20 feb. 2012

Tinker Tailor Soldier Spy

tinker-tailor-soldier-spy-poster

Gary Oldman. Ese hombre que sorprende a todos por sus capacidad camaleónica. Él, Gary Oldman, era perfecto para una película de espías: Tinker Tailor Soldier Spy. No tenía ninguna duda. Sólo había que confirmarlo viendo la película. Y visto que también contaba con la presencia de grandes como Colin Firth, había que hacerlo urgente.

Lo malo fue que tuve que verla dos veces. La primera, no sé si por motivos personales, no logré engancharme a la historia hasta prácticamente el final. Me costó muchísimo seguirla, me quedé con una sensación de nada. Me sentí como cuando voy haciendo zapping, me engancho con algo y está terminando. Y volví a verla.

La primera vez me gustó mucho la fotografía, el arte y la atención al detalle. La segunda vez, me fascinó lo mismo y pude prestar más atención a cosas que antes no había notado. Pude fijarme en detalles de los actores, logré compenetrarme en la historia, me fasciné con lo que vi, y realmente me gustó muchísimo. Adoré el trabajo actoral, sobre todo me gustaron muchísimo Colin Firth y Gary Oldman. Me encantó la banda sonora de Alberto Iglesias.

Trailer subtitulado

La segunda vez, fue como ver una película completamente diferente a la primera que vi. Y tengo ganas de repetir, porque seguro que la tercera vez que la vea habrá mucho más por descubrir.

2 comentarios:

  1. Lo que Vd. ha hecho es el sueño de cualquier creador ante su lector, espectador...Destinatario de la obra. Por experiencia: Una gran película engancha desde el primer instante. El instante final te debe dejar sin aliento: Me pasó, por ejemplo con: Mizoguchi, Bergman, Nicholas Ray, Rossellini, Kubrick... Pero que se enciendan las luces y tengas la sensación de ser un tontín. Moverte inquieto en la butaca y no comprender lo que pasa. Algo falla. No vas a ser tú solo (receptor) el culpable. La música de mi primo es muy buena. Es el Oscar. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que depende también del estado de ánimo que tenemos al ver una película. Sí es verdad que si es buena logrará engancharte al instante; pero con esta película me ocurría que me enganchaba y de a ratos la mente se me iba. De no haberla visto dos veces, diría que era una mala película, porque no había logrado engancharme a pesar de los buenos detalles. Sin embargo, viéndola una segunda vez pude meterme de lleno, y la disfruté.

      Por supuesto que no creo que sea enteramente culpa mía, la cita de Wilder en el título del blog dice justamente lo que tú. Pero en el caso de esta película en particular yo misma no estaba predispuesta al 100% a verla, y creo que eso también influyó en que no terminase de engancharme. En este caso.

      La música de Alberto Iglesias es buenísima, creo que puede ganar. No estoy segura de que lo haga, pero creo que se lo merece.

      Gracias por tu comentario :)

      Eliminar

¡Habla! ¡Te leo!