Trier nos explica que su punto de partida no era estilístico como el de Godard, sino simplemente liberal. Y Dogville (mi favorita del director), con su osadía de contarnos una historia sin decorados. El propio Lars von Trier nos confiesa que las protagonistas de su cine son parte de sí mismo; que prefiere a las actrices por su docilidad, entrega e intuición; y que adora hacer cine incómodo –¡vaya sorpresa!-.

En Francia nos encontramos con La Haine, retrato de una realidad alejada del París poético que suele mostrarnos el cine. Nos enseña sus influencias clásicas, la ilusión del espejo. L’Humanité es la siguiente película que nos presenta, con casi los mismos elementos; pero en color. La directora Claire Denise nos cuenta su experiencia, cómo su vida influyó en el cine que hace y en cómo retrata la realidad.

De Francia nos vamos a Polonia, donde nos presenta la curiosidad de Victor Kossakovsky, que decidió retratar con el estilo del documental a todos aquellos nacidos en el mismo día que él: Sreda. Nos muestra también cómo trabaja Michael Haneke, cómo planifica cada una de sus escenas, cómo las rueda. Por supuesto, menciona Funny Games y su escena del rebobinado, a la que compara con la escena de la cinta quemada de Persona, de Ingmar Bergman.

Mark Cousins cierra el capítulo de la muerte del celuloide hablándonos de cómo también significó, en cierto modo, la muerte del ser humano como protagonista del cine y el nacimiento de la fantasía junto al digital. Es quizás la hora más triste de todas las de la odisea, quizás porque a Cousins le duele –como a varios de nosotros- la muerte del celuloide. Es una hora reflexiva, nostálgica, con muchas miradas al pasado.

Pero, claro, la vida continúa. Y cada final es un nuevo comienzo. La muerte y la vida también coexisten en el cine. La siguiente parada en el viaje junto a Mark Cousins en su Story of Film: An Odyssey es asistir al nacimiento de un nuevo soporte cinematográfico, y todo lo que ese nacimiento a traído consigo. ¿Lo descubrimos juntos?

10 dic. 2012

Boy A

Boy-A-poster

Andrew Garfield me impactó desde el momento en que vi Lions for Lambs, y desde entonces creía haber visto casi todo lo que ha rodado hasta el momento. Sin embargo, había pasado por alto Boy A, y desde el instante en que comenzó la película me pregunté cómo pude vivir todos estos años sin ver a Andrew hacer este papel. Creía que la nueva generación de actores había quedado corta en cuanto a varones talentosos; pero confirmo que me equivocaba: Andrew Garfield tiene muchísimo para dar, y ya lo está demostrando.

Me encantó verle hacer un papel en el que tenía que mantener el equilibrio entre la inocencia de haber estado alejado del “mundo real” y tener un secreto inconfesable, una experiencia que quita toda la inocencia a otra persona. Y me encantó verle hacerlo de un modo en el que logró hacerme empatizar con su personaje, querer protegerle. El montaje de Boy A, la historia, permite que el espectador en cierto modo atraviese la misma montaña rusa de emociones que el protagonista, y la interpretación de Andrew Garfield hace que uno realmente sienta todo eso que su personaje está viviendo.

Los flashbacks en la historia no terminaron de gustarme. Si bien aportaban algo, creo que no estaban montados en los momentos adecuados, creo que la película podría haber funcionado sin ellos. A pesar de eso, la película me gustó, y me permitió comprobar que Andrew era tan bueno como creía cuando le veía haciendo papeles secundarios hace algunos años. Boy A no será de lo mejor que ha salido del Reino Unido, pero no tampoco me aburrí viéndola.

Trailer en VOS

7 dic. 2012

Antes del amanecer

Últimamente se me ha dado por los cortos romanticones, y hoy repito: animación de un irlandés que está a punto de estrenar largometraje, Kealan O'Rourke

Os dejo con Before Sunrise, una historia sobre sombras y luces.

 

¡Buen finde y que estéis disfrutando del puente!

5 dic. 2012

La Odisea de Cousins: los ochenta

tumblr_lnggpkrpD51qdf3xzo1_r1_500

Llegó el momento de meterse a los años ochenta de la mano de Mark Cousins y su Story of Film: An Odyssey. Y entramos por China y su imponente muralla. Cousins nos introduce a las dos realidades que convivían en el país. Nos habla de la Quinta Generación (graduados en el ‘82 de la academia) y de cómo fueron ellos quienes realizaron las películas más importantes del cine chino. Por supuesto, no deja afuera a Yiang Zhimou y ese maravilloso cine que nos regala (aunque solamente le menciona, ya que su trabajo es posterior).

De China nos vamos a Europa del Este, donde nos muestra cómo el cine soviético sirvió para dar mensajes y comunicar ideas al mundo. Nos habla de la censura, y del cine que no vio la luz hasta los años ochenta. En la parada por Europa profundiza en el cine de Krysztof Kieslowsky, ese director que cambia la forma en que vemos el mundo con esos colores maravillosos. Nos habla de la influencia del cine de Hitchcock en el cine del polaco, y nos muestra la crudeza de su cine con Krótki film o zabijaniu (que, por cierto, cambió la pena de muerte en Polonia).

La siguiente parada es África y su cine centrado en el pasado del continente. Nos muestra un flashback dentro de un flashback, y nos enseña que hacer lo que creemos que es bueno para la historia, aunque rompamos reglas, puede funcionar. De allí nos vamos a Estados Unidos, más precisamente a Wall Street. Vuelve a hablar de la televisión, de MTV y del videoclip. Nos habla de montajes más rápidos, de la influencia del videoclip en el cine. Nos habla de David Lynch y su protesta contra la racionalidad. Nos explica su teoría del “ojo del pato”, de su visión del cine y la realidad de los ochenta. También nos habla de Spike Lee, de su colorido saturado y su visión tan particular de la sociedad en la que vive.  Nos presenta el cambio del héroe, la chica y el mejor amigo al cine más centrado en personajes complejos. Sayles y Rencie nos introducen a este cine independiente con una crítica muy fuerte al sistema de Hollywood.

De allí nos vamos a Francia y la reacción en contra de la seriedad. Nos habla de Luc Besson, Leos Carax. Y de allí, a España y el Almodóvar de la Movida y Víctor Erice. De España nos vamos a Gran Bretaña y Stephen Frears. Cada una de estas paradas nos hablan de lo mismo: revolución, escándalo, rechazo al mundo conservador. Nos habla de cine que se centra en la clase trabajadora, en gente sin hogar, en el multiculturalismo y los personajes fuera de lo habitual en el cine hasta el momento.

Por primera vez –si no me falla la memoria-, hacemos una parada en Canadá. Allí nos muestra Neighbours, en stop-frame, que Pablo Picasso catalogó como la mejor película de la historia; y de Jésus of Montréal, película que critica el poder. Habla de Cronenberg y de cómo es ejemplo de un cine que nos enseña lo hipócritas que somos, lo mucho que nos mentimos.

La odisea se acaba en una playa, donde Cousins nos anuncia que lo próximo serán los años noventa. Muero de curiosidad por saber qué cine nos muestra, de qué películas nos habla y si mencionará a los que creo. Lo comprobaremos en unos días.

3 dic. 2012

Wayne’s World

Debo comenzar con una frase que repito mucho, y últimamente más de lo normal: La película indicada llega en el momento justo a tu vida. Luego de una semana bastante difícil, por alguna razón, encendí la tele. Suelo ver cosas específicas o poner directamente canales donde siempre hay cine. Esta vez fue lo segundo. Sorprendentemente, me encontré con una película que adoro, que me transporta a mi infancia y que suelo citar bastante: Wayne’s World. Pensaréis cómo me puede transportar a mi infancia una película que no tiene nada de infantil, pero es que la vi por primera vez siendo una niña. Y la he visto tantas veces que ya he perdido la cuenta.

waynes-world

Wayne’s World combina la burla al cine con una crítica a la industria del entretenimiento y muchísimo humor. Tiene escenas de esas que algunos hemos imitado con amigos: cantando Bohemian Rhapsody en un coche, gritando “Car!” y “Game on!”, haciendo el famoso “We’re not worthy” e infinitas frases más que son, al menos para mí, inolvidables. Por supuesto que siendo una niña me enteraba de la mitad de las cosas que ocurrían en la película, pero sin embargo me marcó mucho. Quizás porque hablaban de esos músicos a los que admiro, porque me encantaba ver a dos adultos comportarse como niños y pasarlo bien, no lo sé. La cosa es que la considero una de mis películas favoritas.

De todos los personajes, mi favorito es Garth. Dana Carvey interpreta a un personaje muy raro, adorable. Supongo que es porque es raro, pero también es que me causa mucha más risa Garth que Wayne. Wayne es mi personaje favorito de todos los que ha interpretado Mike Myers, pero siempre adoraré a Garth y sus camisetas de Aerosmith. Ese sótano y esos amigos, sobre todo el que está siempre en un estado semivegetativo, me parecen de lo mejor. La música, las escenas donde nos explican las fórmulas cinematográficas (la escena del Oscar, la escena de sexo gratuito, etc.), los finales alternativos… creo que no hay nada de Wayne’s World que pueda criticar.

Trailer en VO

La película indicada me llegó en un momento en que me hacía mucha falta reír. Por eso, os recomiendo que si alguna vez tenéis un mal día recurráis a Wayne y Garth para que os devuelvan la sonrisa. Os aseguro que no fallarán.