28 feb. 2012

War Horse

Detesto ver animales en el cine. No soporto verles sufrir, me cuesta muchísimo verles en pantalla. No puedo. Intento ver cine con animales -de hecho veo lo que puedo-, pero si sé que el animal “sufrirá” en la película me niego a verla. Y con War Horse tuve que obligarme a verla, tuve que luchar contra mí misma. Sabía que lo iba a pasar fatal, pero tenía que verla.

war_horse

Si hay algo que tienen las películas de Spielberg, es que uno las reconoce al instante por el estilo (planos, música, fotografía, etc.). Y War Horse no es diferente: no habían pasado dos minutos desde que comenzó la película, que ya estaba clarísimo su estilo en cada detalle. Me gusta el estilo Spielberg, que cuando quiere hacerme sufrir lo logra. ¡Y vaya si lo logra! A pesar de lo optimista de la película, toda la situación me estaba haciendo pasarlo bastante mal.

La primera escena de enfrentamiento en la guerra, siendo clásica de Spielberg -y del género-, tiene una mezcla de sonido buenísima. Nada fuera de lo ya visto, pero muy bien realizada. El resto de la película sigue la línea de Spielberg, con escenas típicas. Tiene momentos aburridísimos, tiene alguna escena muy buena. Y tiene una secuencia con el caballo atravesando el campo de batalla y enredándose en alambres de púas que me puso muy violenta (no puedo soportar este tipo de cosas, ver a un caballo caer me pone muy mala).

 

Trailer subtitulado

Me sorprendió no me emocionarme viendo War Horse. Lo pasé muy mal y me indigné con las cosas que le ocurren al caballo (teorizo cómo lo han hecho para que no sufriese, y normalmente no se me ocurren modos en los que no lo pase mal). Por lo demás, me pareció la típica película de Spielberg. Nada nuevo. Creo que se le ha nominado por ser él, y porque hace las cosas bien, que ya es bastante. Que sí, que la peli es bonita, emociona y tiene un final muy de Hollywood; pero se me hizo larga y quizás demasiado edulcorada (la escena final, de lo más “emotiva” se me hizo la más bonita por el pedazo de fotografía que tenía).

2 comentarios:

  1. Spilberg acostumbra últimamente a sacar dos películas por año, una taquillera y otra hecha para los oscar, dicese War Horse y Tintin el 2011, Munich y la guerra de los mundos el 2005, etc. Es como si tuviera una receta para hacer una película nominable, por lo que ya ni me molesto en ver ese tipo de películas hechas tan prefabricadamente para gustar a los especialistas.

    Concuerdo 100% contigo con el maltrato de los animales en el cine, aunque sean efectos especiales, me revuelve el estomago y me da mucha pena y rabia, no así con las personas jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. Siempre digo que me gusta más Spielberg como productor que como director, porque sabe qué es lo que hay que hacer; pero también tiene alguna cosa que me gusta mucho, y por ello suelo ver lo que hace.

      Las personas elegimos si queremos hacer algo o no, los animales no. Y ellos no pueden decir que algo les duele. No puedo, nunca pude y jamás podré soportar verles pasar mal en pantalla >.<

      Eliminar

¡Habla! ¡Te leo!