13 jun. 2012

Una gata, un tejado, un clásico

cat-poster

Siempre dije que el día que alguien me mirase como Paul Newman mira a Elizabeth Taylor en Cat on a Hot Tin Roof me derretiría cual Amélie. Creo que será imposible, porque la mirada de Paul Newman es única. Pero, además, es la química que transmiten los dos, la tensión y atracción que comunican en pantalla.

Si bien me resulta un poco rara la forma en que habla Elizabeth Taylor, casi como si se hubiese tragado una Audrey Hepburn; pero no importa: lo importante no lo dice con la voz. Lo que dicen tanto ella como Paul Newman con los ojos, con los gestos… es quizás mucho más de lo que dicen con las palabras. Extraño para una película basada en una obra de teatro, y quizás la razón por la que a Tennessee Williams no le gustó nada la película. Cuenta la leyenda, que llegó a decirle a la gente que hacía fila para entrar a verla: "Esta película ha retrasado la industria del cine cincuenta años. ¡Iros a casa!".

Y, como últimamente tengo poco tiempo de preparar entradas como la gente, hoy me pongo las pilas y os dejo algunas curiosidades de este clásico. Prometo intentar organizarme y preparar más cosas. No sólo por vosotros, sino porque para mí escribir sobre cine es uno de los mayores placeres junto con verlo.

elizabeth-taylor-cat-on-a-hot-tin-roof

Actores y personajes

  • Se consideró a Lana Turner y Grace Kelly para el papel que acabó interpretando Elizabeth Taylor: Maggie the Cat. ¿Os imagináis a alguna de las dos en ese papel? ¿Creéis que lo habrían hecho bien?
  • Ben Gazzara se negó a interpretar a Brick, aunque ya lo había interpretado en Broadway. También se consideró a Don Murray para el papel. Paul Newman finalmente aceptó, con la idea de que la película se adaptaría respetando la obra de teatro; y además expresó disgusto con la gran cantidad de diferencias entre el guión y el libreto de teatro.
  • Burl Ives y Madeline Sherwood interpretaron los mismos personajes que habían interpretado en la versión de Broadway de 1955, dirigidos por Elia Kazan.
  • Burl Ives era solamente un año mayor que Jack Carson, quien interpretaba a su hijo mayor, y 16 años mayor que Paul Newman, que interpretaba a su hijo menor.

newman-cat-hot-tin-roof

Detrás de cámaras

Hay cosas que todos sabemos, como que Elizabeth Taylor siguió trabajando a pesar de que su marido, Michael Todd, murió en un accidente aéreo el mismo día en que comenzaron a rodar la película. Y que según cuentan, eso la ayudó a identificarse más con su papel, o a interpretarlo mejor.

Seguramente los que habéis leído o visto la obra de teatro original también habéis notado que las referencias a la homosexualidad de Brick se eliminaron en la película. Esto fue así porque era una regla del Código de Producción de Hollywood. La eliminación de estas referencias fue la razón por la que George Cukor se negó a dirigir la película cuando MGM se lo ofreció.

En cuanto a aspectos técnicos, quizás el más importante es que la película se pensaba hacer en blanco y negro, como casi todas las adaptaciones de las obras de Tennessee Williams de la época. Sin embargo, considerando el color de los ojos de los protagonistas jugó un papel importantísimo para la decisión de Richard Brooks de pasarse al color.

Por último, la música de la película son piezas grabadas de la biblioteca de la MGM, y no una banda sonora compuesta especialmente. La razón: la unión de músicos estaba en huelga. La mayoría de la música de Cat on a Hot Tin Roof son, incluyendo la canción principal, composiciones de André Previn para otra película: Tension.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!