30 jul. 2012

Public Enemies: mafiosos que no terminan de conquistar

Ya sabéis que me gustan las pelis de mafiosos. También me solían gustar las pelis que iban de robos de bancos, era lo más cercano a las pelis de acción que me atraía. Sin embargo, por alguna razón, esperé bastante para ver Public Enemies. Quizás eran los comentarios negativos, quizás simplemente era que no estaba de ánimo. Pero llegó el momento en que caí, y tocó verla tres años después de su estreno. Y me quedé con una sensación agridulce (palabra que últimamente repito mucho, no sé por qué).

enemigos_publicos

“I like baseball, movies, good clothes, fast cars, whiskey, and you... what else you need to know?”

Estaba claro que John Dillinger iba a ganarme porque, además de mafioso, era Johnny Depp. Y no dudaba de que Marion Cotillard iba a conquistarme con su personaje, como siempre. Así que al menos sabía que me iba a entretener viéndoles interactuar. Y no me equivoqué, el romance entre ambos personajes fue lo que más me gustó de la película. Tanto la canción, “Bye, bye, blackbird”, como los diálogos y las escenas entre ellos me gustaron mucho. Marion Cotillard me gustó mucho en su papel, a Johnny Depp lo noté demasiado frío, aunque tiene sus momentos.

Christian Bale no está nada mal en como Purvis, aunque sé que pudo haberlo hecho mejor. Dado que –al menos en mi caso- la empatía recae sobre Dillinger y su chica, esperaba que su personaje me generase más odio, pero no. Simplemente me parece un personaje que no destaca, que está allí molestando y poco más. Lo mismo me ocurre con Billy Crudup, su J. Edgar Hoover me resultó demasiado superficial.

De hecho, la película se me hizo en extremo larga, pesada, y hasta llegué a aburrirme. Esperaba más acción, considerando que el director es Michael Mann. Esperaba otra cosa. Creo que quizás intentó centrarse en un drama que no supo tratar de la mejor manera, y restó acción para dárnoslo, sin buenos resultados. En consecuencia, Public Enemies pasó sin pena ni gloria. Sí rescato, como ya he dicho, a John y Billie. Ellos salvaron un poco de la película y me mantuvieron algo entretenida. Por lo demás, me he quedado con un vacío, con esa sensación agridulce. Una pena, esperaba encontrar más que rescatar.





Trailer en VOS

29 jul. 2012

Amor Crudo

Buscando algo alejado de lo que os tengo acostumbrados, me encontré con Amor Crudo. El corto es de Argentina, y trata sobre la amistad entre dos compañeros de instituto, una amistad un poco especial (y un amor no correspondido también). En su simpleza, el corto nos muestra cómo no hay mucha diferencia entre las personas, y cómo las historias son iguales sea cual sea el sexo de los protagonistas.

Amor Crudo es de Juan Chappa y Martín Deus y fue estrenado en 2008.

Buena semana para todos.

25 jul. 2012

El universo Méliès

Hay días que parecen perfectos. He tenido uno. Más allá de que ayer fue un día tranquilo, con su –aburridísima- rutina, lo que me esperaba por la tarde era algo que ya había experimentado; pero que no me canso nunca de repetir. Volví a entrar al universo de Georges Méliès, y fue nuevamente una experiencia maravillosa.

melies_georges

Con motivo del lanzamiento del DVD de Hugo, Paramount y 20 minutos me invitaron a asistir a una proyección del documental Georges Méliès. El mago del cine, además de la proyección de cuatro de sus películas: L'Hallucination de l'alchimiste (1897), Le Voyage dans la Lune (1902), Le Royaume des Fées (1903) y Le Voyage à travers l'Impossible (1904).

Si alguna vez tenéis la oportunidad de ver alguna peli de Méliès en pantalla grande, no la dejéis pasar. La razón es muy simple: lo que veréis es algo increíble. Veréis efectos especiales que hoy se hacen por ordenador, con cromas y millones. Y los veréis hechos de la forma más simple: con trucos de cámara. No hay nada más bonito que quedarte con la boca abierta y preguntarte “¿Pero cómo hizo ESO? ¡En el 1900!”.

Quiero destacar algo que me ha encantado de la proyección: escuchar a la gente reír en la sala. No sé si era la primera vez que se enfrentaban al cine de Méliès o ya se lo sabian de memoria; pero han reído con ganas. Y fue bonito sentir que no soy la única a la que este cine sigue pareciéndole hermoso. Durante su charla, Javier Estrada dijo que el cine de Méliès, cerca del final de su carrera, sólo era entretenido para los niños. Lo primero que pensé fue “pues a mí me entretiene”. Y no soy la única. Estoy segura de que muchos que no han visto ese cine estarían maravillados.

Por último, hoy haré un “especial de cortos”, y os regalo los que vi en pantalla grande. No es lo mismo, pero quiero picaros el bichito.

L'Hallucination de l'alchimiste

 

Le Voyage dans la lune

 

Le Royaume des fées (quizás mi favorito de los que he visto de Méliès)

 

Le Voyage à travers l’impossible

 

¿Habéis tenido la oportunidad de ver cine de Méliès en pantalla grande? ¿Cómo ha sido la experiencia?

22 jul. 2012

Frankenweenie

Sigo con mi etapa de repaso de cine, así que para el corto de esta semana rescato uno que en poco tiempo estará en pantallas nuevamente -en versión largometraje-: Frankenweenie, de Tim Burton. Os propongo que hagáis el ejercicio de compararlo con otros trabajos de Burton, para descubrir que su cine tiene aún hoy mucho de lo que era en un principio. Recuerdo que la primera vez que lo vi encontré muchísimo en común con Edward Scissorhands. Y, un detalle que me encanta, también sale una pequeña Sofia Coppola (y Shelley Duvall).

 

¿Encontráis algún punto en común con otras películas de Tim Burton?

18 jul. 2012

1984

Tengo pendiente leer 1984, hace años que tengo ganas y nunca encuentro el momento. Sin embargo, cuando me crucé con la peli en tv, y a pesar de que quería leerlo antes de verla, no pude evitar entregarme ante la curiosidad.

1984_poster

Imaginaba que me encontraría con una especie de Sleeper dramático. Algo como Farenheit 451. Por supuesto que fue similar a nivel historia, pero la verdad es que me recordó mucho más a V for Vendetta. Sobre todo porque hay detalles como la escena en la que cortan el pelo al protagonista (John Hurt), las cartas ocultas… no sólo el tema y la historia, sino escenas y planos que parecen calcados.

Las similitudes entre las películas que os nombro –sin contar Sleeper, de Woody Allen-, son también curiosas una vez que me puse a investigar al respecto. Por ejemplo, John Hurt interpreta a Adam Sutler, el High Chancellor de V for Vendetta, quien aparece en varias escenas de la película en pantallas (muy similares a las del Big Brother de 1984). También Cyril Cusack interpreta un papel similar al de Richard Burton (O’Brien) en Fahrenheit 451.

Lo que destaco de 1984 es la fotografía. Ese tono azul-grisáceo-ocre me enamoró, me hizo pensar en películas irlandesas y británicas, con esa fotografía tan particular que retrata el clima de esos países. Sólo eso ya me enganchó desde el principio. Otra de las cosas que destaco es el hecho de que uno tiene la sensación de meterse en un mundo que podría salir de los sueños de alguien. No por surrealista, sino por los flashbacks, las secuencias más lentas, los extras que parecen tener todos la misma cara.

En suma, me gustó tanto la película, que no sólo muero de ganas por leer el libro, sino que me puse a investigar un poco sobre el detrás de cámaras. Y encontré cosas muy curiosas, como por ejemplo que la escena inicial donde Winston Smith escribe en su diario fue rodada exactamente el mismo día en que lo escribe: 4 de abril de 1984.

Algunas curiosidades

  • Los soldados de Oceania llevan cascos de los soldados soviéticos de la Flota Roja, sólo que están pintados de negro.
  • El helicóptero utilizado por la policía para vigilar a las personas a través de sus ventanas es un Bell-47, el mismo que usaban los norteamericanos durante la Guerra de Corea.
  • La productora, Virgin Films, quería que la banda sonora de 1984 fuese compuesta por una banda pop para aumentar el potencial de recaudación. Le ofrecieron el trabajo a David Bowie, pero pedía demasiado; luego a Eurythmics,  que aceptaron a la segunda oferta. Sin embargo, Michael Radford no sabía esto y había contratado a Dominic Muldowney para que compusiese la banda sonora al completo. Virgin exigió y coló conciones de Euryhmics en la película; pero Radford se cabreó tanto que amenazó con retirar la película de los premios BAFTA. Cuando la película ganó el premio Evening Standard a la mejor película del año, Radford aprovechó y denunció la situación en su discurso de agradecimiento.
  • Richard Burton era la cuarta opción para el papel que interpretó (el úlitmo de su carrera). Antes estaban Paul Scofierld, Sean Connery y Anthony Hopkins. Una de las razones por las que no se quería contratar a Burton era que no había hecho una película en cinco años (Lovespell, de 1979). Burton rodó la película en un estado pobre de salud, con dificultad para recordar sus diálogos y retrasando el rodaje por tener que repetir sus escenas muchas más veces de lo normal.

A los que habéis leído el libro ¿os ha gustado la peli?

16 jul. 2012

The thing called love

Últimamente estoy en una fase extraña: se me ha dado por “repasar” películas. Películas que llevo años sin ver. Y una de ellas es The thing called love. Debía hacer como 5 años que no la veía y, considerando que la debo haber visto miles de veces durante mi vida, eso es extraño. Así que la saqué de su cajón y me dispuse a suspirar con Samantha Mathis, River Phoenix, Sandra Bullock y Dermot Mulroney.

The_Thing_Called_Love

Primer shock: ya no me sentí igual que cuando la veía hace años. Se me hizo un pelín cursi, pero aún así sigue teniendo ese “algo” que hace que siga teniéndole un cariño especial. No olvidé las canciones, recordaba diálogos, y la escena de la boda en Memphis sigue haciéndome reír como el primer día.

Quizás porque se trata de la última película estrenada en la que trabajó River Phoenix (no aparece en los créditos de Even cowgirls get the blues, que fue estrenada el mismo año). Quizás porque -a pesar de que mucho ha llovido desde la última vez que la había visto- en el fondo sigo siendo la misma persona. No lo sé. Pero sí, a pesar de todo, sigo considerándola una película especial.

The thing called love tiene una Sandra Bullock que me conquista, un Dermot Mulroney que deja huella, una Samantha Mathis a la que muchas envidiamos por este papel, y un River Phoenix que es capaz de hacernos odiarle y amarle al mismo tiempo. Tiene una banda sonora country que me arrastró a escuchar esa música en su momento, y seguramente me lleve a repasar aquellas canciones que hace años me gustaban tanto. Es una película simple, directa, como la música country. Y sí, a pesar de que ya no la miro con los mismos ojos, creo que sigue siendo de mis favoritas.

Trailer en V.O.

15 jul. 2012

Je m’appelle Nathan

Me encontré este cortometraje inspirado en la canción “Nathan”, de Calogero (músico francés). Si bien la canción habla de un niño que es “diferente” –autista-, también me recordó a esos momentos en que la cabeza nos habla demasiado y no podemos estar tranquilos. Seguro que os identificáis con eso, ¿verdad?

¡Buena semana a todos!

 

ACTUALIZACIÓN: Benoît Berthe, el director de corto, se ha enterado que he compartido Je m’appelle Nathan y me ha enviado el poster y un link al making-of. Merci beaucoup, Benoît! J'aime le court métrage!

01-affiche_JMN_retakes

11 jul. 2012

La Odisea de Cousins: los años veinte

Citizen Kane

En la segunda parte de la odisea de Mark Cousins a través de la Historia del Cine, el director nos lleva a recorrer una de las décadas más importantes (1918 – 1928). En ella, nos cuenta un poco más acerca de Hollywood y sobre las diferentes visiones que formaron parte de la época.

Nos habla de dos genios del cine mudo. Bueno, no, de tres: Buster Keaton, Charles Chaplin y Harold Lloyd. Lo mejor de todo es que no se detiene a compararlos, como solemos hacer los mortales. No. Simplemente nos cuenta qué hicieron cada uno, nos enseña cómo influenciaron a otros, y cómo dejaron su huella en la Historia del séptimo arte.

Charles Chaplin y Buster Keaton en Candilejas

Nos habla de la visión económica de los estudios, del sistema de producción, y de cómo el objetivo era entretener para hacer caja. Y, sin detenerse demasiado en los estudios, nos lleva a conocer a los primeros “rebeldes”. Nos enseña cómo Nanook of the North logró que el cine documental se considerase parte del arte cinematográfico. Nos muestra de qué modo el cine documental ha sido de los más innovadores. Y luego se detiene en directores más “austeros”, esos “rebeldes” que rompieron el molde del cine majestuoso y teatral. Esos que nos regalaron obras sencillas, llenas de emotividad.

Recuerdo que en una de mis primeras clases de Historia del Cine vimos Nanook y La Passion de Jeanne d'Arc. Recuerdo que mis profesores hablaron de ellas casi como lo hace Cousins en The Story of Film. Casi, porque no dedicaron parte de la clase en contarnos cosas como que Nanook tenía escenas que estaban planificadas; o que La Passion de Jeanne d'Arc fue rodada enteramente en silencio, ni que los actores pronunciaron exactamente las mismas palabras del juicio a Juana de Arco. Quizás no lo sabían, porque conociéndoles como les conozco, lo habrían mencionado (mis profesores son apasionados del cine, al punto de ponerse a señalar la pantalla entre saltitos para mostrarnos un detalle que escapa a los ojos de los espectadores. True story).

Extracto de La Passion de Jeanne d'Arc

Con comentarios de Stanley Donen –verle sentado junto a un cuadro de Fred Astaire me encantó- y de Lars Von Trier, entre otros, este capítulo de la historia se me hizo corto. No sé si es que me sorprendió menos que el anterior por la falta de cine “nuevo” (a mis ojos). Aunque menos “informativo” que el anterior, os puedo decir que sigue valiendo la pena. Sobre todo por cómo nos enseña la historia, sin centrarse demasiado en los detalles que todos conocemos. Y sí, he sacado un par de títulos que TENGO que ver cuanto antes.

(Por cierto, la imagen con la que ilustro esta entrada es de Citizen Kane. Sé que es veinte años posterior; pero esa escena es mencionada durante este episodio y no pude evitar elegirla, por motivos obvios)

9 jul. 2012

La pesca del salmón en Yemen

Me gusta el cine Lasse Hallström. Aunque no he visto mucho (The Cider House Rules, Chocolat, What’s Eating Gilbert Grape?, Casanova), suele ser de ese que aunque es sensiblón me arranca un par de sonrisas. Y eso no falla en Salmon Fishing in the Yemen.

Salmon-Fishing-in-the-Yemen-poster

Para empezar, porque cuenta con una maravillosa Kristin Scott Thomas, que se roba la pantalla cada vez que sale, y que es la encargada de arrancarnos algunas carcajadas. La parte sensible de la historia es responsabilidad de Ewan McGregor y Emily Blunt, que no decepcionan. Diría que especialmente Ewan McGregor, en el papel de un especialista en pesca incapaz de demostrar emociones (se supone que padece el Síndrome de Asperger). Me ha encantado, porque lo ha interpretado de forma natural y transmite sin la necesidad de exagerar.

No voy a entrar en detalles de la historia, pero sí os diré que algo que me gusta del cine de Hallström es que es muy citable. Y que en esta película nos deja varios detalles, y utiliza la sutileza para decirnos cosas. Logra que los actores nos comuniquen con la mirada, que ella se convierta en parte de los diálogos. De hecho, por momentos hay cosas que no se dicen en la película, y se entiende el mensaje. En definitiva, como me ha pasado con las películas de Hallström que he visto antes –y como suele ocurrir cuando veo comedias británicas-, me ha gustado. Me dejó una sensación bonita, de paz. Me quedé con una sonrisa. La recomiendo.

Trailer en VOS

8 jul. 2012

Un perro andaluz

Últimamente me pasa que por momentos me parece que vivo dentro de una película surrealista. Así que hoy, y bajo los efectos del ennui que me ataca los domingos, os dejo un clásico: Un Chien Andalou, de Luis Buñuel. Espero que no os pase como a mí, que en cierta parte bastante simbólica tengo que cerrar los ojos e intentar olvidar lo que sé que está pasando porque lo paso bastante mal.

 

¡Buen comienzo de semana para todos!

5 jul. 2012

Primera parte de la Odisea: el nacimiento


Alice Guy-Blaché


Ya he visto el primer capítulo de The Story of Film, de Mark Cousins. Ha sido un viaje maravilloso por el nacimiento del cine. Lo he disfrutado como enana, sobre todo la parte en la que nos cuenta que Hollywood, industria que hoy es dominada por hombres, nació y se estableció gracias a mujeres e inmigrantes.

Cousins repasa el nacimiento a nivel técnico, habla de Edison y los hermanos Lumière. Nos cuenta cómo el cine nace a partir de experimentar con la luz, cómo al principio no era más que acciones y situaciones diarias filmadas. Y nos cuenta una de las cosas que más me ha gustado: el cine que cuenta historias nació gracias a una mujer. Nos cuenta como Alice Guy-Blaché, una secretaria de Gaumont que jugaba con las cámaras de la oficina en su tiempo libre, empezó a contar historias. 


También nos cuenta cómo las mujeres fueron pioneras en los guiones, y nos enseña que la primera mujer en ganar dos Oscars por sus guiones fue Frances Marion. Y que -¡oh, sorpresa!- las películas por las que los ganó fueron The Big House (sobre un convicto) y The Champ (sobre un boxeador). Si me he cansado de repetir que las mujeres son buenas montando cine, ahora tengo razones para decir que las mujeres siempre han sido pioneras en el cine.

Esto es sólo una parte de todo lo que nos regala Mark Cousins en la primera de las quince horas de recorrido por la Historia del Cine mundial. Aún me quedan catorce horas por descubrir, y sé que el viaje será inolvidable, lleno de sorpresas. Y que repetiré, varias veces, la odisea. Seguramente acabe aprendiendo muchísimo, viendo cosas nuevas y volviendo a ver los clásicos (quizás de modo diferente), y mi amor por el séptimo arte seguirá creciendo. 

4 jul. 2012

Quince horas de Historia del Cine

Historia del Cine

Ayer fue un día muy especial para mí. Los que lleváis tiempo leyendo el blog sabéis que la Historia del Cine es una de las cosas que más me apasiona, por lo que imaginaréis lo importante que fue para mí recibir la invitación de Canal+ para asistir a la presentación de lo que llamo cariñosamente "biblia audiovisual". Se trata de The Story of Film, del crítico/cineasta/cinéfilo Mark Cousins.

Os cuento un poco de qué va: es una película de ¡15 horas!, que recorre la historia del cine mundial. Casi como aquello que intentó Godard por los años ochenta. Casi. El proyecto nació de un libro (que ya estoy comprando), para resumir esa maravillosa historia en tres horas... Pero sabéis que nosotros, los cinéfilos, nos enredamos y podemos estar mucho más hablando. Así que el resultado se divide en 15 capítulos de una hora. En ellos, podréis recorrer -junto a este maravilloso irlandés- los clásicos momentos que nos enseñaron a los que asistimos alguna vez a clases de Historia del Cine; pero también conoceréis datos curiosos, de esos que me encanta coleccionar. 

Cousins nos cuenta sobre personas que no son conocidas a nivel comercial, sobre la primera vez que se innovó en ciertas cosas, nos enseña con ejemplos, y nos deja disfrutar de lo que estamos viendo. No os puedo describir la cantidad de emociones que sentí al ver un poquito de lo que me espera (aún no empiezo a verla, y mi idea es comentarla entera por aquí). Realmente, ha sido una experiencia de lo más emocionante, y no veo la hora de dedicar mi tiempo a continuar aprendiendo sobre esto que tanto amo.

Sé que muchos de los que leéis el blog compartís conmigo esa fascinación por lo curioso, que os gusta mucho cuando os cuento detalles; y por eso no podía dejar de recomendaros la serie. Realmente es un regalo, un placer, y personalmente creo que todos los que amamos este arte tenemos que verla. Y disfrutarla.

Os dejo una entrevista a Mark Cousins al respecto, para picaros más el bichito:



Los que tenéis Canal+, la serie empieza a emitirse hoy en Canal+ Xtra, con multidifusiones jueves y sábado. Los que no, a comprar el libro y a tratar de encontrar la forma de verla. Sé que tengo lectores de fuera de España, y deseo que podáis acceder a ella también, así que si alguno sabe que se está emitiendo en su país que me lo diga, y lo pondré aquí.

1 jul. 2012

This Way Up

Supongo que estaréis todos esperando la hora del partido y tal… Para relajar esos nervios previos, os dejo el corto que iba a dejaros el viernes. Se llama This Way Up, y me recuerda un poco a Tim Burton. Os recomiendo pasar por la web oficial, donde tienen capturas muy buenas de fotogramas.

¡Feliz domingo!