19 dic. 2009

Detrás de Kill Bill (Vol. 1)

Si has leído más de dos entradas de este blog, a esta altura ya supondrás que Kill Bill es una de mis películas favoritas. Si es así, tienes mucha razón. Más allá de que considero a Quentin Tarantino uno de los directores más originales por su modo de tratar las historias, la razón principal de mi fascinación con esta película se debe más que nada a otra persona: Robert Richardson. ¿Tengo que repetir que a mis ojos todo lo que toca este hombre se convierte en una obra maestra?



Personalmente, creo que Tarantino tomó una de las decisiones más acertadas al contratarlo, porque su trabajo es impecable, y siempre logra a la perfección lo que los directores le solicitan. Para este film, Tarantino pretendía mantenerse fiel a las técnicas originales del género que la inspiró (imitando el estilo de las películas chinas de artes marciales de los ‘70 llamadas “wuxia”), y para eso le indicó a Richardson una lista de películas en las que debería inspirarse y basar su trabajo (incluyendo a los pioneros del género, Cheh Chang y los Shaw Brothers).

Además, le indicó que estaba terminantemente prohibido utilizar efectos digitales y utilería “profesional”. Cuando me enteré de esto, la primera pregunta que me hice fue ¿cómo lograban esos chorros de sangre? Y la respuesta fue de lo más sencilla: con condones llenos de sangre falsa. Clásico. Sumando las dos películas, en total se utilizaron alrededor de 450 galones de sangre falsa (lo que no tengo claro es el número de condones :P).

Un dato muy interesante es el modo en que Tarantino captó el interés de Richardson, y varias personas más, para que trabajasen en la película. En este caso, el director le envió el guión el día de San Valentín de 2002 junto con un ramo de rosas. Otro ejemplo es el de Uma Thurman. A ella le regaló el guión, y le pidió que fuese la protagonista el día en que ella cumplió 30 años (y luego debió retrasar el rodaje debido al embarazo de la actriz).

En la fotografía del film, en realidad en todo el film, hay pequeños homenajes. La utilización de imágenes en blanco y negro es un pequeño homenaje a las películas de kung-fu emitidas en los Estados Unidos durante las décadas de los ‘70 y ‘80, que utilizaban este recurso (y el del blanco y rojo) para de algún modo “disfrazar” la cantidad de sangre que salía en pantalla –quienes han visto Sin City (2005) también recordarán el uso del mismo recurso, esa vez utilizando algún que otro color más; lo que se debe, supongo, a la influencia de la amistad de Tarantino con Robert Rodríguez-.

Originalmente no se iba a recurrir a esto, ya que en las versiones originales de estos films no existía este cambio; pero dado a que la MPAA (Asociación Cinematográfica de los Estados Unidos) solicitó que se bajase el tono violento de las escenas, el director recurrió al viejo truco. Y de paso homenajeó a los espectadores americanos del género.

Homenajes particulares

A lo largo de la película, una persona que conoce ampliamente el género (lo cual no es mi caso, lamentablemente) puede descubrir muchísimos pequeños guiños. Aquí una lista de los que encontré por ahí:
  • El traje amarillo que lleva Uma Thurman es una copia del que llevaba Bruce Lee en The Game of the Death (1978).
  • El “Deadly Viper Assassination Squad (DiVAS)” se inspira en el programa ficticio (Fox Force Five) en el que participaba el personaje de Uma Thurman en Pulp Fiction (1994). Los nombres de las integrantes son nombres de víboras: Sidewinder, Black Mamba, Cottonmouth, Copperhead, y California Mountain (King). Éstos, además, son los nombres de los archienemigos del Capitán América.
  • El personaje de Sonny Chiba, Hattori Hanzo, fue pensado por Tarantino como el último descendiente de los personajes de Hattori Hanzô: Kage no Gundan (1980).
  • Las máscaras del  Crazy 88 gang son un homenaje a  la de Kato (Bruce Lee) en The Green Hornet (1966).
  • Cuando el personaje de Uma Thurman llama "square" (cuadrado) a Copperhead, dibuja con sus dedos tres de los lados. Su personaje en Pulp Fiction (1994) hacía casi lo mismo, dibujando los cuatro lados del cuadrado.
  • Michael Parks es el Sheriff Earl McGraw, el mismo personaje que los hermanos Gecko mataron al comienzo de From Dusk Till Dawn (1996). Además, el hijo, James Parks, recrea el rol de Deputy McGraw ("Son #1") de From Dusk Till Dawn 2: Texas Blood Money (1999). Ambos, además, aparecen en Death Proof (2007). Que Earl McGraw (Michael Parks) llame a su hijo "son number one" (hijo número uno) es una referencia a las películas de Charlie Chan.
  • Buck, el enfermero que viola y permite violar a la protagonista dice: "Are we absolutely clear on Rule #1?" , que es exactamente  una línea dicha por George Clooney en From Dusk Till Dawn (1996).
  • En la escena de los detectives entrando a la capilla donde ocurrió la masacre se escucha una radio sintonizando. Antes de que comience la canción se oye a alguien cantar: "¿Dónde Està?". En la escena de la tortura  de Reservoir Dogs (1992) se oye lo mismo antes de que Mr. Blonde cambie la emisora a K-BILLY.
  • Buck, el enfermero (Michael Bowen) tiene las mismas gafas que Clarence Worley (Christian Slater) en True Romance (1993).
  • Las secuencias de primeros planos de los ojos de Thurman, yuxtapuestas con la escena de la traición cada vez que ella se enfrenta a uno de sus objetivos son copiadas de Da uomo a uomo (1967).
Continuará…

2 comentarios:

  1. Felicidades por los aportes...creo recordar que Slater en "Amor a quemarropa" está en el cine viendo pelis de Sonny Chiva...aunque hablo de memoria ahora mismo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias.

    Realmente no recuerdo lo que dices, pero puede ser. La veré pronto para confirmarlo ;)

    ResponderEliminar

¡Habla! ¡Te leo!