28 sept. 2012

En Blomst

Nadie nace sabiendo. Y en cuestiones de cine –como en varias cosas más-, cuanto más se practica más se aprende. Por eso, me gusta buscar y ver cortometrajes de directores que admiro. Esos cortometrajes que filmaban cámara en mano, cuando sabían poco o nada del arte de hacer cine, y cuando nadie creía en ellos.
Hoy os dejo En Blomst, corto de Lars von Trier, de 1971. Ya podemos ver qué tipo de cosas le interesaban al joven Lars, y quizás hasta se pueden encontrar similitudes con sus películas.
En Blomst, Lars von Trier
Si os interesan los cortos de directores consagrados, podéis ver también Lick the Star (Sofia Coppola), Le bunker de la dernière rafale y Foutaises (el primero de Jean-Pierre Jeunet y Marc Caro, el segundo de Jeunet), y The Big Shave (Martin Scorsese). Pronto habrá más para ver.

26 sept. 2012

La Odisea de Cousins: El melodrama

melodrama

En la sexta hora de Story of Film: An Odyssey, Mark Cousins cubre de 1953 a 1957. Y empieza a lo grande: mostrándonos lo emocional del cine de la época con una escena de James Dean. Para luego llevarnos a Egipto, y contarnos sobre “el verdadero James Dean”: Youssef Chahine. Nos habla de Cairo Station, la primera gran película egipcia y africana de la historia.

Nos lleva de paseo por la historia del cine indio y las raíces de Bollywood. Nos habla de Guru Dott, “el Orson Welles indio”, con su fotografía opuesta a la hollywoodiense. De Pather Panchali, y cómo cambió el lenguaje cinematográfico. También nos invita a pasar por China junto a Xie Jin, quien asegura que disfrutamos del cine acorde a nuestra propia cultura (con lo que estoy de acuerdo, aunque no completamente, al menos en la época actual). Nos explica que, a pesar de ser películas de diferentes zonas geográficas, todas las películas de los cincuenta son melodramas.

También nos habla de Kurosawa, y de cómo sus héroes no se rendían ante las adversidades. De la poética de la imaginería en su cine, cómo aprovechaba el clima y se detenía en detalles como el sonido de un kimono al caminar. Y cómo Kurosawa inspiró una escena de The Godfather, de cómo The Magnificent Seven es una remake de Los siete samuráis.

Repasa el cine brasileño, deteniéndose en Santos y su cine inspirado en el neorrealismo italiano. También nos lleva a México: nos habla de Doña Bárbara, cine de los 30, María Félix es la protagonista del melodrama. Nos habla del paso de Buñuel por el cine mexicano, de cómo a pesar de rodar escenas realistas jamás abandonó el surrealismo.

Para luego llevarnos de regreso a la tierra de James Dean: Norteamérica. Cómo el cine reflejaba la visión del mundo que tenían los norteamericanos en la época: perfecto, iluminado, educado; pero con un toque de rebeldía. Nos habla del sueño americano, y de cómo Sirk lo retrató para atacarlo. Y nos sorprende hablándonos de la televisión norteamericana de la época, algo que no esperaba.

Nos habla de Marlon Brando, Montgomery Clift y, por supuesto, James Dean. De la tensión existente en la sociedad de la época, y cómo ésta se reflejaba en el cine. Recorre las grandes películas rodadas por Welles, Ford, Hitchcock, David Lean. Y termina con la gran Brigitte Bardot y cómo su atractivo sexual dio más dinero a Francia que la Renault.

Esta hora de cine con Cousins se sintió como un paseo por el planeta tierra donde encontramos muchas cosas en común a pesar de ver mundos diferentes. Si bien no es tan instructiva como la anterior, nos deja varios datos curiosos y mucho que pensar. Y, por supuesto, nos deja con ganas de continuar viajando por la Historia del Cine.

24 sept. 2012

Moonrise Kingdom

moonrise kingdom

Antes de verla, dije que Moonrise Kingdom iba a ser definitoria, que con ella finalmente podría decidir si me gusta o no el cine de Wes Anderson. Y… pues no puedo decidir si me gusta o no. Vamos por partes: la película en sí me pareció muy interesante, muy Anderson; me gustaron muchísimo los detalles de fotografía, color, atrezzo. Presté más atención de lo que suelo hacer al guión, porque Roman Coppola también la firma. Y creo que ahí es donde vi algo raro: el guión tenía esos detalles “coppolianos” que, confieso, me despistaron un poco. Sobre todo porque justamente la película de Wes Anderson que más me ha gustado, The Darjeeling Limited, también cuenta con Roman Coppola colaborando en el guión.

Moonrise Kingdom me hizo sentir nostalgia del cine que veía cuando niña. Me transportó a una época de mi vida en la que suspiraba por tener un verano de aventuras y casas en el árbol. Me encantó a nivel estético. Adoré ver a Frances McDormand, Edward Norton y Jason Schwartzman (confieso que me eché toda la peli esperando ver a Jason). Moonrise Kingdom me gustó, pero se me hizo un poco “simple” para el cine de Wes Anderson. Sí creo que es una buena película, que trata del inconformismo, la rebeldía, y la libertad. Amé lo bizarro, eso que suele gustarme tanto. Pero no puedo decir que gracias a Moonrise Kingdom puedo decidir si el cine de Wes Anderson me gusta o no. Habrá que seguir viendo más…

Trailer en VOS

20 sept. 2012

Little Kaiju

Tokio me intriga. Mucho. Es un sitio en el que he considerado residir por un tiempo, y todo lo relacionado con esa ciudad me interesa. Así que cuando me crucé con Little Kaiju, de Jonathan y Josh Baker, tenía que dar al play. Se trata de un cortometraje simple, por lo que os traduciré los diálogos más abajo.

Lo que dice el humano es algo como “Me recuerdas a la luz de mi bicicleta”, y el mensaje de texto dice: “No soy real. Me estás imaginando”. Simple, ¿verdad?

19 sept. 2012

Once

l_907657_0ab745b1

No quería ver Once. ¿Por qué? Porque pensaba que era una de esas películas que me deprimen, de esas súper románticas que puedo llegar a detestar. Gracias a la insistencia de varias amigas, que se apoyaron en argumentos como: “Irlanda”, “acentos” y “muy buena banda sonora”, decidí darle una oportunidad. Y reconozco que no la odié.

Quizás porque tiene un final agridulce, quizás porque no era tan “empalagosa” como pensaba, quizás porque es sencilla. Me gustó. Me gustó mucho la banda sonora, me gustaron los personajes, y me gustó lo simple de la historia. Es como un capítulo de la vida de cualquiera, esas historias que guardamos en nuestra memoria con una sonrisa. Esas historias que nos dejan algo, pero que no son más que otro capítulo de nuestras vidas.

El final me dejó con una sonrisa, aunque sospecho que algunas personas me dirán que no entienden por qué. Simple: me pareció un buen final para esa historia. A veces las cosas no pueden ser aunque prometan, y ese es el mensaje de Once.

Trailer en V.O.

12 sept. 2012

Die Hardly Working

Semanas difíciles tenemos todos. Y para amenizarlas, no hay nada mejor que un buen cortometraje. Mi semana ha estado llena de retos, complicaciones y esas cositas que hacen que uno no tenga tiempo ni de pensar; pero sí me ha dado tiempo de acordarme de Die Harly Working, un cortometraje del programa de tv "On the Lot" (os he contado sobre él a partir de los cortos Lucky Penny, Dance Man y Worldly Possesion). Y decidirme a compartirlo.


Espero que vuestra semana esté siendo mucho menos difícil que la mía. ¿Cuándo decís que llega el viernes?

10 sept. 2012

Hysteria

Hysteria

Me daba mucha curiosidad Hysteria. El tema me parecía relativamente arriesgado (la invención del consolador, vibrador, o como gustéis), y no me sorprendía nada que Maggie Gyllenhaal aceptara un papel en una película así. Lo que sí me sorprendió fue que su papel no fuese el más "arriesgado".

Imaginaba que me reiría, pero no pensé que tanto. No pensé tampoco que la película tendría mucho de crítica: pensaba que se limitaría a contarnos cómo el papel de la mujer en la sociedad está asociado desde siempre a la casa y a la sumisión, de cómo este "aparatito" revolucionario era visto, etc. Esperaba sí un personaje como el de Maggie Gyllenhaal, una rebelde. Quizás no me la imaginaba tan "conservadora" (a su papel), pero supongo que es lo normal cuando los demás personajes tienen ese punto gracioso. 

Hugh Dancy, por el que no daba tanto, me hizo reír bastante. Más que nada creo que su expresión, y la idea que tengo asociada a él fueron la razón. Rupert Everett como siempre, incapaz de decepcionarme. El guión muy bueno, con un toque de crítica, mucho humor -infaltable tratándose de un tema "incómodo"- y el romance que nunca falta. Quizás la parte menos interesante sea eso, el romance: demasiado obvio y predecible. Pero el resto compensa. 



Os recomiendo que veáis Hysteria y que os dejéis conquistar por la comedia. Os aseguro que me hizo pasar un rato excelente, aún después de verla me seguía riendo. 

5 sept. 2012

La Odisea de Cousins: los 40, el neorrealismo, Ford y Welles

Welles Kane

Quizás una de las horas más difíciles -de sentarme a ver- de la Odisea de Mark Cousins, la hora que habla de los 40. Como ya os he dicho muchas veces, el neorrealismo es el movimiento cinematográfico que más me cuesta. Sin embargo, me ha gustado que nos meta en esa década hablando del momento histórico, y sobre todo, que nos regalase momentos que retratan a John Ford perfectamente.

Y luego, entrar al maravilloso mundo de Orson Welles. Las sombras, la luz, los escenarios masivos, los personajes, los ecos. Nos cuenta qué le inspiró visualmente y de dónde sale toda esa “masividad” que utilizaba en sus películas. Y por supuesto, se centra en la profundidad de campo (tema fundamental cuando se habla de Welles), mostrándonos ejemplos que van hasta los años 90.

Una vez nos tiene cómodos, nos lleva a la Cinecittá, y entonces nos habla del cine italiano y lo importante que fue para la década. Nos cuenta cómo la época histórica influyó en el lenguaje cinematográfico, empezando con Roma, città aperta, de Rossellini. Nos pasea por los escenarios de la película, y –me encantó- nos enseña la diferencia entre Welles y Rosellini, y las características de la película con ejemplos gráficos.

Nos lleva de paseo por el Cine Noir, nos habla de sus femmes fatales. También nos habla de las mujeres guionistas. De Brackett, que escribió Rio Bravo y Star Wars. Nos explica las influencias, de los secretos  y las características del film noir. Características que encuentra en LA Confidential, Blade Runner y Dark Knight, entre otras.

Cuando llega a los 50, nos habla de los musicales: Vincent Minelli, Gene Kelly, The Red Shoes, Stanley Donen, Fred Astaire y Ginger Rogers. Perdonadme si aquí me emociono, porque fue un momento que me transportó a mi infancia, cuando vivía para ver musicales, cantar y bailar imitando a los grandes. Es genial cómo la entrevista a Donen deja de ser una entrevista, y pasa en un momento a ser una conversación entre Cousins y el director (y coreógrafo). La cantidad de películas con las que me recreó en los minutos que cubre el cine musical de aquella época, antes de meterse en la evolución del cine de Donen para aprovechar la entrevista.

Cousins cierra la quinta hora de historia del cine asegurando que The Third Man es un compendio del cine de los 40, y nos habla de globalización. Al final me quedé con la sensación de que fue la primera vez que pude disfrutar de una clase de cine que tratase de los 40, quizás porque la forma en que Cousins habla de la época y su cine me hizo verlo de otra manera. La narración, el ritmo, es tan dinámico que hace que uno pase encantado de una cosa a la siguiente y aprenda mucho en el proceso. Me quedan sólo –si, si, sólo- diez horas, y no quiero que se terminen nunca.

3 sept. 2012

The Five-Year Engagement: cuando el romance y las risas se conjugan

Ya sabéis que adoro a Emily Blunt y veo -casi- todo lo que hace. Y como tenía curiosidad de ver qué tan bien lo hizo Jason Segel como guionista (si la memoria no me falla es lo primero que veo de su autoría), tuve que ver The Five-Year Engagement. Además, el nombre de Rhys Ifans me anunciaba alguna risa, por lo que el experimento me parecía interesante.

the5yearengagement

A pesar de ser una película relativamente larga -más de dos horas-, la verdad es que The Five-Year Engagement es muy entretenida. Sí, al principio no augura demasiadas risas y parece ser una comedia romántica como todas las demás. Pero tiene momentazos -el orgasmo fingido me hizo atragantar de la risa, literalmente-, y el final es de esos que dejan con una sonrisa.

Rhys Ifans no tiene un papel que de demasiada risa, pero hace un buen trabajo como profesor galés con esa simpatía típica de los personajes británicos. Emily Blunt nos regala un personaje sencillo, amigable y querible. Y Jason Segel, como ya he dicho, es el encargado de regalarnos momentazos. Además de regalarnos unos diálogos muy buenos, de esos que nos hacen pensar entre las risas. Me ha sorprendido gratamente su trabajo como guionista, y quiero ver más.

The Five-Year Engagement es una comedia romántica. Quizás sea una comedia romántica más, pero a mí me dejó con una buena sensación. Puede que no sea un peliculón -no lo es-, pero para una tarde de domingo está muy bien. La recomiendo.

Trailer en VOS