30 mar. 2009

Twilight: la continuación del fenómeno Harry Potter

No quería verla, sabía que si la veía me iba a sumar al fenómeno... Y al igual que con Harry Potter, caí. Y ahora quiero leer los libros, me muero de ganas por saber cómo sigue la historia.

Twilight (Crepúsculo) es una típica película americana de la nueva generación. Es una película que depende de efectos especiales para hacernos creer en un mundo donde existen los vampiros, cosa que Drácula nunca necesitó para generarnos miedo, y sin embargo ésta peli no nos genera miedo sino que despierta otras sensasiones.

Creo que todas las chicas que la han visto coinciden: los vampiros son chicos muy atractivos. Tal y como describe el protagonista, los vampiros son criaturas diseñadas para atraer a su presa. Y en el caso de Robert Pattinson el diseño salió perfecto. Un chico cuyo papel anterior más destacado es morir en la saga de Harry Potter -está bien, en ese papel también era el chico más atractivo del colegio, y moría a manos de Voldemort, que no es tontería; pero hay que reconocer que no era tanto como para que vieran sus virtudes para este papel- encontró el papel indicado y se ha convertido en uno de los actores más deseados por las mujeres.


Yo me pregunto entonces, ¿es Robert Pattinson o es Edward Cullen? ¿Quién es realmente el que despierta los deseos más ardientes en las chicas? ¿Podría existir el fenómeno con cualquier otro actor? ¿Tendría el mismo efecto?

No es que piense que el fenómeno depende enteramente de este chico, pero debo reconocer que, al menos en mi caso, juega un papel muy importante. La actuación de Robert es creo una de las pocas destacables en toda la peli. Y la chica no es que me parezca que sea mala actriz, lo que me parece es que le falta un poco de experiencia y sobre todo fuerza para llevar un papel tan grande.

Por lo demás la peli está bien, sobre todo porque explota elementos similares a los de Harry Potter en cuanto a efectos especiales y fotografía. Es una historia simple, sencilla, con poco atractivo más allá del vampirismo. Y sin embargo atrapa y dan ganas de ver más.


¿Qué fórmula seguirán en Hollywood para dejarnos con ganas de más tratándose de cosas tan simples? ¿O será que saben despertar hormonas y eso ya es suficiente?


27 mar. 2009

Confessions of a Shopaholic: Cómo intentar plagiar The Devil wears Prada y morir en el intento


Me he llevado la desilusión de mi vida con esta película. Desde el trailer sabía que sería una versión pobre de The Devil Wears Prada, pero jamás pensé que sería tan mala.

Debo reconocer que no leí el libro, pero estoy segura de que es mucho mejor que la película. Para empezar, el guión es muy poco atractivo y la historia carece de hilo conductor. No tiene coherencia el que la chica sea una periodista que sueña con trabajar en una revista de moda y que sea tan poco inteligente. No concuerda la forma en la que escribe con la forma en la que habla y piensa...

No creo que Isla Fisher sea una mala actriz, de hecho me ha caído simpática. De por sí hay cosas muy atractivas en el film, por ejemplo los manequíes que hablan y se mueven, que son bastante creativos y simpáticos.

Lo que sí deja mucho que desear es la ropa. Tratándose de una compradora compulsiva, Beckie tiene mal gusto al vestir salvo en contadas escenas...

Realmente me quedé con una sensación de vacío cuando acabó la película, con la idea de que seguro se pudo haber hecho mucho más con la misma historia. Creo que tonterías como el viaje a Miami son escenas que no aportan nada a la historia y quitan minutos podían haberse usado para algo mejor. La verdad me siento desilusionada.

Y aquí van algunos fotogramas, sólo para que se hagan la idea de lo que verán si deciden perder una hora y media de vida con Confessions of a Shopaholic.

24 mar. 2009

Los Abrazos Rotos: ¿clásico atemporal o película relleno?


Al mirar Los Abrazos Rotos uno que ha visto el cine de Almodóvar se da cuenta de que cuando la escribió le dolía la cabeza. Esta peli es el producto de las migrañas y la fotofobia, de la frustración por no poder lograr acabar el guión de La piel que habito (aunque revisando la historia del director me animo a decir que eso ya es normal, Mujeres al borde de un ataque de nervios nace por la frustración de no poder hacer Tacones Lejanos, película que en su idea original era lo que hoy es Volver. Un poco rebuscado, pero es así...). Es un guión sencillo en extremo, con muy poca de la chispa que lo caracteriza. Por eso uno se da cuenta de que no estaba de muy buen humor.

La otra sorpresa es que el protagonista sea un hombre (Lluís Homar). Y no es un hombre típico. Es un ciego. No tiene más trauma que haber quedado ciego en un accidente de tráfico. Es un personaje sencillo, callado, sin ninguna oscuridad más que la que lo rodea. Los que sí tienen traumas, que tienen cosas que ocultar, son los demás personajes. Todos salvo uno, Diego (Tamar Novas), que es una especie de Lazarillo.

Lena (Penélope Cruz) es un papel que ni siquiera me animo a decir que es principal. Sí, aparece casi toda la peli, pero su papel es casi una excusa para la historia. Como Lena Penny está bien, pero no me arriesgo ni me la juego siquiera por nominación al Oscar. Que me perdonen mis dos adorados, pero si esta vez lo gana no se lo merece. Judith (Blanca Portillo) es un personaje exacto, interpretado con la perfección que caracteriza a esta actriz. Blanca está genial, y su personaje es ¡tan sencillo y tan bonito! Pero para mí el que se lleva todos los aplausos es Rubén Ochandiano, Ray X para los amigos. ¡Está genial! No digo ni por qué, porque no quiero contar toda la peli.

Por lo demás, el uso de la cámara es magistral. Mirando y analizando, me animo a arriesgar que esta misma peli podría haber sido contada en blanco y negro, y quizá ambientada en los años 30 o 40. Es tan clásica, tan pensada, que da placer mirar las cosas que nos muestra la cámara. Y eso nos ayuda a engancharnos durante dos horas que se pasan volando y nos dejan con ganas de más. Lástima que Pedro no hace secuelas...

Y ahora a mirarla el que no la haya visto; pero a mirarla sin preconcepciones, olvidando todo cuanto se haya leído. La magia de la película reside en verla como se ve a un clásico. Casi como cuando Lena y Mateo Blanco miran Viaggio in Italia...


Destacados: La escena de la escalera, la aparición de Chus Lampreave, Kiti Manver y Rossy de Palma, la fotografía.

12 mar. 2009

Una joven reina

Emily Blunt es una chica interesante. Además de que la encuentro super bonita y adoro su perfecto acento inglés, hay algo en ella que hace que cuando aparece en pantalla la gente no la olvide fácilmente. Pero nunca pensé en Emily como una actriz principal.

Cuando ví Devil Wears Prada adoré su papel de asistente malhumorada y orgullosa, adoré lo bien que le sentaba el color rojo en el pelo, su acento (sí, amo el acento británico; más que nada porque no hay modo, por más que intento, de que pueda pronunciar las palabras de esa forma tan elegante)... Pero no creía que esa chica pudiera ser protagonista de nada. Creía que era una más de esas actrices condenadas a hacer el papel de mejor amiga, o en su defecto de villana. Y me demostró lo contrario.

El 6 de marzo fue estrenada en Estados Unidos The Young Victoria (espero que se estrene pronto en España), una película sobre los primeros años de reinado de Victoria en el Reino Unido, y su romance con su primo y marido Albert. ¿La protagonista? Emily Blunt. No sólo se trata de una película sobre uno de los personajes históricos que encuentro más fascinantes, sino que será la película que me demostrará si estaba en lo cierto o no sobre los dotes de actriz de Emily. Y es una prueba más que suficiente, ya que si Martin Scorsese (productor del film) creyó en el producto final hay muchas chances de que sea un éxito.


Trailer:



Curiosidades sobre la Reina Victoria:

1. Victoria tuvo nueve hijos, cuarenta nietos, y treinta y siete bisnietos.
2. Se suponía que sería imparcial, pero sus ideas políticas eran conservadoras.
3. Uno de los autores más importantes de la era victoriana era George Eliot (cuyo verdadero nombre era Mary Ann Evans).
4. Fue una de las primeras en usar el cloroformo como anestésico para el parto.
5. Durante el reinado de Victoria se cultivó el estudio de las ciencias y se publicó El Origen de las Especies, de Charles Darwin.
6. Fue durante su reinado que Jack el Destripador realizó sus crímenes.
7. La educación Básica Estatal se volvió gratuita para cada niño menor a los 10 años gracias a ella.
8. Las bandas de brass y "El Bandstand" se hicieron populares en esta época.
9. Durante su reinado se crearon los personajes de Sherlock Holmes, Drácula, Edward Hyde y el Hombre Invisible.
10. Fue la monarca con la vida más larga, superando a su padre el Rey George III, viviendo la cantidad de 81 años y 243 días.
11. Uno de sus libros favoritos era Dr. Jekyll y Mr Hyde.
12. La reina sentía una admiración muy grande por la bebida de moda del siglo XIX: el Vin Mariani, una bebida con base de cocaína que luego inspiró la Coca-Cola.
13. Murió en los brazos de su primer nieto, el Emperador alemán William II.
14. Sobrevivió a once de sus cuarenta y dos nietos.
15. Cada día durante cuarenta años luego de la muerte de Albert, la reina ordenaba que se colocara ropa limpia en la cama de la suite de Albert en el castillo de Windsor.
16. Edward Bulwer-Lytton es el peor escritor de su era, y sin embargo es responsable de la famosa frase: "era una noche oscura y tormentosa".