26 mar. 2010

¡Quién iba a decirlo!




Por años dudé si valía la pena verla. No tengo nada en contra de Lindsay Lohan, pero no me parecía que funcionase con el resto del cast. Y, sin embargo, me sorprendió. No, sigo creyendo que le falta tomarse más en serio la actuación; pero para lo que le exigía el papel hizo un trabajo aceptable. No lo borda, pero es correcto.

El resto, genial. Felicity Huffman cada día me confirma por qué es para mí la más talentosa de las Desperate Housewives, Jane Fonda me encanta, y a Dermott Mulroney es un placer verlo siempre. ;)

El tema, la forma en que se trata… muy bien. Sin llevarlo a lo depresivo. Conociendo un poco sobre el tema, entiendo por qué el personaje de Lohan está escrito del modo en que lo está; y aplaudo a quien lo haya hecho.

¡Qué le voy a hacer, siempre me gustaron las películas de Garry Marshall!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Habla! ¡Te leo!